¿Qué es el Bruxismo? 7 Técnicas psicológicas para combatirlo

¿Rechinas las dientes? ¿Sabes en qué consiste el bruxismo? El bruxismo puede afectar en muchos ámbitos de tu vida. Descubre cómo detectarlo, sus consecuencias y cómo abatirlo por completo.

8 ENE 2020 · Última modificación: 22 FEB 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo tratar el bruxismo?

El bruxismo o apretar los dientes, también conocido como el rechinar de los dientes puede producirse tanto por el día como por la noche. El más usual suele ser por la noche cuando estamos dormidos, por este motivo es complicado poder controlarlo. El bruxismo aparece de forma inconsciente, haciendo que apretemos los dientes o incluso que los movamos, consiguiendo un desgaste importante en las piezas debido a la tensión en la mandíbula que se sufre con esta enfermedad.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es un trastorno nervioso en que apretamos y rechinamos los dientes superiores e inferiores de forma inconsciente. Es un movimiento involuntario que tanto puede producirse durante el día como durante la noche. De hecho, no tiene por qué darse en ambos momentos. Debido a que puede darse durante la noche se lo ha categorizado incluso como un trastorno del sueño.

Estos movimientos involuntarios activan la musculatura mandibular y cervical, lo que su sintomatología puede ir más allá de un desgaste dentario. De esta forma, el burxismo tiene consecuencias tanto físicas como psicológicas. Por ello, es vital intentar detectarlo contra antes mejor sobre todo si se trata de bruxismo nocturno. Controlar el rechinar de los dientes es esencial no solo para dejar de sufrir tanto insomnio como sus otros efectos en nuestra salud mental y físico. 

Síntomas del bruxismo

Detectar el bruxismo y sus síntomas puede ser un poco díficil si este sucede durante las noches. La clave es intentar comentarlo con los seres queridos que viven con nosotros o ver si realmente tenemos los siguientes efectos.

  • Desgaste de dientes
  • Hipersensibilidad dental
  • Dolor de mandíbula y dientes (o incluso el oído)
  • Dificultades o dolor para abrir la boca o incluso masticar
  • Dolor de cabeza y en el cuello
  • Migraña
  • Rechinar los dientes

Estas pueden ser algunas de las señales que te pueden empujar a cómo saber si tengo burxismo si te lo estás preguntando. De esta forma esta enfermedad puede tener otros síntomas dependiendo las causas de dónde procede. Esto es así ya que el dolor de dientes puede ser por nervios o por la tensión mandibular por ansiedad, entre otras afectaciones. Por ello, para poder relajar la mandíbula será esencial intentar detectar las razones por las que sucede el bruxismo. En estos casos, puede ser vital acudir a un psicólogo profesional.

El bruxismo y sus consecuencias físicas y mentales

El bruxismo y sus consecuencias

El bruxismo afecta a nuestros dientes y al desgaste de ellos, incluso provocando problemas en la mandíbula para masticar o produciendo dolor. Además de estos síntomas, las sobrecargas en la mandíbula a raíz de apretar o rechinar nuestros dientes consiguen que nuestra boca se vea inflamada y dolorida haciendo que suframos insomnio, dolores de cabeza, de oídos, incluso dolores en las cervicales. Nuestra mandíbula es el músculo más fuerte de nuestro cuerpo, por eso igual que si tenemos una contractura en nuestras cervicales podemos tenerlas en la mandíbula y debemos tratarlo para que no nos ocurra muy a menudo. En muchos casos la contractura y la mandíbula están muy relacionadas. 

Causas del bruxismo

Cuando hablamos de algo que surge de nuestro inconsciente ya podemos imaginar que se trata de un hecho que proviene de nuestra mente, emociones y sentimientos, quienes seguramente estamos reprimiendo y no dejando salir. Las causas más comunes que surgen de forma inconsciente:

1. Ira reprimida

En muchas ocasiones apretar la mandíbula puede venir de la mano de una ira reprimida debido a nuestro día a día. Tanto es así que apretar los dientes puede ser causa de una agresividad que reprimimos en diversas situaciones.

