¿Cómo recuperar la pasion de mi pareja?

Realizada por marina. 08 Agosto 2012 13 respuestas

Hola,
soy Marina. Cuando me casé tenía 30 años y mi esposo 38. Hemos hecho ya 2 años y medio de casados. Tuvimos un noviazgo muy corto. Él vivía en un país distinto del mío, viajé por vacaciones a visitar a su familia y nos conocimos. Nos hicimos novios una semana antes de irse, en la cual sólo nos besamos, nos hicimos arrumacos y paseamos, pero no tuvimos intimidad. Luego, él viajó a su país de nuevo y mantuvimos una relación a distancia por 7 meses. Sin embargo, 3 meses después de conocernos, yo pedí vacaciones y viajé a su país: me quedé 20 días aproximadamente. Allí sí ya tuvimos intimidad muy frecuente, casi a diario. Luego, regresé a mi país y seguimos la relación a distancia por teléfono: nos llamabamos todos los días y hablábamos de 3 a 4 horas diarias. Fue entonces cuando me pidió en matrimonio.

Así que, cuando cumplimos los 7 meses de noviazgo, él viajó a mi país y nos casamos. Renuncié a mi trabajo, dejé a mi familia y me vine con él a su pais. Y, desde la luna de miel, en la que tomamos un crucero, la frecuencia de las relaciones ha ido disminuyendo, de 4 a 3 veces por semana los primeros días; y de 4 o 5 meses después de casada. Luego se redujo sólo a los domingos hasta la fecha. Es cierto que, él, en efecto, tuvo que trabajar horas extras porque yo no he conseguido trabajo, y dice que llega cansado. Yo lo buscaba por las noches y me decía que no; en los fines de semana, me decía que no era el momento; sólo quiere los domingos por la mañana cuando amanece. No le gustan los preliminares y me pide que haga yo la mayor parte del esfuerzo.

Aunque ha hecho el intento por mejorar, al ver que empezaba la apatía, empecé a utilizar ropa interior más sexy, intenté con bailes eroticos, cenas románticas, detalles especiales; y, en algunas ocasiones, tuvimos sexo. Como estaba preocupada, comencé a hablar con él haciéndole entender mi preocupación: somos una pareja joven y no es normal que sólo tengamos relaciones una vez por semana.

Él, en realidad, me demuestra que me quiere, que se preocupa por mí, está pendienre siempre de mis cosas, de cómo me siento (soy diabética tipo 1). En las conversaciones que tenemos casi semanalmente, él me dice que sí, que tengo razón, que él no entiende su apatía, pero que él me ama y me quiere y no me quiere perder. Yo le quiero mucho también. Dejé todo allá porque me enamoré de él y me vine; y me duele mucho que no me busque, que no tengamos momentos de erotismo.

En realidad, creo que sí nos amamos y debe haber alguna solución. Por eso he luchado tanto. No quiero perderlel ni divorciarme, pero tampoco quiero dejar de ser y sentirme mujer. Me considero una chica a la que le gusta disfrutar del sexo y, con mis relaciones anteriores, teníamos una sexualidad muy activa: me gusta variar y no caer en la rutina. Pero él es muy rutinario. Una vez fui a un psicólogo y me dijo que tenía 3 alternativas:
1) que aceptara su apatía, que hay frecuencias diferentes, que a lo mejor la de él es 1 vez a la semana y que la mía era más alta y que me masturbara.
2) que me buscara un amante.
3) que me divorciara.

Me gustaría saber si no hay otra alternativa. Esto me tiene muy deprimida: estoy en un circulo vicioso. Me deprimo, intento saciarlo con la comida, que me engorda (He aumentado 25 quilos progresivamente desde que me case), me sube la glucemia y, vuelta a empezar. Los estados de ánimo en los que quedo semanalmente luego de las charlas sobre el tema son muy malos: he empezado a tener complicaciones con la diabetes (retinopatía, que no tenía antes). Me siento atrapada. Hasta he llegado a decirle que me voy a buscar un amante (a ver si reacciona): él me dice que si me encuentra con otro hombre le daría asco y me dejaría. No quiero morir como mujer, le digo, y que le quiero, pero que quiero sentirme deseada, que me busque, que quiera hacer el amor conmigo.

Cuando discutimos, al día siguiente me busca para hacer el amor y luego lo saca como bandera: "Ves como sí te amo y te deseo", me dice. Pero luego pasa una semana y vuelve a ocurrir lo mismo. Eso sí, para el fútbol siempre tiene tiempo, no lo deja por nada del mundo; como tampoco sus juegos de la Wii. Yo le digo que me gustaría que el sientiese la cuarta parte de la pasión que siente por el fútbol y él me responde que eso es una distraccion y que yo no lo soy; que como me voy a comparar con eso. En realidad, yo sé que me quiere como persona pero no como mujer. Se lo he dicho y me dice que no es cierto. ¿Qué puedo hacer? Paso momentos muy felices con él pero nuestra intimidad es nula.

Gracias.

Respuestas de psicólogos y usuarios de MundoPsicologos.com

  • Mejor respuesta

    (6) Hola Marina,
    Parece que vuestro noviazgo fue corto y pasional, y con esa pasión llegásteis también al matrimonio. Sin embargo, al establecerse éste, las cosas empezaron a cambiar, como suele ocurrir cuando la relación evoluciona. Vuestra crisis de pareja se ha centrado en el sexo, en otras parejas, el motivo de los problemas puede ser otro. Veo también que al principio intentaste cosas muy positivas para reavivar la pasión: los detalles, la ropa interior sexy, los bailes eróticos, etc. Sin embargo, lo que ahora parece tener mejor resultado son las discusiones, tras las cuales hacéis el amor.

    Por lo que describes, tu necesidad de ser deseada se ha convertido en un elemento de presión sobre él, lo que es contraproducente, ya que hacer el amor debe ser algo espontáneo. Tu nivel de deseo estaba por encima del de él, y ahí empezó el problema. Tu manera de intentar recuperar la pasión fue muy positiva al principio, pero el modo que tienes de solicitarlo ahora (amenazando con divorciarte o con echarte un amante) no es nada beneficioso ni para la relación ni para conseguir tu objetivo de sentirte deseada. Entiendo que has llegado a este punto por la desesperación, y para nada te culpo de ello. Sólo señalarte que éste no es el camino.
    Creo que el psicólogo al que acudiste no te asesoró correctamente. Había más opciones que las tres que él te ofreció: también está la opción de la terapia de pareja, pues puede que la falta de pasión reflejara un problema en la relación más profundo del que ni siquiera ambos érais conscientes y que era necesario solventar para recuperar la pasión.

    En este momento, la terapia de pareja es algo totalmente necesario si queréis recuperar un buen funcionamiento de pareja, ya que vuestra relación ha quedado muy dañada por las amenazas y las discusiones. Parece que el sexo se ha convertido en un arma con el que dañaros mutuamente y necesitáis ayuda profesional para salir de esa dinámica. Mi recomendación es, por lo tanto, que pidas ayuda a un profesional en terapia de pareja.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Mª Dolores Alarcón - Psicóloga Clínica Murcia. 09 Agosto 2012
  • (2) Hola Marina,

    Te cuento que leer tus cartas es como leer las mías...Me pasa exactamente lo que dices...y estoy en el mismo dilema...ya no sé qué hacer y las respuestas que leo no me encantan...pues pareciera que el problema es nuestro y no lo creo...si pudiste solucionarlo avísame...a ver qué puedo hacer, porque para mí es fundamental el sexo en la relación.

    Saludos.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Anónimo. 13 Noviembre 2012
  • Hola Marina,

    He leído las dos cartas que enviaste, y varias de las respuestas de los colegas profesionales. Estoy de acuerdo con lo que te dicen, en general.

    En concreto en tu segunda carta, de Septiembre, donde te dio aquella crisis de ansiedad y demás, me hace pensar varias cosas:
    Es cierto que has entrado en un círculo, cuanto más persigas a tu marido, más se alejará él. Y creo que has desconectado el resto de tu vida, tus actividades y sobre todo, tus intereses.

    Piensa que si tú vas hacia un trabajo, o un actividad interesante para ti, eso te hará más deseable para tu marido.
    Y la vida te ofrecerá más momentos de enriquecimiento y gratificación. Eso hará que descargues un poco tu corazón y tu pensamiento... El sexo es una base, muy importante, pero es un símbolo de la energía de toda tu persona, por decirlo así. Mi consejo es que procures alimentar todo tu ser, y eso dará frutos en tu relación de pareja.

    Seguramente una psicóloga o un psicólogo pueden ayudarte en este proceso.

    Mucho ánimo Marina.

    Sara Blasco Psicóloga Clínica y Psicoanalista

    ...Leer respuesta completa Contestada por Sara Blasco Perujo. 06 Noviembre 2012
  • (1) Hola a todos,
    estuve conversando con mi esposo de todo esto. Él no sabía que yo había entrado y realizado esta consulta. Sin embargo, le comenté y leí con él las respuestas. En efecto, todas las respuestas leídas tienen algo de razón, unas más que otras. La explicación de la Dra. Mª Dolores es con la que tuvimos más afinidad. Aún así, él me volvió a comerntar que intentemos resolver las cosas por nuestra cuenta, que yo no lo entiendo: que él está cansado y estresado. Pero, ¿hasta cuándo voy a esperar? Él me dice que si lo amo debo esperar, pero ya van 3 años de casados. En realidad, le amo mucho pero cada vez me encuentro más deprimida.

    El sábado pasado, me colapsé y me fui de casa: salí de madrugada, a las 4:30. No tenía teléfonos de taxis ni nada, así que estuve dando vueltas. Volví al final a casa. Ese día me puse muy mal, casi me tuve que ir al médico: lloré muchísimo. Él dice que no entiende porque me pongo así sí él me quiere y quiere estar conmigo. Lo que pasó esa vez es que llegamos al sábado y salimos a cenar con una pareja que recién conocíamos y, cuando llegamos a casa, en efecto era tarde pero yo quise buscarle: lo besé y no me correspondió y en lo que apoyé la cabeza en su hombro empezó a roncar. Me fui entonces a la terraza de mi casa donde lloré durante unas horas y sentí el impulso de irme. Ya no soporto su rechazo. Me dijo que no me rechazaba, sólo que estaba muy cansado y que se quedó dormido. Ese sábado cumplíamos dos semanas en las que no habíamos hecho nada de nada.

    El domingo me recuperé pero llevé los ojos aún hinchados hasta el lunes. El martes pensé que en la noche me buscaría para estar juntos, y nada. Salí de la cama y me fui al sofá. Me siento muy mal compartiendo una cama con un hombre que no me desea, y empecé a sentirme mal y el corazón a latir con mucha fuerza: me dio mucha taquicardia, así que lo busqué y le dije que me llevara al médico. Me dijo que no, que lo que tenía era sólo un ataque de ansiedad. Al final, me calmé y dormimos.

    Pasó toda la semana y al sábado siguiente me buscó al despertarnos. Estuvimos juntos pero sentí que lo hacía por obligación.
    El domingo intenté hacerlo de nuevo muy intensamente pero no hubo manera de que culminara. Estamos a viernes ya. El miércoles un amigo de él dijo para que salieramos los tres a cenar cerca de la playa y fuimos. Ayer vino su prima a la casa con la excusa de que le cuidara a su hijo para ir a la peluquería y cenamos aquí. Estas dos situaciones nunca pasan. Siempre estamos solos durante la semana. Y, en fin, los días pasan y la situación no mejora. Asombrosamente, siempre hay una buena excusa para no hacerlo y hacerme sentir que no lo comprendo y que lo que hago es buscar problemas.

    Hoy me volví a meter en internet que fue por donde los encontré a ustedes. Es increíble la cantidad de mujeres que narran la misma situación: claro, cada una con sus variantes, pero en esencia es lo mismo. Al leerlas, cuando veo que llevan poco tiempo de relación, de 5 a 7 meses, me dan ganas de decirles que lo dejen antes de sufrir este infierno en el que me encuentro. Todas los aman, aprecian muchas de sus cualidades como personas, pero se sienten infelices porque no son correspondidas a nivel pasional.

    Mi pregunta es: ¿Ustedes que tienen experiencia es esta área, si no se realiza ninguna terapia, las parejas logran resolver sus problemas o terminan separándose? En realidad, una de las cosas que leí es que "Esposo es antónimo de Orgasmo", que el matrimonio es estabilidad y debe abandonar la pasión. ¿Qué necesito para sentir como corre la sangre por mis venas? ¿Qué puede ser más divino que sentir que esa persona que tanto amas, además te desea?

    Le he dicho que estoy aquí, a su lado, y que no me he ido porque tengo la esperanza de que un día llegue por esa puerta con ganas de abrazarme, besarme y hacerme el amor. Pero que mi frustración es que nunca pasa. Siempre me hace sentir mal cuando se lo digo, incluso a veces me llama ninfómana.

    Por favor, ayúdenme. En realidad le amo muchísimo y no quiero dejarle. ¿En qué porcentaje estas situaciones se arreglan? Mil gracias!

    ...Leer respuesta completa Contestada por DANIELA KLEIN. 14 Septiembre 2012
  • (2) Hola Marina,
    Creo que os iría muy bien acudir a terapia de pareja. Pienso que ésta sería muy buena opción, dado que ambos parece que os queréis y que estáis dispuestos a luchar por la relación. Además, dices que fuiste a un psicólogo, pero, en mi opinión, el tema que te ocupa es, sobre todo, relacional, y no tanto individual. De modo que la relación es importante tratarla con los dos, con la pareja. No se trata que tú sola tomes decisiones o, por lo menos, no sin intentar antes mejorar las cosas haciendo esfuerzos entre los dos.

    Un saludo y ánimo,
    Arbor Psicologia Barcelona

    ...Leer respuesta completa Contestada por Arbor-Psicologia Barcelona. 13 Agosto 2012
  • (3) Después de tu extensa consulta, lo mejor sería que acudas a terapia de pareja. En tu caso, será muy útil que hables de todo ello en sesión. Los problemas sexuales tienen mucha relación con lo psíquico. Un psicoanalista te puede ayudar eficazmente a resolver este problema que te aqueja.
    Un saludo,

    ...Leer respuesta completa Contestada por Paola Duchên Psicoanalista Y Psicóloga Clínica. 13 Agosto 2012
  • (3) Hola de nuevo,
    Después de escuchar las contestaciones de los compañeros me gustaría resaltarte algo. Hasta que él no considere que tenéis un problema, y por lo que cuentas él no siente que lo tengáis, es muy difícil que acceda a realizar una terapia de pareja. Quizá acuda pensando que el problema es tuyo y que él sólo va a ayudarte a ti y eso poco aportará si no se considera parte implicada en la terapia o si no piensa que él también debe cambiar su actitud hacia ti. Ahí estaría la clave de optar o no por terapia de pareja.

    Por otro lado todo lo que has hecho, haya resultado bien o mal, ha sido un intento de mejorar vuestra relación, no te sientas culpable o pienses, por lo que te puedan decir, de que estás utilizando el sexo como arma porque existen otros problemas, no tiene porqué haber más que lo que tú estás viendo ocultos detrás de esta situación. Piensa solamente que se te han acabado las opciones conocidas para obtener la atencion que necesitas y que a lo mejor tienes que volver a plantearte tu relación de pareja y si este hombre te interesa aún.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Tú Eres Protagonista - Psicólogía De La Vida Diaria. 13 Agosto 2012
  • En mi opinión, una terapia de pareja sería lo más recomendable en este caso.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Gabinete Psicología Andalucía. 09 Agosto 2012
  • (3) Hola Marina,
    Por la historia que nos cuentas, observamos que acutalmente te hallas en un círculos vicioso, que lo que hace es fomentar el problema y que no le veas salida. Si bien vuestro noviazgo fue breve e intenso, el matrimonio y la convivencia ha cambiado por completo con esa intensidad inicial de vuestra relación. Vuestros estilos de vida cambiaron al inciar una vida conjunta. Él ha tenido que trabajar más, tú has tenido que adaptarte a un país nuevo, a unas nuevas costumbre y ambos os habéis tenido que adaptar a una vida conjunta. Este proceso de adaptación, conlleva un proceso de negociación de las necesidades personales de ambos y la búsqueda de la manera en la que podeis atenderlas.

    Al principio, usaste unas estrategias muy positivas para intentar fomentar la frecuencia de vuestras relaciones sexuales, pero lo que no sabemos es si estas estrategias eran lo que él necesitaba para tener más deseo. Poco a poco, al recibir una negativa por parte de él, has empezado a entrar en la rueda de la queja y la exigencia a partir de la frustración por no recibir lo que necesitas. Y en consecuencia, sacias tu frustración y la pérdida de una parte importante de la relación para ti, con la comida, algo que a la larga puede traducirse en complicaciones más severas.

    Por ello, creemos que más allá de las tres opciones que te dijo el psicólogo al que consultaste existen otras alternativas para resolver vuestra situación. Nosotros, te recomendamos que acudáis a un sexólogo o terapeuta de pareja, quien os ayudará a entender la situación en la que os encontráis, a definir las necesidades de cada uno, y qué podéis hacer cada uno para ayudar a la pareja a salir de la situación en la que se halla.
    Muchos ánimos. Recibe un cordial saludo.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Centre ITAE. 09 Agosto 2012
  • Hola Marina,
    fundamental que visitéis a un/a sexólogo/a para que os ayude a entender que está pasando y el sexo no se convierta en un arma arrojadiza que acabe por deteriorar vuestra relación.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Volmae. 09 Agosto 2012
  • (6) Hola Marina,
    Parece que vuestro noviazgo fue corto y pasional, y con esa pasión llegásteis también al matrimonio. Sin embargo, al establecerse éste, las cosas empezaron a cambiar, como suele ocurrir cuando la relación evoluciona. Vuestra crisis de pareja se ha centrado en el sexo, en otras parejas, el motivo de los problemas puede ser otro. Veo también que al principio intentaste cosas muy positivas para reavivar la pasión: los detalles, la ropa interior sexy, los bailes eróticos, etc. Sin embargo, lo que ahora parece tener mejor resultado son las discusiones, tras las cuales hacéis el amor.

    Por lo que describes, tu necesidad de ser deseada se ha convertido en un elemento de presión sobre él, lo que es contraproducente, ya que hacer el amor debe ser algo espontáneo. Tu nivel de deseo estaba por encima del de él, y ahí empezó el problema. Tu manera de intentar recuperar la pasión fue muy positiva al principio, pero el modo que tienes de solicitarlo ahora (amenazando con divorciarte o con echarte un amante) no es nada beneficioso ni para la relación ni para conseguir tu objetivo de sentirte deseada. Entiendo que has llegado a este punto por la desesperación, y para nada te culpo de ello. Sólo señalarte que éste no es el camino.
    Creo que el psicólogo al que acudiste no te asesoró correctamente. Había más opciones que las tres que él te ofreció: también está la opción de la terapia de pareja, pues puede que la falta de pasión reflejara un problema en la relación más profundo del que ni siquiera ambos érais conscientes y que era necesario solventar para recuperar la pasión.

