Acceso centros Añade tu centro gratis

Ansiedad por comer... ¡dulces!

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿A veces sientes que no puedes más y vas directa/o a la nevera? ¿Al tener ansiedad te entran unas ganas incontrolables de comer comida?

11 ABR 2016 · Lectura: min.
Ansiedad por comer... ¡dulces!

Hoy en día tenemos toda la información posible sobre lo que es la comida basura y lo que es la comida sana. Y si no, ¡hay tantos sitios donde encontrarla!

Entonces... ¿Qué pasa que a veces sentimos ansiedad y la consumimos? Lo llaman ansiedad por comer. Se trata de un fenómeno bastante común:

Nos viene ansiedad o estamos cansados, frustrados, nerviosos... Algo nos sube des de el estómago y parece ahogarnos. No sabes qué hacer... Y allá que vas. Nos lanzamos a por la nevera como si en ella fuéramos a encontrar la solución a todos nuestros problemas. Comemos, nos deleitamos, gozamos la comida, tragamos y vamos a por más, hasta sentirnos satisfechos. Luego volvemos a otras cosas, como si no hubiera pasado nada. Hasta que otro día, vuelve la misma ansiedad.

Realmente, encontramos en el comer una solución que nos satisface, de corta durada pero efectiva. ¿No te suena al efecto de consumir una droga?

No se habla aquí de un trastorno, ni de atracones o de vomitar después. La cuestión que se plantea con este artículo es el hecho de qué relación estamos estableciendo con la comida. Uno puede consumir comida hipercalórica y no por eso sufrir ansiedad. La cuestión es cómo, cuándo y para qué la consumimos.

¿Utilizamos la comida como saciante?

¿Qué estamos tapando con ello?

¿A caso no nos sentimos satisfechos con muchas cosas más?

Porque no se trata simplemente de comer un dulce; uno puede comerlo y disfrutarlo y seguir tan feliz con su vida. El problema surge si este acto está inmerso en todo un proceso ansioso y adictivo. Se puede ser adicto a consumir alimentos hipercalóricos, tanto a nivel fisiológico y como psicológico. Evidentemente hay adicciones más perjudiciales... pero el proceso sigue siendo el mismo: ansiedad, búsqueda, consumo, satisfacción momentánea, síndrome de abstinencia.

Esta relación puede estar dificultando todas las dietas que una persona quiere emprender y en un extremo, puede llevar a padecer un trastorno alimentario.

Si no has encontrado manera de relacionarte mejor con la comida, puede ser que necesites ayuda de un profesional de la salud mental para ello. El resultado te sorprenderá.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Nuria Arrebola - Psicóloga

Deja tu comentario

últimos artículos sobre bulimia