2. Dificultad para expresar lo que sentimos

En algunos casos apretar mandíbula va de la mano de la inexpresión de algunos sentimientos y emociones que no logramos comunicar a los demás. De esta forma, apretar los dientes suele indicar algún problema con nuestra manera de expresarnos con los de nuestro alrededor. 

3. Trastornos del sueño

Diferentes investigaciones han encontrado que el bruxismo suele tener el origen en un trastorno del sueño ya existente como pueden ser los ronquidos, o otras parasomnias relaiconados con el acto de dormir. Por lo tanto para evitar el bruxismo deberíamos intentar solucionar precisamente estos trastornos que nos suceden durante la noche. 

4. Estilo de vida

En algunas ocasiones el rechinar de dientes indica un estilo de vida poco saludable. Es decir, las personas que recurren a las drogras exitadoras tanto el tabaco, el café o el consumo excesivo del alcohol, pueden llegar a ser una de las causas del bruxismo. En estos casos para relajar la mandíbula debemos dejar de lado este tipo de sustancias. 

5. Estrés y ansiedad

La tensión mandibular por ansiedad y estrés es más común de lo que podemos imaginar. Por ello, el tratamiento del bruxismo suele ir relacionado con la relajación o el tratamiento de estas dos patologías psicológicas. En muchos casos, apretar la mandíbula por ansiedad o estrés suele ser muy común. Además no sólo se puede producir por estas dos afectaciones tan conocidas sino que también el dolor de mandíbulo y los dientes puede ir de la mano de otros trastornos de la personalidad.

6. Tic emocional

Si definimos un tic, un tic es la contracción involuntaria de los músculos de manera muy intensa. Esta contracción involuntaria puede deberse a muchos casos, en el caso del bruxismo y apretar la mandíbula por ello, parece que la teoría que más fuerza tiene es la de la ansiedad y el estrés. Incluso un trastorno de ansiedad social puede activar este tipo de tic.

Por eso, podríamos decir que el bruxismo es un tic emocional, por lo que herramientas como la relajación, respiración, técnicas de reestructuración cognitiva y promover un cambio en el estilo de vida pueden resultar muy útiles para reducir la ansiedad y el estrés que pueden estar detrás del bruxismo.

7. TOC (trastorno obsesivo-compulsivo)

Hay quienes han hablado de que la personalidad obsesiva-compulsiva o TPOC (que en realidad deberíamos diferenciarla del TOC como tal, pero que comparten sintomatología similar) puede estar detrás del bruxismo. De hecho, si analizamos más a fondo tanto el TOC como el TPOC, en ambos encontramos que la ansiedad es frecuente. En ambos trastornos, la urgencia y el control están presentes, por lo que tener todo bajo control y resolver rápidamente pueden producir la ansiedad. En este caso, buscar reducir las consecuencias del trastorno ayudará a reducir también las causas y consecuencias del bruxismo.

En este caso, el tratamiento farmacológico y la terapia cognitiva-conductual, es el tratamiento para hacer frente al trastorno y a la ansiedad. Técnicas como la exposición y la reestructuración cognitiva ayudarán a reducir el bruxismo. Es por este motivo que debemos tener en cuenta la ayuda de los psicólogos para el tratamiento del bruxismo.

Tratamiento del bruxismo

¿Cómo dejar de apretar los dientes por el bruxismo?

Para empezar el tratamiento del bruxismo debes entender qué situación emocional estás viviendo y buscar formas de gestionarla que te puedan venir bien, ya sea con relajación, mindfulness o incluso descargar tu tensión con actividades como el boxeo. Cada persona es distinta y le funcionaran unas técnicas u otras. Pero al final, lo más importante es ir al origen, entender qué te está ocasionando bruxismo y por qué. Pueden ser multitud de cosas, tanto físicas como psicológicas.

