Acceso centros Añade tu centro gratis

Acepta tu cuerpo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Cuida tu cuerpo e intenta cambios para mejorar, intenta que estos cambios sean siempre desde el cariño y el respeto a ti mismo, cuidando la salud.

16 MAY 2017 · Lectura: min.
Acepta tu cuerpo

Nuestro cuerpo es una parte muy importante de nosotros mismos, con el nos identificamos y reconocemos. Tener un cuerpo sano influye en nuestra mente, si tenemos dolores o no cuidamos nuestra salud, nuestra mente tampoco estará bien. Tener mala salud influye en nuestras emociones, en nuestra personalidad y en nuestra felicidad, y también en nuestras relaciones con los demás.

Es muy importante cuidar nuestro cuerpo, para ello hay que empezar por respetarlo y quererlo.

En esta vida las cosas son relativas, si una persona se queda sin una pierna sería tremendamente feliz al recuperarla y pensaría que su cuerpo es perfecto por el simple hecho de tener las 2 piernas. Si una persona no puede andar, sería tremendamente feliz por tener una pierna que le funcionase… Siempre se puede estar peor y siempre se puede estar mejor, pero lo importante es aceptar nuestra situación y dentro de ella intentar hacer todo lo posible por disfrutar y mejorar nuestra vida.

Querernos a nosotros mismos es imprescindible para poder cambiar. Los cambios deben ser desde el amor y el cariño para que todos los cambios que hagamos sean positivos para nuestro cuerpo y no nos autocastiguemos.

¿si no te aceptas tu, por qué vas a esperar que los demás te acepten?¿si no te respetas a ti mismo, como quieres que los demás lo hagan?¿si no tratas con cariño y amor y respeto a tu cuerpo, como lo van a hacer los demás?

*****

La sociedad impone

Los medios de comunicación y gran parte de la sociedad nos muestran un prototipo ideal de mujeres delgadas, hombres delgados y musculosos que determinan el modelo a seguir por todos los seres humanos para tener éxito en la vida.Este sistema que nos manipula provoca en nuestra sociedad, en multitud de personas enfermedades como estrés, enfermedades, depresiones...

Por desgracia los medios de comunicación y la sociedad nos bombardean por todas partes con unos modelos de cuerpos y siluetas "perfectos", todos igualitos. Pero las personas no somos iguales, las estructuras de los cuerpos son diferentes así como los metabolismos… La sociedad nos lleva hacia un mundo de personas que aspiran a lo mismo, que aspiran a parecerse a un modelo x, y si de repente ese modelo cambiase nos bombardearían para que quisiésemos parecernos a otros modelos distintos.

¿Por qué tenemos que ser esclavos de la moda, de los estilos que nos imponen desde ciertos estatus de la sociedad?¿por qué tenemos que tener todos el mismo tipo de pelo, de cuerpo, igual de delgados, …?

La pregunta importante es: ¿te gustas a ti mismo?

Si la respuesta es si, ¡enhorabuena!. Después puedes seguir preguntándote ¿en que puedo mejorar para gustarme más, o seguir estando contento conmigo mismo?

Si la respuesta es no, entonces hay otra pregunta: ¿por qué no te gustas? ¿es por que la sociedad impone ciertos tipos de cuerpos o es porque de verdad no te gustas a ti mismo?- Si la respuesta es la primera, entonces tienes que pensar que lo que de verdad es importante en la vida es gustarse a uno mismo y aceptarse. Sin eso no hay nada. Lo que la sociedad diga no es importante, si no nos gustamos a nosotros mismos y nos nos queremos, entonces hagamos lo que hagamos nunca nos valdrá, nunca tendremos suficiente y nos veremos inmersos en una espiral de infelicidad. - La sociedad nos puede influir, de hecho nos influye a todos, pero no a tal punto de no tener ideas y gustos propios.- Si la respuesta es "que no te gustas a ti mismo" entonces puedes investigar para mejorar ¿Qué partes no te gustan? ¿Cómo podrías mejorar? ¿Qué partes si te gustan?... reconoce tus valores…Existen diversos métodos que te pueden ayudar a aceptar y querer tu cuerpo. A partir de este punto puedes mejorarlo dentro de tus posibilidades.

*****

Aceptación-Autoimagen

Es preciso reconocer que cada ser humano es diferente en forma, estatura y peso; por lo tanto, no existe la forma perfecta, ni el cuerpo perfecto.

