MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

Agotamiento emocional en los psicólogos: Burnout

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Existe la creencia o estereotipo de que los directivos y ejecutivos son los profesionales más estresados, y es más frecuente el síndrome de burnout o de agotamiento en estas profesiones.

28 feb 2019 · Lectura: min.

Sin embargo, investigaciones sobre el estrés laboral, han revelado que, a este problema, también están muy expuestos las personas que tienen un contacto directo con pacientes, clientes, usuarios…, a quienes las exigencias profesionales les desborda su capacidad de actuación. Entre estos profesionales se encuentran también, médicos, enfermeros, psicólogos, etc.

Según la definición de Maslach y Jackson (1982) que sigue siendo válida, el burnout es un estrés crónico caracterizado por agotamiento emocional, que disminuye los recursos emocionales, favoreciendo la despersonalización o actitud negativa e insensibilidad hacia las personas con quienes se trabaja, y reduciendo su realización personal. El síndrome de burnout produce un deterioro de la salud mental relacionado con el trabajo, que en muchos casos se asocia a la ansiedad y la depresión (Morse et al., 2012).

Los psicólogos también padecen síndrome de burnout

Muchas personas afectadas por el burnout acuden a los psicólogos buscando ayuda profesional, y en la mayoría de los casos obtienen buenos resultados, pero se suele desconocer que la mayoría de los profesionales sanitarios, y los psicólogos también están afectados por el burnout.  Algunas causas son que tienen que enfrentarse a problemas complejos, tratando los problemas y preocupaciones emocionales de otras personas (Stevanovic y Rupert, 2004), y manteniendo a la vez una relación profesional cercana y en sintonía psicológica y emocional con los pacientes.

Hay diferencias importantes en los casos de burnout los psicólogos, cuando se compara psicólogos que trabajan en instituciones u organismos públicos (colegios, hospitales, centro de atención primaria, etc.) y psicólogos del ámbito privado. Los profesionales del sector privado presentan niveles más bajos de agotamiento que los psicólogos del sector público (Rosenberg y Pace, 2006), porque tienen un mayor sentimiento de logro, disponen mayor autonomía, y del incentivo, de que a más pacientes mayores ingresos (Vredenburgh, Carlozzi & Stein,1999).

Algunos estudios muestran que el tiempo exclusivo que los psicólogos proporcionan a sus pacientes, constituye un factor que promueve el agotamiento emocional. Esto es debido a la necesidad de intervenir empatizando y comprendiendo al paciente, para que la terapia sea exitosa. Sin embargo, cuando se dedica demasiado tiempo al día involucrado en la ayuda psicológica, especialmente con pacientes que presentan conductas negativas, agresivas o que requieren de un mayor compromiso emocional y tiempo. El psicólogo necesita dedicar una mayor energía emocional, que con el paso del tiempo puede derivar en burnout.

La duración de las sesiones terapéuticas en psicología, puede variar en función de los modelos terapéuticos, del problema del paciente y de la forma de trabajar del psicólogo. Algunos estudios muestran que una participación excesiva con los pacientes o clientes, está relacionada con el agotamiento emocional y despersonalización o actitud negativa (Huebner, 1994), de psicólogos en organismos o instituciones públicas. Y de un incremento de logros personales y profesionales en los psicólogos del área clínica del sector privado (Rupert y Kent, 2007).

Los psicólogos escolares, los más agotados emocionalmente

Parece razonable pensar, que el área clínica presenta mayores tasas de burnout, y especialmente los psicólogos de instituciones públicas, pero según varios estudios, son los psicólogos escolares los que presentan mayores niveles de agotamiento emocional, cuando son comparados con otros profesionales de la salud mental (Proctor y Steadman, 2003). Diferencias que se incrementan cuando prestan servicios en varias escuelas o centros educativos.

Aunque el burnout en los psicólogos suele pasar desapercibido para los clientes, lo cierto es que puede producir un deterioro de la competencia profesional (Rupert, Miller & Dorociak, 2015) especialmente en los psicólogos de centros públicos que presentan mayores niveles de burnout.

Desde estos supuestos, ¿debe de condicionarnos el burnout al elegir a un psicólogo? La respuesta es contundente, “en absoluto”, porque probablemente están muy cualificados y con experiencia para ayudar al paciente. La calidad de la atención psicológica en la sanidad pública, es en general buena, aunque tiene serias limitaciones conocidas, debido al gran número de pacientes, que conlleva a un tiempo reducido de las consultas e intervalos entre consultas amplios. Esto dificulta el tratamiento y seguimiento del paciente, a pesar de la calidad profesional de estos psicólogos.

Escrito por

Adela Amado

Deja tu comentario