¿Cómo nos afecta la incertidumbre? 9 Reglas para acabar con todos sus efectos

Las dudas sobre lo que puede pasar en un futuro, es decir, si las decisiones que tomamos son acertadas o nos equivocaremos, pueden pasarnos factura. Aprende a gestionar tu incertidumbre.

5 MAY 2017 · Última modificación: 14 JUN 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo tolerar la incertidumbre?

Hoy en día la mayoría de las personas no saben tolerar la incertidumbre. La razón  de ello es que en nuestra sociedad, el control y la rutina son dos pautas que se repiten constantemente. Pero no saber lidiar con el significado de la incertidumbre conlleva una serie de consecuencias psicológicas que pueden afectar a nuestra vida. Esto sucede ya que es imposible controlar todo lo que nos rodea. Además saber vivir y tolerar las incertidumbres que nos trae el día a día es una de las claves para sentirnos más felices y tener una vida más llena. Pero, ¿Cómo podemos conseguir ser menos susceptibles a la incertidumbre?

¿Qué es la incertidumbre?

En un mundo en el que cada vez nos gusta más tenerlo todo controlado y atado, una sociedad que a golpe de clic puede saber cualquier cosa, todo lo que acontece en cualquier lugar del planeta, ya sea presente o pasado, nos cuesta gestionar y aceptar la incertidumbre y su significado, que se define como la falta de certeza o confianza sobre algo futuro, generando la sensación de inquietud e incluso miedo.

La incertidumbre nos provoca además una sensación de inseguridad y esta trae consigo la desagradable ansiedad. Nos toca entonces enfrentarnos a situaciones que se escapan totalmente de nuestro control para reducir estas sensaciones tan desagradables.

Como hemos visto en la definición de incertidumbre, la clave para dejar de preocuparnos por nuestro día a día es precisamente tener más confianza. Para ello debemos trabajar en el presente y centrarnos en aquello en lo que sí tenemos un control. 

¿Cómo saber si me afecta la incertidumbre?

En nuestra sociedad la mayoría de las personas suelen estar más pendientes del pasado o del futuro que del presente. Es por este motivo que muchas personas no saben convivir con el auténtico significado de la incertidumbre. Para saber si eres una persona a la que le afecta la incertidumbre, debes fijarte en lo siguiente. 

  • Exceso de preocupación

La preocupación está en cada uno de tus pensamientos. No puedes evitar pensar que pasará algo negativo en el futuro que no podrás controlar. Además tienes la creencia de que esta preocupación es útil para ti. En estos casos, esto es una clara señal de que no sabes tolerar la incertidumbre

  • Pensamientos negativos

Estás todo el día pensando en las consecuencias negativas de tus actos. Además piensas en los fallos en vez de fijarte en aquello que puedes aprender de cada una de las situaciones a las que te afrontas. Cuando los pensamientos negativos invaden constantemente tu mente, esto es otra de las señales de que no sabes convivir con el significado de la incertidumbre

¿Sabes si toleras la incertidumbre?

  • Evitas los problemas

Otra de las señales que implican que las personas no saben lidiar con las incertidumbres de la vida, es la constante evitación de los problemas. De este modo, en muchas ocasiones no dices lo que piensas para evitar las confrontaciones a pesar de que sientes que tienes la razón y que te están haciendo daño. Además esperas hasta que las cosas están a punto de explotar para afrontar los problemas. 

  • Te quejas mucho

Las personas que no saben lidiar con la incertidumbre suelen estar todo el día quejándose por todo lo que no pueden controlar. Esta actitud acaba siendo negativa hacia la persona, ya que no sabe buscar las oportunidades en aquello que le sucede en su día a día. 

Esta son algunas de las señales que podrían indicar que no sabes convivir con la incertidumbre. En muchos casos, las personas que no toleran el significado de la incertidumbre pueden acabar desarrollando problemas de ansiedad o de estrés. Si te ves identificado con ello, es muy probable que requieras de la ayuda de un profesional de la salud mental

¿Qué puedo hacer para tolerar la incertidumbre?

Existen algunas actitudes que puedes mejorar para dejar de lado esta necesidad de control que te está limitando en muchos aspectos de tu vida. De este modo, según los psicólogos puedes llegar a tolerar la incertidumbre a través de las siguientes acciones.

1. Preguntarte: ¿Puedo cambiar esta situación?

Si el cambio depende de ti, valora tus opciones y escoge una de ellas, pero si el cambio no depende de ti y simplemente hay que esperar a que llegue ese futuro, acepta que no puedes hacer otra cosa y espera a que el futuro se convierta en presente. Esta es una de las claves para saber tolerar la incertidumbre: comprender que en realidad no puedes controlarlo todo. 

2. Aceptar que no podemos saberlo todo

En muchas ocasiones creemos que podemos saberlo todo. Queremos barajar todas las hipótesis y tememos el error. Hay que aceptar que el futuro no lo sabremos hasta que llegue y lo que sí podemos cambiar es nuestro presente. Así, hay que hacer balance de la situación y escoger en función a lo que creemos que nos va a hacer sentir mejor. Para poder lidiar con la incertidumbre, es esencial entender que lo único que podemos controlar es nuestro presente. 

Claves para tolerar la zona de la incertidumbre

3. Intenta ser objetivo/a

En muchas ocasiones no sabemos estar en una zona de incertidumbre porque creemos que nuestra subjetividad nos aporta una visión objetiva de la vida. Por ello, debemos saber racionalizar algunos sucesos para entenderlos desde otra perspectiva. Valora la situación como si la estuvieras viendo desde la televisión de tu casa, es decir como un espectador en lugar de protagonista. Valora además cómo te sentirás cuando seas mayor y eches la vista atrás, ¿esas dudas que tuviste tenían sentido?, ¿qué habrías hecho, te habrías preocupado tanto?, ¿qué preocupaciones son realmente importantes?

4. Hacer caso a la intuición

Normalmente no nos falla. Un gran porcentaje de nuestros procesos internos son inconscientes, en muchos aspectos actuamos por impulsos y solemos acertar por norma general. Deja de pensar tanto y trabaja desde el corazón. El cerebro va de listo y muchas veces es muy retorcido haciéndonos dudar.

5. Detecta y gestiona tus emociones

Trabaja tu ansiedad y miedos, detecta tus pensamientos y elabora tus emociones. Si sientes rabia, intenta elaborarla para no pagarla con quien no se lo merece. Si tienes ansiedad, realiza técnicas de relajación y detecta los pensamientos que pueden estar provocándola y una vez detectados, cuestiona su veracidad. Todo este trabajo nos llevará a la toma de decisiones y por tanto, dejaremos de sentir incertidumbre.

6. Entrena tu flexibilidad

El miedo a la incertidumbre aparece sobre todo cuando tememos el error. Aceptar la posibilidad de equivocarnos y dejar de ser tan exigentes con nosotros mismos es una vía para tolerar mejor la incertidumbre. Además, si confías en tus recursos y habilidades para enfrentarte a las diferentes situaciones, temerás menos el futuro porque pase lo que pase confiarás en poder encontrar buenas soluciones.

7. Constancia

Una vez tomes una decisión no recules a menos que sea estrictamente necesario. Pon a prueba tu perseverancia y tu capacidad para conseguir nuevas metas. Esto te permitirá aprender y dotarte de más recursos y habilidades así como reponerte a las adversidades. Todo ello hará que te conviertas en una persona más segura de ti misma y el miedo a la incertidumbre se irá reduciendo poco a poco.

¿Cómo podemos lidiar con la incertidumbre?

8. Valora tu presente

Está bien ponerse metas y tener la vista puesta en el futuro, pero no podemos dejar de mirar nuestros pies y dónde estamos pisando en cada momento. Si solo vemos el destino, puede que tropecemos con alguna piedra del camino. Otra de las claves para saber gestionar el significado de la incertidumbre es precisamente saber cómo disfrutar en todo momento del presente. ¿Qué tienes ahora en tu vida? Valora lo positivo de tu vida y no solo lo que quieres conseguir. Un poco de ambición está bien pero siempre en pequeñas dosis.

9. Relájate y exígete un poco menos

Otra de las claves para dejar atrás el miedo a la incertidumbre, es intentar relajarte en la vida. La mayoría de personas que no toleran la incertidumbre es precisamente porque no saben quitarle la importancia a la mayoría de las cosas que les pasa en la vida. Por ello, debemos dejar el perfeccionismo detrás e intentar hacer las cosas lo mejor que podamos pero disfrutando del camino a ello. Es evidente que no siempre saldrán las cosas como deseamos y por ello, debemos aprender de los fracasos y de verlos como una oportunidad para aprender nuevas capacidades. 

No saber estar en el aquí y en el ahora tiene muchas consecuencias para nuestra mente y cuerpo. Si crees que no eres capaz de convivir con la incertidumbre, siempre puedes acudir a un psicólogo profesional para aprender las claves que te llevarán a ser más tolerante con lo que no puedes controlar. Es así como aprender a tolerar la incertidumbre y a ser más flexibles no solo te permitirá disfrutar más de tu vida, sino que te dará más energía y muchas más probabilidades para sacar lo mejor que hay en ti. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil

Bibliografía

  • Gans, S (2019). Intolerance of Uncertainty Therapy for Generalized Anxiety Disorder. Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/intolerance-of-uncertainty-therapy-for-gad-4134611
  • Maxwell, V (2019). 6 Ways to Increase Uncertainty Tolerance. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/blog/crazy-life/202005/6-ways-increase-uncertainty-tolerance 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal