Acceso centros Añade tu centro gratis

Baja autoestima y desempleo: cómo acabar con esta relación

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El desempleo genera reacciones negativas. El sentimiento de rechazo incide en la autoestima, mermando la sensación de seguridad en uno mismo.

22 JUN 2016 · Lectura: min.
Baja autoestima y desempleo: cómo acabar con esta relación

El desempleo genera reacciones negativas en las personas que lo viven, sobre todo si se prolonga en el tiempo. El sentimiento de rechazo y la sensación de estar aislado de la sociedad, amén de la necesidad económica de encontrar trabajo, hacen mella en los desempleados.

Por ello, entre los parados, sobre todo en los de larga duración, es habitual encontrar personas que se sienten apáticas, frustradas, impotentes, rechazadas…, personas a las que la falta de una oportunidad laboral afecta, de manera importante, a su estima.

Dejando a un lado la importante cuestión económica, lo cierto es que, emocionalmente, el desempleo merma la sensación de seguridad de las personas que lo padecen. Enviar currículums sin recibir respuesta, o hacer entrevistas en vano afectan gravemente a la autoestima, hasta tal punto de que los desempleados llegan a cuestionarse su valía, tanto profesional como personal. Pierden su identidad personal. Este sentimiento de impotencia y frustración puede estar detrás de muchos problemas emocionales, como la ansiedad, la angustia, el estrés, los ataques de pánico o, incluso, la depresión.

Con el descenso de la autoestima y la inseguridad llega la apatía y el descuido personal, otro de los síntomas que preocupa a los expertos, ya que ello afecta a la imagen exterior de los desempleados a la hora de buscar trabajo. Aunque resulta muy difícil en esta situación, una imagen cuidada y una actitud positiva son los dos valores principales que destacan los profesionales de Recursos Humanos durante las entrevistas.

Pero ¿cómo conseguimos mantener nuestra autoestima intacta a pesar de esta situación?

Obviamente, lo ideal para subir la autoestima y generar confianza y seguridad es conseguir trabajo. Pero, por desgracia, actualmente eso no es tan fácil. ¿Cómo sabemos si tenemos un problema de autoestima y de pérdida de confianza? En el momento en el que mostremos indiferencia, desinterés, o evitemos realizar actividades que hasta hace poco hacíamos, como quedar con los amigos, tendremos un problema de autoestima. Aunque resulta difícil, hay que evitar aislarse socialmente. Es el momento de rodearse de amigos y familiares, que nos ayudarán a elevar nuestra seguridad y confianza en nosotros mismos.

Durante el bache emocional que se genera con el desempleo, algunas personas se apoyan en el alcohol o el tabaco, lo que, lejos de infundir seguridad, la perjudica, generando miedo paralizante e incrementando la apatía; todo esto repercute en la búsqueda de empleo.

Por otro lado, tampoco debemos culparnos de no encontrar trabajo. Una actitud muy extendida entre los parados de larga duración es culparse del despido o de no encontrar trabajo, siendo sumamente exigentes con sus errores. Hay que evitar ser injustos. Salvo en caso concretos, la situación actual ha demostrado que el desempleo presente en nuestro país y la escasa oferta laboral se deben a motivos mucho más complejos, como, por ejemplo, el cierre de una empresa o la crisis de un sector determinado. Por eso culpabilizarnos del despido o de no encontrar trabajo no ayuda a que recuperemos nuestra autoestima.

Por último, no hay que ser fatalista. Se ha de huir de emociones conformistas, de actitudes negativas y pesimistas, que, aunque comprensibles, no deben hacernos caer en la desesperación y el desánimo. Podemos aceptar este momento para formarnos o, simplemente, para disfrutar de los nuestros, sin llegar a pensar que va a ser para siempre.

Cuidarnos y mantener una actitud positiva nos ayudará a que nuestra seguridad y nuestra autoestima no decaigan. Y, por supuesto, si no podemos recorrer solos este camino, si sentimos que nuestra confianza en nosotros mismos flaquea, podemos pedir ayuda a los profesionales. Muchos centros psicológicos organizan talleres de apoyo a los desempleados donde se abordan los problemas emocionales ocasionados por el desempleo, a la par que se trabaja por fomentar la autoestima y la confianza de los asistentes a estos programas. Sin duda, una gran ayuda para sobrellevar estos duros momentos profesionales.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Raquel Rodríguez

Deja tu comentario
1 Comentarios
  • luis martín muñoz

    Yo estoy en unas condiciones laborales precarias del cual me hacen sentir con la autoestima baja además de refugiarme en el pasado de relaciones de pareja anteriores

últimos artículos sobre autoestima