Acceso centros Añade tu centro gratis

50 Sombras de Grey: todo lo que siempre quisiste saber acerca del sadomasoquismo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Frente al enorme éxito de la trilogía de 50 sombras de Grey, entrevistamos a la sexóloga Francesca Romana para que nos explique cómo funciona dentro de la psicología la parafilia del sadomasoquismo.

13 FEB 2014 · Lectura: min.
50 Sombras de Grey: todo lo que siempre quisiste saber acerca del sadomasoquismo
El enorme éxito de la trilogía que comenzó con la famosa novela “Fifty Shades of Grey” de E.L. James nos ha hecho reflexionar sobre el fenómeno del BDSM y su relación psicológica con la orientación y deseos sexuales de hombres y mujeres. ¿Cuál es el límite entre el erotismo y la violencia?

Para no dar lugar a clichés o prejuicios, entrevistamos a la sexóloga Francesca Romana Tiberi, originaria de Roma, y profesional que trabaja actualmente en Brescia.

¿A qué crees que se debe el gran éxito de la trilogía de 50 sombras de Grey?

En mi opinión, esta novela no es más que una especie de Cenicienta a lo ‘hot’, ya que es obvio que el personaje principal, Anastasia, evoca los personajes de los cuentos de hadas: Anastasia era el nombre de la hermanastra de Cenicienta y el de la princesa rusa Anastasia Romanov. En otras palabras, esta historia de amor y erotismo permite a las mujeres de hoy día vivir el sueño de la historia de la Cenicienta y encajarla en la matiz de la fantasía erótica de las mujeres, la cual requiere una confabulación de la realidad: las mujeres necesitamos imaginar escenas, colores, olores… que nos hacen vivir la sexualidad de forma romántica. No es suficiente la visualición de una imagen.

Pero, ¿qué es lo que fascina a estas mujeres? ¿El erotismo en sí o el erotismo sadomasoquista?

A muchas mujeres les gusta de una cierta manera ser ‘guiadas’ en la sexualidad. El sádico, en este caso, no es un hombre cualquiera, ¡es un bombón! No es el vecino de la calle de al lado: es guapo, rico y fascinante. La fantasía de la mujer guiada, cogida con fuerza, resulta siempre muy excitante. Sin embargo, esto es un sadomasoquismo muy filtrado, muy "de novela".

¿Será que tal vez vivamos en una sociedad secretamente sádica o masoquista?

Vivimos en una sociedad orientada de forma muy clara hacia el rendimiento: lo que cuenta es el éxito y los resultados. Nuestra sociedad es muy poco empática, está muy poco orientada a la necesidad del otro. Además, este tipo de prácticas se ven de forma subliminal en muchas actividades cotidianas: en la publicidad se hace un uso frecuente de esta idea, sobre todo en los anuncios sobre zapatos de mujeres. Por ejemplo, cuando se utiliza la imagen de un tacón de aguja dominando claramente a un hombre.

1392054125_543553_1392054630_noticia_nor

Margot Robbie y Leonardo Di Caprio en la pelicula El lobo de Wall Street
¿Cuál es el perfil típico de una persona que practica sadomasoquismo?

Se trata, indistintamente, de hombres y mujeres. Tengo que decir que estas personas no suelen ir a terapia puesto que no creen que esta práctica se deba a un trastorno sexual, sino que es parte de su sexualidad. Ellos confiesan sus gustos en foros, se reúnen en páginas de Internet y existen muchos portales web específicos para ello. Son tantos los que lo practican...

Muchas veces me he encontrado con pacientes que pidieron cita al enterarse que sus parejas tenían fantasías sadomasoquistas. Otras veces vienen a terapia porque padecen algún trastorno sexual: anorgasmo, problemas de erección, problemas de lubricación, etc. y durante la terapia se descubre una tendencia a vivir la sexualidad de esta manera, pero no está conectada directamente con el trastorno sexológico por el cual acuden a mí.

La parafilia del sadomasoquismo se describe en el DSM IV, el manual de diagnósticos de referencia para psicólogos y psiquiatras. A nivel técnico, la definición nunca es ‘sadomasoquismo’, se le llama BDSM, un acrónimo que recoge las tres partes:

  • Bondage & Discipline (B&D)
  • Dominación y Sumisión (D&S o DS)
  • Sadismo y Masoquismo (S&M o SM)

sadomasssss.jpg

Foto: Kris Krüg, Flickr.com
El sadomasoquismo, ¿es una preferencia sexual o es una desviación?

En la medida en que le es necesario para vivir su sexualidad, es sólo una parafilia. Si se trata de un juego que se practica a veces para poner un poco de picante a la relación, está dentro de la normalidad. Como en todo, la medida es el problema.

Es importante destacar que el sadomasoquismo no es ilegal, ni inmoral. Si ambos participantes lo consienten, es lícito. Obviamente, ellos saben que es importante la seguridad…

¿Algún trauma sexual infantil puede ser una de las causas principales de esta orientación?

Toda parafilia tiene que ver con la dificultad a relacionarse. La parafilia de hecho niega la relación: el objeto de la parafilia es más importante de la persona con la cual se está teniendo la relación sexual. Es posible que haya una antigua herida en la manera de relacionarse. No quiere decir que haya habido violación sexual, sino que no se haya vivido bien la fase del desarrollo del apego con el progenitor y entonces tener un recuerdo de sufrimiento al entrar en contacto íntimo y real con la otra persona, a menudo por el miedo al abandono.

Para aquellos que quieren salir de esta orientación, ¿es posible? ¿Cómo? ¿Qué tratamientos son los más adecuados en estos casos?

Son pocos los que acuden a terapia psicológica con el objetivo de cambiarlo. Muchos se ponen en contacto conmigo a través del correo electrónico para mantener su anonimato. Más que una solución, hay que buscar la razón.

Tightly_Bound_Hand_Stock3_by_D_is_for_Du
Foto: D-is-for-Duck- Deviantart.com
¿Cómo debe comportarse la persona que es víctima del sadismo de otros? ¿Quién es la víctima y quién el agresor?

En las dinámicas BDSM en realidad el poder es del masoquista porque puede parar el sádico y porque, a pesar de lo que parece es el masoquista quien otorga autoridad al sádico, entonces de manera indirecta, es él quien manda. Hay que recordar que es un juego sexual siempre y cuando ambos consientan.

En una pareja es importante entender si se trata de una mera fantasía o de una realidad. De hecho, se dice que una fantasía tiene que traducirse en acciones concretas. Si se trata sólo de una fantasía, se puede resolver con bastante facilidad hablándolo o fantaseando juntos o realizando dinámicas eróticas más blandas (uno de los dos elije el lugar, la posición, etc.). Si en cambio uno de la pareja no ve otra manera de vivir la sexualidad, o no puede excitarse o alcanzar el orgasmo si no es de manera sadomasoquista, entonces se necesita ver si se desea y de qué manera integramos este aspecto en su sexualidad.

Consejo: no hay que elegir conformarse con lo que desea la pareja de mala gana, porque antes o después la situación explotará. Es mejor discutirlo abiertamente en lugar de consentirle todo al otro haciendo un enorme esfuerzo. A la larga, esta presión acabará en conflictos llenos de dificultades.

Si se percibe que la dinámica BSDM está desestabilizando la relación o poniéndonos en dificultad sería oportuno encontrar un modo de hablarlo con la pareja y/o con algún profesional con experiencia. Será mejor un sexólogo, de hecho. No hay por qué vivir esta realidad con vergüenza.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Maria Luisa La Marca- Traducción Mar Reguant

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapias de pareja