5 consejos express para afrontar el inicio escolar

Des de Psico2 queremos daros algunos consejos para este inicio escolar. Esperamos que os sean de utilidad.

21 SEP 2015 · Lectura: min.
5 consejos express para afrontar el inicio escolar

¡Hoy ha comenzado la escuela para la mayoría de niños y niñas! Más allá de la alegría contenida de los padres, las largas vacaciones escolares ya se acaban y la rutina, siempre tan necesaria para los niños y niñas, vuelve.

La escuela es uno de los sitios más importantes para el niño, ya que es donde pasa la mayoría de las horas del día, donde se desarrollará, donde establecerá relaciones con sus iguales, y donde se le proporcionarán muchos aprendizajes.

Para los alumnos que empiezan por primera vez la escuela, hoy es un día aún más especial, ya que para algunos supone la primera separación física y afectiva de su entorno familiar. Para los niños que han ido a una guardería, la escuela significa entrar en una comunidad nueva, más numerosa y complejo donde desarrollarse. En ambos casos, sin embargo, encontrarán en un nuevo entorno, nuevos adultos, nuevos compañeros, nuevas normas.

Las criaturas pueden vivir como una sensación de abandono. Por eso lloran y se enfadan, hasta que descubren, poco a poco, que la madre o el padre vuelve a buscarlos cada día... Pero esto es un proceso y, como tal, requiere tiempo. ¡Tiempo y paciencia!

Y eso es lo que llamamos período de adaptación, que en función del niño durará unos días o semanas. Hay que tener en cuenta que para ellos es una rotura de las cosas que ya conocen, de sus referencias afectivas, de donde se sienten protegidos.

Pero no sólo es un día diferente para los niños y niñas, sino que también lo es por sus padres y familiares. Todos y los sentimientos contradictorios que pueden existir y que son parte de un proceso normal de separación (la alegría porque se hacen grandes y para saber que están en un lugar donde aprenderán y tendrán muchas experiencias enriquecedoras, a la vez de un sentimiento de culpa por abandonarlos con personas desconocidas), hay que afrontar esta separación con alegría y tranquilidad.

Cada niño tiene su ritmo de adaptación, pero la familia puede ayudar a facilitarlo. Aunque no siempre nos podremos ahorrar llantos, las rabietas, etc., sí que hay unas pautas a seguir que pueden facilitar esta tan esperada adaptación a la escuela:

1. Prepare su hijo o hija sobre dónde irán y qué harán. Siempre con una actitud positiva, explicándole que jugará mucho, que habrá un / a maestro / a que lo cuidará mucho, etc.

2. Los mañanas, en casa, como más tranquilos sean mejor, para poder atender sus inquietudes y transmitirles tranquilidad.

3. Al llegar a la clase, tiene que mostrar seguros y confiados. Hablar con la maestra puede ayudarle a estar más relajados.

4. La despedida debe ser tierno, procurando no alargarlo. Recuerde-le que vendréis a buscar, desea darle un buen día y hazle una despedida con abrazo y besos. En este momento la seguridad y la confianza es clave para no transmitirle al niño sentimientos de miedos. Si llora o hace una rabieta, lo debe entender como algo normal, pero no desfallezcáis, si os quedáis, entenderá que con el llanto le retendrá y esto dificultará su adaptación (podéis estar tranquilos, generalmente el llanto desaparece al cabo de un rato de su marcha, ya que descubrirán las muchas sorpresas que tienen en el aula).

5. Cuando la vaya a buscar, el reencuentro debe ser también muy tierno. A veces pueden ponerse a llorar por demostrarnos que siguen enojados por haberlos dejado en la escuela. Intente no hacerle demasiado caso a este hecho y pregúntales a ellos por las cosas buenas que han pasado durante el día.

¡Mucha suerte y que tenga un buen inicio de curso!

Equipo de Psico2 Psicología y psicopedagogía

Escrito por

Psico2. Georgina Barceló i Alba Sabaté

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil