MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

¿Cómo conseguir que tu hijo te haga caso?

¿Nuestro hijo no nos hace caso cuando le pedimos que haga algo o le hablamos? Prueba a seguir estos consejos.

28 ago 2018 en Niños y adolescentes - Lectura: min.

psicólogos

La infancia supone un período de aprendizaje para los niños, una etapa en la que los menores se dan cuenta de lo que les rodea y prestan atención a todo cuanto ven y oyen.

Pero muchas veces nosotros sus padres no nos encontramos entre aquellos a los que hace caso. Por mucho que les hablemos, les ordenemos algo o les pidamos que haga alguna cosa, conseguir que atiendan puede ser complicado.

Por eso, los psicólogos especializados en psicología infantil apuntan que hay que conseguir llamar la atención del pequeño para que nos escuche y comprenda aquello que le pedimos o decimos. Pero ¿cómo lo conseguimos?

Asegurándonos de que nos escucha

Conseguir que nos escuche puede ser difícil si el niño se encuentra jugando con otros amigos, viendo la tele, jugando o leyendo un libro. Así, si necesitamos ordenarle una acción o hablar con él sobre un tema en particular, hemos de recabar su atención eliminando aquellos estímulos que pueden distraer al menor. Para ello, evitaremos hablar con él en un espacio donde haya distracciones, ya sea el parque, ya sea el área de juegos de su habitación. Lo ideal es tratar de alejarlo de la zona de estímulos y exigir que nos mire cuando le hablemos.

Haciendo comprensible nuestro discurso

Para que el mensaje que le demos sea comprendido por el niño es menester que empleemos un lenguaje adecuado a su edad, sencillo, con frases cortas y sin demasiadas explicaciones que puedan hacer que se pierda por el camino. Si queremos que haga algo, no nos vayamos por los cerros de Úbeda ni compliquemos el contenido de la orden; por el contrario, hay que ser concisos y directos en el mensaje, emplear palabras sencillas y frases cortas, y realizar la petición cuando queremos que la haga. Nada de pedir algo que necesitamos tres horas más tarde, porque seguramente ni se acordará. Mejor decírselo justo cuando queremos que lo realice. Así nos aseguramos de que se cumple la orden. Y, por supuesto, nada de repetirlo todo mil veces. Con ello lo que conseguiremos será que desconecte de nuestro mensaje y que no nos haga ni caso.

Prestando atención a su estado de ánimo y al momento del día

Como nosotros los adultos, los niños también tienen días buenos y malos. Si el niño ha dormido mal, si no lo ha pasado bien en el cole, si está enfadado o triste, conseguir que nos escuche será mucho más difícil que si lo hacemos cuando esté contento o descansado. Y lo mismo sucede con el momento del día: no es lo mismo hablar con él a las cinco de la tarde que a las nueve de la noche, cuando está agotado de todo el día y tendrá sueño. Obviamente, la atención será mucho menor, le costará más trabajo comprender y hacer aquello que le decimos y es bastante probable que se olvide enseguida de lo que le estamos diciendo.

Por eso es importante que busquemos el momento del día adecuado y observemos cómo se encuentra. Si no está receptivo ni comunicativo, no servirá para nada hablar con él, así que lo mejor será dejarlo para otro momento. Solo así obtendremos la atención que queremos para que nos escuche y nos haga caso.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mundopsicologos.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más