Acceso centros Añade tu centro gratis

Claves para enfrentarse a una entrevista de trabajo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Suelen darnos consejos del estilo: conoce la empresa, estrecha la mano al entrevistador de manera firme, piensa en positivo, conócete a ti mismo/a y tus puntos fuertes y débiles, etc.

8 JUN 2016 · Lectura: min.
Claves para enfrentarse a una entrevista de trabajo

En Gogénola Psicología somos expertos en selección de personal y trabajamos para empresas referentes en sus sectores buscando los mejores profesionales para las mismas. Por ello queríamos daros cinco consejos, que a priori pueden parecer de sentido común, pero en los que no se suele hacer mucho hincapié en este tipo artículos

  • Sé puntual: obvio. Pero aquí nos gustaría puntualizar algo que generalmente ocurre. Tan malo es llegar tarde, como demasiado pronto. Date cuenta que la persona o personas que te van a entrevistar están trabajando y posiblemente, si están inmersos en un proceso de selección, tengan sus horarios planeados; por lo que llegar muy pronto puede hacer que trastoques su planificación. Con llegar 5 minutos antes, es suficiente. Y vete solo a la entrevista, nada de acompañantes.
  • Lleva un CV en papel: aunque lo hayas enviado por carta, email… es conveniente llevar uno en papel, bien impreso, en color, etc. Y por supuesto actualizado. Llevar un CV al que le faltan datos y decirlos de palabra en la entrevista, denota desidia por parte del entrevistado. Date cuenta que en una entrevista lo que se supone que estás dando es tu mejor imagen, la mejor versión de ti y tu CV es tu tarjeta de presentación. Si esta está incompleta, con faltas de ortografía, desordenada, sucia… tu propia imagen se verá poco favorecida.
  • Cuida tu imagen: lo cual no significa que tengas que ir vestido/a de etiqueta. Simplemente has de ir de acuerdo al puesto al que optas, pero por muy poco cualificado que sea el mismo, huye de prendas como chanclas, pantalones cortos, camisetas de tirantes, gafas de sol, etc. Y por supuesto, tan importante como la imagen es la higiene, y no hacemos referencia solamente al aseo personal, sino también los olores. Por ejemplo, aunque vayas perfectamente vestido/a y aseado/a, si justo antes de la entrevista te has tomado un café, fumado media cajetilla de tabaco y todo ello en un bar sin ventilación en el que justo están cocinando la comida, cuando te reúnas con el entrevistador en una sala (por lo general de pequeño tamaño), el aroma que se puede desprender puede que no sea muy agradable.
  • Se tú mismo: no intentes parecer alguien que no eres, el entrevistador lo notará. No intentes demostrar nada ni dar lecciones, puedes dar imagen de soberbia. En una entrevista, por lo general, no van a evaluar tus conocimientos de nada; solo quieren conocer a la "persona" que está detrás del CV que han recibido. Pon tu mejor cara (y sonrisa) y relájate.
  • No mientas: nunca. Te van a cazar. Aunque seas un profesional de la mentira, el entrevistador es un profesional en detectar mentirosos. Tu CV debe ser acorde a la realidad y si te citan para una entrevista, no intentes inventarte nada en la misma, ya que si te han citado es porque tu perfil les ha resultado interesante. Además siempre pueden pedirte una vida laboral para cotejar que lo que pongas en el CV sea lo mismo. Siempre puedes omitir datos que no te interese que se sepan, pero nunca inventártelos.
Escrito por

Gogénola Psicología

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología de rrhh y organizaciones