Acceso centros Añade tu centro gratis

5 consejos para recargar las pilas

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El verano es la estación perfecta para cambiar nuestra rutina y recargar las pilas. ¿Quieres saber cómo podemos conseguirlo?

20 JUN 2017 · Lectura: min.
5 consejos para recargar las pilas

Con el inicio del verano cambiamos muchos de los hábitos que nos acompañan el resto del año. El buen tiempo y las vacaciones invitan a pasar más tiempo en la calle en compañía de amigos y seres queridos.

Pasear, practicar deporte al aire libre, ir a la playa… nuestra rutina se ve alterada con la llegada del estío. Es el momento perfecto para recargar las pilas. ¿Cómo? He aquí una serie de consejos para recargar las pilas este verano.

Dedica tiempo a la meditación

Durante todo el año, las prisas reducen el tiempo que podemos dedicar a meditar sobre nosotros mismos, lo que nos rodea, nuestro fin en la vida. Disponer de mayor tiempo favorece que podamos reflexionar sobre cuestiones que nos intrigan y a las que no podemos prestar mucha atención. Pensar en las cosas que nos agradan, qué queremos conseguir en la vida, cuáles son nuestros objetivos vitales, qué podemos mejorar de nosotros mismos… nos ayudarán a comprendernos mejor, a plantear el rumbo que queremos tomar y a discurrir sobre nuestras aspiraciones tanto a nivel individual como en el conjunto de la sociedad.

Disfruta del tiempo libre

Las vacaciones son el entorno perfecto para explorar nuestras sensaciones, pero también para disfrutar con aquello que nos gusta. Bailar, montar a caballo, saltar, reír, cantar… ¡hasta jugar! Todo ello nos ayudará a liberar endorfinas y a sentirnos felices. ¿Qué mejor momento para desconectar y sacar nuestra faceta más infantil que este?

Ante todo, relax

Por supuesto, tenemos que aprovechar el tiempo libre para el ocio, pero también es importante que nos obliguemos a relajarnos tanto física como emocionalmente. Hay que aprender también a no hacer nada, y a disfrutar no haciendo nada. Es recomendable que diariamente tratemos de dedicar un tiempo a no pensar en nada, a estar tumbados o sentados sin prestar atención a lo que nos rodea. Para ayudarnos, hay que concentrarse en la respiración, que debe ser pausada, y dejar los pensamientos en segundo plano. Esta es una rutina que nos transmitirá paz y alejará el estrés que acumulamos el resto del año.

Deléitate con los pequeños detalles

Ya lo hemos comentado: las prisas nos impiden prestar atención a muchos momentos, a pequeños detalles que pasan y que no valoramos. Por ello, es recomendable que durante nuestras vacaciones nos fijemos en pequeñas cosas, como un sencillo paseo por la playa, una tranquila conversación con nuestra pareja, un momento de juego con los niños en la arena… pequeñas cosas que harán que nuestra vida sea más plena y completa.

Siente todo lo que te rodea

Ya sea en la playa, en la montaña o en la ciudad. Meditar y disfrutar de los placeres pequeños que nos da la vida nos permite conectar con todo lo que nos rodea. Respirar aire puro, mirar las puestas de sol o, simplemente, sentarte en una terraza para ver pasar a la gente. Sin carreras, sin prisas, disfrutando del tiempo libre que tenemos.

Con estos sencillos consejos podremos recargar las pilas y hacer frente a la rutina que nos espera con la vuelta al trabajo.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal