MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

3 técnicas para dejar de fumar

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Dejar de fumar no es fácil, de hecho, puede convertirse en una verdadera pesadilla, pero con fuerza de voluntad y muchas ganas puedes lograrlo y conseguir que no te afecte de forma negativa.

16 jul 2015 · Lectura: min.
3 técnicas para dejar de fumar

Dejar de fumar no es fácil, de hecho, puede convertirse en una verdadera pesadilla, pero con fuerza de voluntad y muchas ganas puedes lograrlo y conseguir que no te afecte de forma negativa. Tienes que tomártelo en serio y hacerlo desde el mismo momento en el que lo decidas, nada de "el lunes que viene dejo de fumar". ¿Por qué esperar al lunes? ¿Para qué contaminarte unos días más si puedes empezar a sentirte más sano desde ya mismo?

Las primeras dos semanas son las más fáciles, te sientes eufórico porque lo llevas muy bien y hasta presumes con frases como "pues a mí no me está costando nada dejar de fumar". No te emociones ya que eso es así porque tienes tanta nicotina en tu cuerpo que dispones de reservas. Deja que pasen un par de semanas más y realmente te darás cuenta de que la ansiedad acaba por llegar.

Lo mejor es que optes por alguna técnica desde el principio, así no te dará un tremendo bajón después de la euforia inicial. La psicología juega un papel muy importante a la hora de dejar cualquier adicción, así que no pierdas detalle de las maneras más eficaces de hacerlo y verás que logras tu objetivo.

Hipnosis

Es una de las técnicas más conocidas y, aunque seas de las personas que no creen mucho en esto de que "te duerman despierto", merece la pena probar. Las ganas de nicotina se eliminan a través de sugestiones hipnóticas en las que se acentúan los aspectos negativos que tiene el tabaco. Pueden ser sesiones individuales o en grupo. No se ha demostrado que tenga una gran eficacia, pero sí la tiene si la combinas con otras técnicas.

Programas psicológicos

Se basan en estrategias para el control del estrés, algo indispensable para lograr el objetivo. Se va reduciendo gradualmente la ingestión de nicotina y alquitrán, por lo que no dejas de fumar de golpe sino que poco a poco y siempre de forma controlada. Pueden ser terapias individuales o en grupo y, es quizás la mejor opción para afrontar este vicio con garantías, tanto a nivel físico como psicológico. Según varios estudios, su eficacia es del 50% después de un tratamiento de 12 meses.

Acupuntura

El tratamiento te ayuda a reducir la ansiedad y ganas de tabaco gracias a que actúa sobre el sistema nervioso, y te empieza a producir tanta indiferencia que llegarás a eliminar por completo el deseo de fumar. El número de sesiones que necesitas variará en función del nivel de adicción que tengas, y lo bueno es que no hace falta que le dediques mucho tiempo a cada una, con 20 minutitos es suficiente.

acupuncture-364613-640.jpg

Elijas el método que elijas para dejar de fumar, tienes que ser constante y tener fuerza de voluntad, por mucha ansiedad que te dé ya que, con un simple cigarrito que te fumes, ya tendrás que volver a empezar.

Habla con tu médico de cabecera para que te explique cuál es la mejor opción para tu caso, puesto que quizás tus circunstancias personales no te permiten usar un método en concreto.

¡Suerte!

psicólogos
Escrito por

Marian Otero

Deja tu comentario
Comentarios 1
  • Chico Alphα

    Con la Programación Neurolingüística hoy en día una adicción a la nicotina la quitas en 15 minutos.