Celotipia o celos patológicos: Cuando el amor se convierte en una obsesión

¿Sientes que tu pareja tiene demasiado celos? Quizá te encuentres en una situación dónde los celos patológicos o celotipia estén presentes. Descubre todos los síntomas y salva tu relación.

8 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Celotipia o celos patológicos: Cuando el amor se convierte en una obsesión

Tener celos es un rasgo natural de la naturaleza humana. Pero todos debemos controlar esos impulsos, más si no tienen un origen racional. El problema radica cuando esta inseguridad en la pareja acaba convirtiéndose en la norma. Cuando una cuestión de celos se transforma en todo un problema, estamos delante de la celotipia o celos patológicos.

¿Qué son los celos patológicos o la celotipia?

La celopatía o celotipia, más comúnmente conocida como celos patológicos es cuando estos sentimientos hacia tu pareja acaban derivando en una enfermedad. Por ello, en cuanto alguien presenta uno de los síntomas que indican que estás delante de celos patológicos es muy importante que acudas a un psicólogo de pareja para poder solucionarlo. Acudir a un profesional no sólo será la mejor forma de saber cómo ayudar a un celoso patológico sino que además también tendrá beneficios para el amante.

Cuando hablamos de los celos ‘dentro de la normalidad’ nos referimos aquellos que se componen por el dolor que se nos presenta ante la idea de poder perder a nuestro amado. A veces podemos experimentar estos sentimientos, pero cuando los celos de pareja se vuelven la normalidad, debemos empezar a preocuparnos. Uno de los psicólogos más conocidos, Freud, analizo cuales eran los tipos de celos que nos podemos encontrar.

“Los celos son uno de esos estados afectivos, como el dolor, que pueden describirse como normales. Si alguien parece no tenerlo, la inferencia está justificada de que ha sufrido una severa represión y, en consecuencia, juega un papel más importante en su vida mental inconsciente. Los casos de celos anormalmente intensos encontrados en el trabajo analítico se revelan como construidos en tres capas. Las tres capas o grados de celos pueden describirse como (1) competitivos o normales, (2) proyectados y (3) celos delirantes ".

 
Los celos en la pareja pueden venir de la mano tanto de hombres como de mujeres. Tal como lo expuso Freud, podemos encontrarnos tres tipos de celos.

1.     Celos competitivos o normales

Estos celos se podrían definir como aquellos sentimientos de hostilidad hacia los rivales que se creen que son preferidos para el amante. Además están caracterizados por una autocrítica que intenta hacer responsable al propio sujeto por la pérdida del amor. Aunque sean denominados normales, la realidad es que estos celos se presentan como una manifestación de la incapacidad de amar de forma auténtica. Tener estos celos es propio de los individuos cuyas relaciones se basan en la satisfacción de ciertas necesidades narcisistas. Tanto es así que perder el amor de la pareja acaba traduciéndose para estas personas como una disminución de su propia autoestima. Algunos autores sugieren que este tipo de celos (que están dentro de un rango normal) acaban significando una expresión del amor infantilizado, basados en la dependencia emocional.

2.     Celos de proyección

Los celos de este etilo se originan a causa de una infidelidad real o por los impulsos que experimentan los propios individuos hacia una infidelidad que han reprimido. Cuando hablamos de celos proyectados nos encontramos delante de un delirio celotípico. Los sujetos que tienen este tipo de celos acaban temiendo de una forma obsesiva que su compañero les sea infiel. De esta forma lo que están buscando es aliviar sus propios sentimientos de culpa hacia los impulsos que han sentido para cometer una infidelidad.

3.     Celos delirantes

Cuando hablamos de esta desconfianza en la pareja nos encontramos ya en celos patológicos que pueden derivar en una situación grave para el individuo y su amante. Este trastorno psicopatológico está básicamente caracterizado por la convicción, normalmente sin fundamentos reales, de que realmente existe una infidelidad del amante. Una de las principales manifestaciones que caracterizan estos celos patológicos son la constante búsqueda de indicios que comprueben dicha infidelidad que hasta pueden derivar en falsos recuerdos. Este delirio de celos obsesivos pueden llegar a derivar en un carácter paranoico con trastornos psíquicos, especialmente las conductas alcohólicas. Un celoso compulsivo o celosa compulsiva acaba sufriendo una pérdida de autoestima que puede conllevar una impotencia sexual.

Qué es la celotipia o los celos patológicos

Celos obsesivos o celotipia: Síntomas

Al estar delante de una desconfianza en la pareja que deriva en celos patológicos, podemos encontrarnos diferentes formas de expresión de sus síntomas. Este celos de pareja denominados celopatía o celotipia son un trastorno mental que se caracterizan por cuatro rasgos distintivos.