    En este momento, la terapia de pareja es algo totalmente necesario si queréis recuperar un buen funcionamiento de pareja, ya que vuestra relación ha quedado muy dañada por las amenazas y las discusiones. Parece que el sexo se ha convertido en un arma con el que dañaros mutuamente y necesitáis ayuda profesional para salir de esa dinámica. Mi recomendación es, por lo tanto, que pidas ayuda a un profesional en terapia de pareja.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Mª Dolores Alarcón - Psicóloga Clínica Murcia. 09 Agosto 2012
  • (3) Por lo que tú cuentas, habría que escucharle a él íntimamente para conocer su versión de los hechos. Has hecho muchas cosas correctas: hablar con él o visitar a un profesional. Por otra parte, el ritmo de las relaciones de pareja con el tiempo es normal que se reduzca y en algunos casos pueden ser incluso menos frecuentes de lo que tú comentas, pero cada pareja marca su ritmo y para eso es necesario respeto y negociación.

    Sin embargo hay otras cosas que has podido hacer, como engordar 25 kilos y dejar de tener una vida activa y estimulante, profesional, reprocharle sus aficiones y competir con el futbol para llamar su atención, entre otras cosas, que pueden ser contraproducentes, además de que significa que el nivel de cansancio que tienes tú no es ni la décima parte que el que puede tener tu pareja trabajando en jornadas más allá de lo habitual.

    Por otra parte él parece que deriva la conversación al área sentimental, que te quiere, que te ama, pero sexualmente no está dispuesto a cambiar de manera permanente ni a enfrentar el problema que, probablemente él no ve.

    Pues efectivamente, como te dijo el profesional que visitaste, tus opciones se reducen a que tú tomes una decisión por ti misma porque no cuentas con su colaboración, verdad? es tu decisión. Quízá exista otra opción y es que busques actividades que ocupen tu tiempo y llenen tu vida aparte de la relación con tu marido, que seas más autónoma y tengas mas actividades.

    Imagino que no esperas que un psicólogo te diga cómo cambiar el comportamiento de tu pareja o te de un truco de seducción porque nuestra profesión no es la de chamanes de pareja o hechiceros del amor. Para eso puedes acudir a otros "profesionales". Para aclarar las salidas que tienes en tu caso y las posibles alternativas, aunque no te gusten, ya las conoces.

    Gracias por tu consulta.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Tú Eres Protagonista - Psicólogía De La Vida Diaria. 09 Agosto 2012
  • Todos los consejos recibidos hasta el momento tienen su parte de razón, como bien sabes. Fundamentalmente debería preocuparte más la calidad de la relación que la cantidad y en eso si que puedes pedirle que se esfuerce más. En cuanto a lo de buscar un amante o separaros, es algo que está fuera de lugar si la relación funciona en otros aspectos, ya que el sexo, aunque placentero, no es estrictamente necesario para la supervivencia de la relación. Lo que debes es ser capaz de separar de tu conciencia la idea de tu Yo como persona y de tu Yo como mujer, ya que ambos son el mismo Yo.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Psicólogo, David Carro García. 09 Agosto 2012
  • (1) Te diré que los hombres perdemos, en parte, a partir de cierta edad esa impulsividad juvenil. Te diría también que intentes probar con tratamientos naturales para animar el ánimo. Y, por último, lo mejor sería una visita al sexólogo para ver cuál es el problema subyacente que causa esa apatía y de qué manera se puede solucionar. Soluciones siempre tienes.

    ...Leer respuesta completa Contestada por Psicologia Granollers - Jaume Guinot Zamorano. 09 Agosto 2012