Ansiedad por comer: ¿Por qué surge y cómo podemos controlarla?

¿Por qué experimentamos la ansiedad por comer? ¿Cómo podemos controlar la ansiedad por la comida? Descubre las principales causas detrás de este tipo de ansiedad y cómo lidiar con ello.

9 SEP 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Por qué sentimos ansiedad por comer?

Cuando se experimenta ansiedad por comer, las personas ya no disfrutan de la misma manera de sus comidas diarias. En vez de ello, los pensamientos e ideas intrusivas aparecen, lo que implica no poder disfrutar de los alimentos ni del tiempo donde se saborea de un buen plato. En el momento en el que  la ansiedad y la comida están relacionadas, esto puede llegar a provocar que la persona sufra de ciertos trastornos alimentarios, así como de otras afecciones en su salud mental. Entonces, ¿Cómo podemos controlar la ansiedad por comer?

¿Por qué sentimos ansiedad por comer?

En muchos casos la ansiedad por la comida suele surgir debido a factores individuales y culturales. Es decir, normalmente, los mensajes negativos sobre la comida o la apariencia suelen ser una de las causas más notables por las que alguien puede sufrir de esta relación de la ansiedad y la comida.

Según las investigaciones relacionadas con ello, la ansiedad por comer suele estar asociado a los siguientes factores.

  • Mensajes negativos sobre la alimentación o la apariencia: En algunas ocasiones la ansiedad por la comida puede surgir debido a los mensajes constantes que recibimos para estar en un cuerpo ‘ideal’. Esto puede acabar provocando estos sentimientos de ansiedad.
  • Diálogo interno negativo: A veces existen personas que se afirman a sí mismas que están gordas, a pesar de que en realidad no creen que realmente lo sean. En estos casos la ansiedad por la comida es debida a que la persona cree en la idea de que cierto tipo de cuerpos están mal.
  • Genética: Según diversos estudios, las personas que comparten genes que han sido relacionados con los trastornos alimentarios pueden llegar a sentir ansiedad por la comida. Del mismo modo pasa con las personas que tienen familiares que han sufrido de ansiedad.
  • Rasgos de personalidad: Algunas características de nuestra personalidad puede influir en aumentar el riesgo de sufrir el comer por ansiedad o tener ansiedad por la comida. Por ejemplo el perfeccionismo, la búsqueda de novedades y la impulsividad pueden estar relacionados con este tipo de ansiedad.
  • Cultura: Los mensajes constantes sobre un cuerpo sano e ‘ideal’ pueden influir a hacer que las personas acaben sintiendo la ansiedad por la comida.

¿Cómo saber si tengo ansiedad por la comida?

Cuando esta ansiedad por la comida se experimenta de una manera fugaz, en muchas ocasiones esto no implica que se esté sufriendo de un trastorno. Además muchas personas pueden usar el comer compulsivamente como una forma de lidiar contra la ansiedad. Para detectar si realmente existe un trastorno detrás de esta conducta, es importante fijarse en los siguientes aspectos.

  • Dificulta tus relaciones
  • Interfiere con tu vida diaria
  • Consume tus pensamientos
  • Hace que tomes decisiones poco saludables de manera constante

¿Cómo saber si siento ansiedad por comer?

Esto pueden ser señales de que se está sufriendo de ansiedad por comer. Cuando una persona está en esta situación, puede estar padeciendo los siguientes trastornos.

  1. Anorexia nerviosa: Las personas con anorexia se perciben a sí mismas de una manera muy distorsionada. De hecho suelen verse con sobrepeso a pesar de que en realidad tienen un cuerpo muy delgado, incluso al límite de lo saludable. Normalmente, esta percepción puede provocar una ansiedad por la comida muy intensa, algo que hace que las personas que la sufren acaben ingiriendo muy pocas calorías y en casos extremos casi ningunas.
  2. Bulimia nerviosa: La bulimia sucede cuando las personas al comer mucho o al comer compulsivamente, deciden realizar purgas para sacar todo lo que han comido durante estos atracones. Las personas con bulimia pueden deshacerse de los excesos de comida vomitando, tomando laxantes o hasta usando enemas. Otras formas de compensar estos atracones sería a través del ayuno o realizando un ejercicio excesivo.
  3. Trastorno por atracón: El trastorno por atracón es muy similar a la bulimia ya que las personas que lo padecen también suelen comer compulsivamente grandes cantidades de alimentos. En cambio, a diferencia de los que sufren de bulimia, una persona con este trastorno no se purga.
  4. Ortorexia: A pesar de que la ortorexia no está reconocido como un trastorno alimentario independiente dentro del Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), sí que está incluida como un tipo de trastorno por evitación o restricción de la ingesta de alimentos. Cuando una persona sufre de otorexia, está se preocupa mucho por una alimentación saludable. Tanto es así que esta obsesión por la comida sana acaba creando una fijación por contar las calorías y por evitar a toda costa aquello que no forma parte de los alimentos considerados más saludables.
  5. Desórdenes de ansiedad: Cuando una persona sufre de un trastorno de ansiedad generalizada puede experimentar también ansiedad por la comida. De hecho, muchas personas canalizan la ansiedad que sufren durante todo el día a través de sus comidas. En los casos más graves esto puede conllevar a sufrir ciertos trastornos alimentarios.
  6. Otras condiciones de salud mental: La ansiedad por la comida también puede indicar otras afectaciones en nuestra salud mental. En muchas ocasiones las personas pueden estar sufriendo de depresión, trastorno por consumo de drogas o esquizofrenia cuando experimentan esta relación entre la ansiedad y la comida.

Si sientes mucha ansiedad ante una comida y no sabes cómo lidiar con ella, es importante que consultes con un profesional de la salud mental antes de que esto pueda afectar aún más tu estado físico y mental.

¿Cómo controlar la ansiedad por la comida?

¿Cómo controlar la ansiedad por comer?

Ante cualquiera de las señales de que se está sufriendo de este tipo de ansiedad por la comida, es importante tomar consciencia de que estamos ante un problema de salud mental. En estos casos, es aconsejable realizar lo siguiente.

  • Acudir a terapia: El mejor método para dejar de comer mucho por ansiedad o evitar sentir ansiedad por la comida, es acudiendo a una consulta de psicología profesional. A través de la terapia, las personas pueden aprender ciertos mecanismos de afrontamiento más  seguros, así como manejar y establecer estrategias para desviar los pensamientos obsesivos alrededor de la dieta.
  • Cambios en el estilo de vida: La ansiedad por la comida puede aparecer debido a un estilo de vida demasiado frenético o por la influencia de ciertas ideas sobre nuestro cuerpo. De este modo, evitar las fuentes de estrés como las redes sociales que hablan sobre cuerpos ‘ideales’ puede ser una buena forma de evitar este tipo de ansiedad.
  • Respira profundamente: Las respiraciones profundas pueden ayudarte a tomar el control sobre tus emociones y sentimientos alrededor de la ansiedad por la comida. Al focalizar tu atención sobre la respiración esto te puede ayudar a dejar atrás la sensación de ansiedad al comer.  
  • Usa un mantra: Repetir una frase o palabra que tenga sentido para ti puede ayudarte a sentirte más seguro/a cuando experimentes la ansiedad por comer.

En muchas ocasiones la ansiedad por comer puede llegar a afectarnos más allá de las comidas. Por este motivo, si crees que tienes un problema ante los alimentos, es importante ponerle freno. Es momento de volver a disfrutar de nuestra dieta.

PUBLICIDAD

Escrito por

Eugenio Andrés Gualini. Psicólogo

Ver perfil

Bibliografía

  • Villines, Z (2020). How to manage anxiety about food. Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/anxiety-about-food
  • Holland, K (2019). How to Cope with Anxiety About Food. Healthline. https://www.healthline.com/health/eating-disorders/anxiety-about-food

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 1
  • Anonimo

    Me identificó mucho con el trastorno por atracón. Desde que tengo memoria esto ha sido así, ya estoy arta de pensar solo en eso, el precio que he tenido que pagar es demasiado alto. Esto me ha costado mi salud, relaciones y sobre todo mi paz y mi tranquilidad..... Ya estoy arta....

últimos artículos sobre ansiedad