  • Es un trastorno mental que surge antes o a raíz de los celos en pareja
  • Las principales características del trastorno coexisten con los celos (las paranoias, la baja autoestima, etc.
  • El trastorno tiene una relación estrecha con los celos
  • No tienen un fundamento basado en la realidad

Cuando nos encontramos con un caso de celos patológicos el principal síntoma (así como el más conocido) es la recurrente e obsesiva preocupación por la infidelidad sexual en la pareja. Aun así existen otras patologías que también son parte de este trastorno delirante celotípico.

1.     Alucinaciones

Comúnmente podemos encontrarnos la referencia a ‘delirio de los celos’ cuando se señala este comportamiento en las parejas. Este tipo de rasgos en la celotipia se caracterizan por un delirio entorno a la infidelidad de la pareja. En estas alucinaciones podemos encontrar creencias que pueden incluir desde la sospecha de que la pareja ha contraído una enfermedad de transmisión sexual de un tercero o que está teniendo relaciones sexuales con otra persona.

2.     Obsesiones

Otro de los síntomas más persistentes son los celos obsesivos. De esta forma los pensamientos respecto a las infidelidades del otro se presentan de una manera muy intrusiva y acaban comportando comportamientos compulsivos como el control excesivo de la pareja. La mayoría de pacientes que presentan este síntoma celotípico acaban reconociendo que sus miedos no tienen ningún fundamento racional y hasta se avergüenzan de ellos.

3.     Ideas sobrevaloradas

Esta ‘enfermedad de celos’ se pueden presentar también como una idea aceptable y racional de vivir una relación. De esta forma, el sujeto acaba aceptando todas estos sentimientos descontrolados y los asume a pesar de que tenga graves repercusiones para él mismo.

4.     Comorbilidad

Este tipo de síntoma se refiere a presentar junto a esto celos patológicos otros trastornos que pueden derivar de ellos. De esta forma existen muchos casos dónde la celotipia acaba mostrando también un trastorno de personalidad o un abuso de sustancias.

Además de estas sintomatologías, los celos patológicos también pueden presentar:

  • Preocupación por los pensamientos intrusivos del sujeto y las sospechas sobre la fidelidad de la pareja.
  • Comportamiento abierto de buscar confirmar las preocupaciones sospechosas.
  • Evitar actividades o situaciones que provoquen celos.
  • Angustia personal de ideas irritables, agitadas, fóbicas y suicidas.
  • Interrupción del funcionamiento en diversas esferas.
  • La violencia, tanto oral como física (en este caso es muy importante acudir cuanto antes a un profesional o a la policía)
  • Puede ocurrir agresión a terceros sospechosos de ser el amante de la pareja o un potencial rival.

¿Por qué surgen los celos patológicos?

Los celos y la desconfianza tan obsesiva pueden surgir por diversas razones. Además de que debemos tener claro los límites en las relaciones de este estilo, también debemos procurar ayudar a la persona a dejar atrás todos estos pensamientos recurrentes. Una buena forma de conseguirlo, además de acudir a un profesional, es sabiendo de dónde y por qué surgen los rasgos de celopatía.

Causas de los celos patológicos

1.     Teoría del apego

Una de las explicaciones para saber qué son los celos y de dónde surgen proviene de esta teoría. Normalmente los individuos que tienen muchas inseguridades, pueden volverse ansiosos por el apego de su pareja hacia ellos.

2.     Cognitivo

Los investigadores Enoch y Trethowan han considerado que los celos obsesivos y patológicos derivan de la sensación de insuficiencia, hipersensibilidad e inseguridad son los principales factores que haces que estos surjan.

3.     Disfunción sexual

Otra de las razones por las que puede surgir una enfermedad como la celopatía es como respuesta a una función sexual reducida. Además uno de los problemas que muestras muchos de los pacientes que tienen una disfunción sexual es la vergüenza a hablar de ello.

4.     Consumo asociado de alcohol y drogas

Existen muchas investigaciones que marcan que el uso de alcohol y drogas está estrechamente relacionado con los celos patológicos. Aun así el consumo de estas sustancias no hace que aparezcan estos celos obsesivos sino que los exacerba.

Cómo tratar los celos patológicos o la celotipia

El mejor método para tratar un comportamiento celotípico de la pareja es a través de una terapia conjunta con un profesional de la salud mental. Además es importante que los dos miembros de la pareja estén presentes ya que este tema debe ser abordado con mucho tacto. Realizar una terapia de pareja no sólo puede salvar vuestra relación, sino también la salud de ambos.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • O. Somasundaram, (2010). Facets of morbid jealousy: With an anecdote from a historical Tamil romance. Indian Journal of Psychiatry. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2990838/
  • M. Kingham; H. Gordon; (2004). Aspects of morbid jealousy. Cambridge Core. https://www.cambridge.org/core/journals/advances-in-psychiatric-treatment/article/aspects-of-morbid-jealousy/06CBB7BF78CC43C785AE6F7C0F0046C9/core-reader

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapias de pareja