Lo que debes entender, es que existen diferentes tratamientos como la férula de descarga o la rehabilitación protésica para abordar este problema, pero la realidad es que lo único que harán es evitar el desgaste de tus dientes, no te quitaran la tensión. Controlar, reducir o conseguir eliminar ese estrés o tensión muscular está en tus manos, ya sea realizándote masajes musculares como haciendo ejercicios para liberar tensión. Sin embargo, lo principal que debes tratar es su origen, si no lo haces todo lo anterior te ayudará pero seguirás teniendo tensión en tus músculos de la mandíbula y te puede llegar a repercutir en tu día a día con fuertes dolores de cabeza, dolor muscular, contracturas no sólo en tu mandíbula sino también en tus cervicales e incluso cansancio por el insomnio. Principalmente, para saber cómo relajar la mandíbula y dejar atrás el bruxismo podemos seguir las siguientes indicaciones.

1. Aprende técnicas de relajación y de meditación

No debes evitar el bruxismo sin saber cuál es la causa detrás de este rechinar de los dientes. Pero aun así puedes recurrir a técnicas de relajación para poder aliviar el bruxismo y el dolor de cabeza relacionado con ello. La meditación también es efectiva para tratar el bruxismo y sus consecuencias.

2. Maneja el estrés

Como hemos visto, el estrés puede ser una de las causas del bruxismo más comunes. De esta forma, un buen tratamiento del bruxismo consiste principalmente en tratar el estrés que sufrimos en nuestro día a día. Para reducir el estrés y evitar el bruxismo podemos bajar nuestro ritmo de vida e intentar llevar un estilo de vida saludable a través del ejercicio, la dieta y sobretodo dejar un tiempo para cuidarnos a nosotros mismos. 

3. Cambia tu comportamiento

En los casos en que el bruxismo y apretar los dientes venga de la ira reprimida o de la agresividad, se debe intentar aliviar las causas de este tipo de comportamientos. Analiza el por qué te sientes así y deja de lado este tipo de actitudes deribadas de la ira y la agresividad. 

¿Cómo tratar el bruxismo?

4. No bebas cafeína y alcohol

Las drogas exitadoras pueden producir nerviosismo que en algunos casos se traduce en rechinar los dientes y apretar la mandíbula. Por ello, podemos intentar dejar atrás este tipo de actitudes rehusando a este tipo de bebidas que nos producen el nerviosismo. 

5. Practica una buena higiene del sueño

Para intentar dejar atrás el bruxismo nocturno y sus síntomas podemos recurrir a establecer ciertos hábitos del sueño. Gracias a ellos tendrás una solución efectiva para intentar frenar este desgate de dientes. 

6. Cuidado dental

El cuidado dental es vital para intentar frenar el bruxismo y el desgaste de dientes. A través de la ayuda del dentista podremos aprender algunas técnicas o ejercicios para el bruxismo para poder evitar el desgaste mental. 

7. Pide ayuda

La ayuda psicológica puede ser esencial para el burxismo y su tratamiento. De esta forma, los psicólogos son esenciales para intentar encontrar el origen del por qué tendemos a apretar la mandíbula. 

El bruxismo es una enfermedad muy desconocida por parte de la gran mayoría de la población. De esta forma, es vital reconocer que tenemos un problema e intentar ver el por qué se produce. Nuestra salud física y mental debe ser prioritaria para encontrar la felicidad en todos los sentidos.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • B, (2021). Causes Of Bruxism. The burxism association. http://www.bruxism.org.uk/causes-of-bruxism.php
  • Gans, S (2021). What Is Bruxism? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/grinding-teeth-380343#treatment
  • Truong, S (2020). Teeth Grinding. Sleep Foundation. https://www.sleepfoundation.org/bruxism  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

1 Comentarios
  • Karelys Lopez

    Excelente artículo

últimos artículos sobre estrés