Acceso centros Añade tu centro gratis

Celos entre hermanos (Parte II)

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

En el artículo anterior hice una descripción sobre en qué consisten los celos entre hermanos y cuáles son sus manifestaciones más habituales.

11 JUN 2014 · Lectura: min.
Celos entre hermanos (Parte II)

A continuación, daré una serie de recomendaciones que los padres pueden seguir. Aunque es posible que no eviten que el hermano/a mayor sienta celos, siguiendo estas pautas, es muy probable que este sentimiento sea lo menos negativo posible e incluso que llegue a ser un proceso que se traduzca en una experiencia positiva para el hermano/a mayor.

Pautas de actuación

Depende mucho de la actuación de los padres, que la situación de celos que están viviendo en casa, se quede en una crisis temporal, dentro de unos límites razonables. Y que no represente un sufrimiento mayor el niño/a ni que dé lugar a una rivalidad duradera. Los efectos de unos celos mal resueltos, pueden representar algunos problemas en el temperamento del niño celoso como el egoísmo, la envidia, la codicia, etc.

Durante el embarazo

Ningún/a niño/a está preparado para recibir a otro hermano/a. Todo depende únicamente de los padres. De lo que reciben de ellos. Cuando tengas que dar la noticia de un nuevo hermano/a a tu hijo/a hazlo tú mismo, antes de que alguien se te adelante. Hay que decirlo con mucho cariño y mucho tacto para que el niño/a sepa claramente que va a ocurrir. Para que el niño/a no se sienta de lado y lejos de su protagonismo, pedid su opinión sobre la habitación del hermanito/a, sobre los colores, los juguetes que él/lla le dejará, etc. Hay qué explicarle que su hermano/a va a quererlo mucho y que él podrá cuidarlo y protegerle. Y que además le enseñará muchas cosas.

De esta manera se adaptará a los acontecimientos con mayor facilidad. Es un buen momento para que le cuenten que su madre estará más cansada, qué significa tener un nuevo hermano/a y sobre todo, que no se le va a dejar de querer porque llegue otro miembro la familia. El niño/a les hará preguntas sobre el tema. Esto es algo positivo, ya que de este modo los padres conocerán cuáles son sus sentimientos y preocupaciones, y podrán ayudarle a resolver sus dudas. Aunque esto no significa que se deba hablar en todo momento sobre el tema.

Es preciso, a partir del quinto o sexto mes de embarazo, cuando ya se vea la tripa grande, que ti hijo/a empiece a comunicarse con su hermanito/a a través del ombligo de la madre. Pedidle que cante su música favorita a su hermanito/a o que le cuente un cuento antes de dormir.

Su hijo se va a sentir partícipe del que está sucediendo; para ello pueden pedirle su opinión a la hora de buscar un nombre, dejarlo que sienta las primeras patadas en el vientre de su madre, pedirle ayuda para cuando nazca el bebé...

Cuando mamá está en la maternidad

Hay que explicarle que, aunque su madre va a permanecer unos días en el hospital, él va a estar bien atendido. Siempre que sea posible, la madre, antes de que se vaya al hospital, debe despedirse de su niño/a. Y pedirle que cuide bien de la casa durante el tiempo que esté ella en el hospital. Conviene asegurar que la persona que le va a cuidar venga vuestra casa, o en todo caso el niño debe quedarse en casa de alguna persona en la que él/ella confíe y quiera (los abuelos, los tíos...). Permitan que si lleve su juguete preferido o un objeto que pertenezca a la madre (un paño, una fotografía): sentirá menos su ausencia y se sentirá más seguro/a.

No debemos olvidar explicar el niño/a los motivos de algunas ausencias, y compartir con él todo el que está pasando. Sí es posible, el papel del padre, en estos momentos, debe ser aun más visible ya que es conveniente que lo visite a diario y la madre debe llamarle por teléfono para preguntar sobre sus actividades... En el caso de que el hospital o clínica lo permita, puede ir a ver a su madre y al recién nacido. Un detalle importante: si puedes y lo crees conveniente, dependerá del caso concreto, lo recibas con un regalo en el hospital, y le dice que fue su nuevo hermanito/a que se lo trajo.

Regreso la casa con el nuevo bebe.

El momento de la vuelta la casa es el que exige más tacto. Debeis mostrar

- alegría al volver y encontraros todos juntos otra vez

- interés y escuchad todo el que el hijo/a mayor cuente sobre los días que estuvo sin la madre en casa.

El niño/a necesitará de la seguridad y la confianza de sus padres. No se sientan culpables por si tu hijo/a sufre con los celos. Dadle cariño, mucho cariño.

Otra cosa es avisar a las visitas para que le presten atención y no sólo al recién nacido.

Es importante que no cambiar la rutina del niño/a tras el nacimiento del hermanito/a. No debéis olvidar las costumbres que teníais antes del nacimiento otro bebé. Si hay que hacer un cambio, debeis ser previsores ya que este cambio es conveniente que se haga antes de que nazca el bebé. No olvides jugar con el mayor, de estar en la mesa a la hora de comer, cenar, de prepararle su merienda preferida, de permitirlo que si acurruque en tus brazos.

Buscad que el momento que teníais solo con él, no se altere. Por ejemplo, no te olvides del cuento a la hora de dormir... Otra cosa importante es planificar las actividades familiares y tener muy en cuenta aquello de "Todos para uno y uno para todos". Que la familia es un trabajo de equipo.

Debes reforzarlo cuando mantenga una actitud positiva hacia el bebé; potenciará que este comportamiento se repita.

El niño está adquiriendo un nuevo papel en su vida: hermano/a mayor. Haced que se sienta orgulloso y responsable de este nuevo "puesto" permitiéndole hacer cosas "de mayores" y que se adecuen el mismo tiempo a su edad (por ejemplo, pueden dejarle que como en la mesa con los adultos, que vaya para cama un poquito más tarde... .).

Una de las mayores rabietas entre hermanos viene dada cuando el pequeño/a rompe algún juguete del mayor. Evite esta situación no permitiendo que el bebé coja los juguetes de su hermanito/a, a no ser que este mismo sea quien se los deje.

Escrito por

2T Psicología

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre celos