Amar tu cuerpo significa, aceptar quien eres, aceptar tus posibilidades de cambio, aceptar tu estructura, ser consciente de lo que puedes y no puedes modificar.

Ejercicio para aceptar tu cuerpo

Existen distintos métodos, este es un ejercicio sencillo.

Sitúate frente a un espejo en el que puedas contemplar por entero tu cuerpo y tu cara. Intenta prestar atención a lo que observas y a los sentimientos que empiezan a surgir. Muchas personas sienten rechazo al comenzar con este ejercicio, así que no te preocupes si es tu caso y esfuérzate por seguir delante del espejo.Habrá partes de tu cuerpo o de tu rostro con las que estarás contento mientras que habrá otras que no te gustará tanto observar o que te causarán rechazo. Por ejemplo quizás pienses que te gustan tus piernas pero no tu tripa...Todas las personas sienten algún tipo de complejo, así que, aunque los sentimientos que notes al observarte te resulten desagradables, debes hacer el esfuerzo de continuar. Lo más fácil es huir, negar lo que uno está viendo y evitar este ejercicio. Se trata de una huida fácil, una negación de la realidad que, aunque en un primer momento nos tranquilice, sólo conduce a una baja autoestima y a sentirnos desgraciados.

Tenemos que seguir mirando nuestra imagen e intentar decirnos a nosotros mismos frases positivas como: "Me acepto y me quiero", "Me acepto a mí mismo por completo, sean cuales sean mis defectos", "Este es mi cuerpo y voy a cuidarlo"... Intenta mantenerte relajado y respirando profundamente (utiliza la respiración diafragmática) y repite la frase varias veces. Es posible que las primeras veces esa frase te resulte vacía pero poco a poco, irás creyendo en ella.

Mientras haces este ejercicio es muy posible que tu mente te envíe mensajes negativos del tipo "No me gusta m cuerpo", "estoy gordo/a" "tengo arrugas"... No importa, déjalos pasar y sigue repitiendo tus frases positivas.Aceptarse a sí mismo no significa que te gustes por completo y que no quieras cambiar nada. Significa dejar de negarse la verdad, aceptar que tu cara y tu cuerpo son los tuyos, sean como sean. No avergonzarte de tu cuerpo y no tener miedo de mirarte en el espejo. Es decirte a ti mismo "Este soy yo, este es mi cuerpo y no lo niego". Si consigues aceptarte y hacerte consciente de cómo eres en realidad, te sentirás más relajado y a gusto contigo mismo.Si practicas este sencillo ejercicio todos los días durante un par de minutos, notarás que en pocos días has aprendido a aceptarte y, que sin darte cuenta, empezarás poco a poco a sentirte más seguro y tu autoestima se elevará. Además, al hacerte consciente de ti mismo de una forma más relajada, te sentirás con más fuerzas para hacer cambios en los aspectos que no te gustan y que está en tu mano variar, en lugar de seguir negándolos sin hacer nada para cambiarlos.Desaparecerán tus complejos y no tendrás miedo de que te digan lo que tu ya has aceptado. Serás capaz de hablar de tus defectos sin miedo y podrás cambiar lo que no te gusta sin esconderte.

La autoestima no depende sólo de nuestro aspecto físico, pero es una parte muy importante y hay que empezar por aceptarse fisicamente.

Existen otros muchos métodos para aceptar tu cuerpo, también son útiles las técnicas de relajación, inducción, hipnosis y autohipnosis, estas técnicas nos enseñan a manejar nuestra mente para aceptarnos y conseguir llevar a cabo cambios positivos.

*****

No somos robots, no tenemos que ser todos iguales, si no tenemos personalidad entonces no vale la pena el esfuerzo, entonces nuestra sociedad estaría formada por personas muy pobres de espíritu.Mira tu cuerpo, es una máquina increíble que te ayudará si tu la cuidas. Eres el responsable de esa maquina, mímala.

Acéptate, no intentes cambios imposibles ni dañinos para tu salud, no te autocastigues.

Cuida tu cuerpo e intenta cambios para mejorar, intenta que estos cambios sean siempre desde el cariño y el respeto a ti mismo, cuidando la salud.

Mercedes Muñoz García

Escrito por

Mercedes Muñoz García. Psicología y Mente Sana

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima