Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Cambio de trabajo o continúo con el mismo?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Con el comienzo del nuevo curso, es un buen momento para analizar nuestra situación personal y profesional para realizar los cambios que más nos convengan.

28 SEP 2015 · Lectura: min.
¿Cambio de trabajo o continúo con el mismo?

Septiembre es un mes de cambios: llega el final del verano, se terminan las vacaciones, los niños vuelven al colegio y los mayores comenzamos una nueva temporada de trabajo. Es entonces la época perfecta para decidir qué cambios de importancia queremos hacer en nuestra vida, como por ejemplo seguir en el mismo trabajo o buscar otro.

Actualmente no es fácil buscar un nuevo trabajo, hay poca oferta y mucha demanda, pero si necesitas un cambio, debes apostar por él. No es cuestión de dejar tu trabajo actual para ponerte a buscar otro, especialmente si tu situación económica no es muy favorable, aunque sí puedes comenzar a buscar para lograr una mejora y ese lugar que esperas conseguir.

¿Por qué cambiar?

Los dos principales motivos para querer cambiar de trabajo son el dinero y la satisfacción personal. Trabajar en algo que no te llena ni te hace feliz te puede ir gastando por dentro, y eso hará que en realidad nunca puedas disfrutar de total felicidad, por mucho dinero que ganes con lo que haces.

Según un estudio, la conciliación laboral y familiar es lo más importante para el 90% de las personas, más incluso que el sueldo. No cabe duda de que tener un trabajo que no te permite disfrutar de tiempo en familia no te hace sentirte cómodo, y eso es sin duda un motivo de peso para querer cambiar.

Propósitos

Todos tenemos un propósito en la vida, por pequeño o grande que sea. En muchas ocasiones, nuestra actividad laboral nos aleja del que tenemos, y es recomendable no dejarlo ir mucho, ya que corremos el riesgo de acomodarnos y no buscar el cambio que realmente necesitamos. Hay personas que incluso le dan un giro a su vida laboral, no solo al trabajo que tienen en ese momento, dedicándose a algo completamente diferente pero que sin duda les llena más.

Errores en el cambio

El cambio de trabajo hay que analizarlo lo máximo posible para asegurarnos de que es lo que realmente queremos, ya que tampoco es cuestión de cambiar cada dos por tres. Para tener éxito en tu decisión es muy importante que tengas en cuenta no cometer estos errores:

  • No investigar la nueva empresa: cambiar de trabajo es una inversión en ti mismo y en tu futuro, y por lo tanto debes tener muy claro a dónde vas. Infórmate e investiga todo lo que puedas sobre la nueva empresa antes de tomar una decisión.
  • Sobrevalorarnos: si estás estancado en tu trabajo y ves que nunca progresas, quizás sea tu responsabilidad al no haber demostrado que mereces esa mejoría. Muchas veces pensamos que somos los mejores en lo que hacemos, cuando en realidad no es así. Con humildad y honestidad lo analizarás todo mucho mejor.
  • Cambiar por dinero: el dinero es un motivo de peso, sí, pero cambiar únicamente por eso es un error que te puede salir muy caro. Tan importante o más que tu sueldo es saber si lo que vas a hacer te permite desarrollarte como profesional y como persona.

En definitiva, un cambio de trabajo hay que meditarlo mucho, pero es algo que puede venir bien a un gran número de personas para alcanzar la felicidad y la plenitud profesional.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Marian Otero

Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación profesional