¿No puedes desplazarte a ningún centro?
Encuentra un psicólogo online
Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Cómo me preparo para dejar de fumar? 4 claves para ponértelo fácil

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Preparate para conseguir tu objetivo de dejar de fumar facilita que lo consigas, y reduce la ansiedad y el miedo, acercando el logro y convirtiéndolo en asequible.

14 MAY 2019 · Lectura: min.
¿Cómo me preparo para dejar de fumar? 4 claves para ponértelo fácil

Muchas personas que quieren dar el paso para abandonar el hábito de fumar (beneficios al dejar de fumar según la OMS) se sienten con miedo, angustiadas, y con dudas de si lo conseguirán o no.

En mis sesiones acompañando a muchas de estas personas, si bien me he encontrado con casuísticas de todo tipo, considero que hay una preparación previa que facilita que el resultado sea satisfactorio.

Esta preparación personal, a veces es consciente, y otras veces no. Una vez, asistió a una conferencia una mujer que explicaba que durante unos diez meses se había estado programando mentalmente para dejar el tabaco, se repetía mentalmente frases tipo "pronto nos separaremos", "vamos a dejar de vernos", "ya estoy cansada de ti"… hasta que unos meses más tarde, dio el paso definitivo, de un modo que ella expresó como bastante tranquilo. Y desde entonces se mantenía como ex-fumadora. (Puedes descargar una guía gratuita para conseguirlo en la página de la aecc).

Prepararse mentalmente para dar el paso

Para tener éxito en cualquier objetivo que queramos alcanzar, es necesaria cierta preparación. Según la OMS los consumidores de tabaco necesitan ayuda para dejarlo.Sólo cuando es el momento exacto, cuando estamos en el punto propicio para dar el paso, ejecutamos la acción. Así como una fruta madura se cae del árbol, la preparación nos sirve para madurar, de modo que la transición de persona fumadora a ex-fumadora sea lo más fácil posible, para que sea un paso natural en el proceso.

Vamos a ver algunas indicaciones para que puedas prepararte:

  • 1. Motivaciones claras

Ten claras cuáles son tus motivaciones para dar el paso a vivir libre del tabaco. Aunque a menudo las motivaciones son comunes entre muchas personas fumadoras (salud, dinero, enfados con la pareja…) es importante tener claras las propias, para sentir la fuerza de esa motivación. Cuánto más concreta sea tu motivación más sencillo es conectar con esa fuerza intrínseca. Por ejemplo, alguien puede querer dejar de fumar porque su padre falleció de cáncer de pulmón, y tiene miedo de vivir una experiencia similar. Y otra persona, después de obtener los resultados de una analítica el médico le ha recomendado que deje de fumar ya que hay algunos indicadores alterados. Ambos se refieren a la salud, pero la emoción de cada experiencia viene de lugares distintos. La motivación para conseguir dejar de fumar es la fuerza para conseguirlo.

  • 2. Empieza a despedirte del cigarro (o puro o cigarrillo electrónico).

2.1) Despedida mental. Has establecido una relación con el cigarro, puro o cigarrillo electrónico. Está ahí cuando estás con estrés, cuando te aburres, cuando no sabes qué hacer…y aunque estamos de acuerdo que el tabaco no tiene la propiedad de distraer o relajar (sólo relaja el mono de la nicotina), muchas veces has asociado el hecho de fumar con estas emociones positivas. Por tanto es importante que te despidas de él, de la mejor manera posible. Si luchas contra el tabaco se hace más complicada la despedida. Hay personas que mentalmente se repiten: "pronto dejaremos de vernos" "gracias por la compañía durante estos años, a partir de ahora buscaré nuevas compañías" "eres de los últimos que me fumo" mientras encuentran el momento ideal para abandonar el hábito.

2.2) Escribe una carta de despedida. Aunque se trata también de despedirse, quiero darle un espacio especial a la actividad de escribir una carta de despedida. Se trata de escribir una carta agradeciendo los momentos compartidos, y explicitando el por qué del cambio en la relación. Como lo haríamos con cualquier pareja o amigo, cuánto más claros seamos en esta despedida, más fácil el camino a seguir. Siempre que podamos agradecer (genuinamente) nos favorecerá la marcha. Explicita tu compromiso en esta carta, de manera que tome fuerza tu decisión de hacer este cambio importante en tu vida. