¿No puedes desplazarte a ningún centro?
Encuentra un psicólogo online
Acceso centros Añade tu centro gratis

Atención plena y mentalización en lo relacional

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La atención plena o mindfulness, es una actitud facilitadora de estar en el momento presente y mediante la mentalización poder pensar sobre nuestros modelos operativos internos para adaptarn

16 OCT 2019 · Lectura: min.
Atención plena y mentalización en lo relacional

Mi propuesta para este artículo, es informar sobre cómo la toma de conciencia en terapia mediante la atención plena y la mentalización, nos acerca a una mejor comprensión del funcionamiento mental del otro. Mediante la capacidad de tener atención plena, posibilita el poder avanzar, favoreciendo y aumentando la capacidad del paciente en la adopción de una postura mentalizadora. Para ello se desarrolla la capacidad de concentrarnos deliberadamente en los hechos reales de nuestra vida, asistiendo aquí y ahora de nuestra experiencia inmediata con la máxima atención posible. Esto requiere una actitud de aceptación, tolerancia e incluso fe (Eigen 1981/1999).

Parto de la visión de la atención Plena o mindfulness, no como un proceso de meditación visto desde el mundo oriental, sino como una actitud facilitadora de estar en el momento presente y mediante la mentalización poder pensar sobre nuestros modelos operativos internos para adaptarnos a la realidad.

La esencia de la atención plena estriba en aprender a estar presente en el aquí y el ahora de forma intencional, con una supresión voluntaria del enjuiciamiento de la realidad, no dirigiendo la atención a lo que ha ocurrido o lo que va a ocurrir, sino al presente con aceptación y conciencia. La atención plena posibilita la creación de espacio mental, esto disminuye el pensamiento sobre el pasado y futuro, para poder mentalizar sobre la experiencia y la realidad en sí.

La atención plena es una postura atenta, atenúa las circunstancias internas y externas, manteniendo una concentración en toda su amplitud de la experiencia en el momento presente, no pensando en el significado de la experiencia.

Para Jon Kabat Zinn define la atención plena como: "la conciencia que surge de prestar atención intencionalmente al momento presente de nuestra experiencia y sin juzgarlo".

Mediante la mentalización podemos pensar los pensamientos, esclareciendo los fundamentos de las experiencias vividas de un pasado recordado y futuro imaginado, habilitando el momento presente.

El Mentalizar fomenta una mente abierta y reflexiva, no teniendo presente las ideas sino la experiencia, ayudando a desarrollar la capacidad mentalizadora de la experiencia. Esto con la ayuda de una capacidad de poder mentalizar la realidad no enjuiciada, facilita los procesos de auto observación que traen como consecuencia una mejor identificación de los estados mentales propios.

Al practicar la atención plena se insta a una atención al momento presente observando los contenidos de la conciencia sin juzgarlos y manteniendo una distancia con ellos para poder mentalizarlos. La práctica de la atención plena y la mentalización nos proporciona experiencias más flexibles de nosotros mismos y de los demás. La atención plena crea un estado de resonancia que favorece la actividad mentalizadora, la regulación de los afectos y la integración de experiencias disociadas (Wallin 2010).

La atención plena activa vías neuronales concretas, y establece las bases para cambiar las conexiones entre esas neuronas activas por medio de un proceso llamado neuroplasticidad. La función de nuestra mente que regular el flujo de energía y de información, puede cambiar la estructura del cerebro. (Siegel 2012).

Escrito por

Juan Antonio Arispón. Psicólogo-Psicoterapeuta

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicoterapia