Acceso centros Añade tu centro gratis

Antes la preocupación, promover la solución

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

En la vida hay momentos donde parece que todo va cuesta arriba que nada sale como uno tiene previsto. Es en ese instante cuando debemos parar y no comprar drama ni ocultar el problema.

15 MAY 2019 · Lectura: min.
Antes  la preocupación, promover la solución

Tenemos que tocar la pausa y ver que estamos haciendo mal, porque lo que no sale siempre tiene un componente de nuestra actitud, de nuestra visión, de nuestras expectativas con respecto a los demás, pero debemos responsabilizarnos, es algo que como nos sucede a nosotros solo nosotros debemos afrontarlo y sobre todo tomar medidas para solucionarlo y  no regodearte en ese problema, y ocuparte en abandonar ese estado que no lleva en la mayoría de los casos a un fin adecuado para nuestra vida.

Esconder que se tiene una mala racha es engañarte en toda regla. Debemos ver que todo sucede siempre precedido por algo que se ejecuta en nosotros de forma no adecuada, hagamos responsable de ello, no es culpa de otros, no es la política, no es la familia, no es el trabajo, joder es un problema nuestro y nuestra debe ser la manera de afrontarlo y aprender para tomar medidas de solución.

Tomar ese valor más importante en la vida que es nuestro tiempo, para reflexionar sobre nuestro comportamiento, con nosotros mismos y con el entorno en el que nos encontramos. Comprobar e identificar serenamente y con la pausa que es necesaria para ver las cosas con la claridad adecuada.

Focalizarnos en nuestros actos y en nuestras soluciones y responsabilizarnos de provocar el cambio en nosotros para que todo tenga un verdadero sentido, que de ese mal instante se aprende que estábamos dejando pasar por alto en nuestro comportamiento.

Para salir de esa espiral es mejor actuar

Mi humilde visión ante la situación que nos estresa, que nos agobia, que nos paraliza en definitiva es acción y solución, quedarnos en la sensación de abatimiento y resignación es el camino más ineficaz en nuestras vidas, todo tiene solución si optamos por el camino de la acción.

Me gustan dos enfoques en este sentido, “todo tiene solución menos la muerte y de esa no sabemos cuándo nos llegará por lo tanto en tus manos no está” y la segunda “siempre hay una solución mas simple que no hemos sido capaces de percibir hasta ese momento”.

Lo simple y directo es casi siempre la manera de resolver el dilema que se nos presenta cuando comenzamos a dudar en nuestra vida. Volver a lo simple, a las cosas claras para dar salida a esa ocupación antes de que se convierta en la enorme preocupación de nuestro día. 

Escrito por

Juvenal

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal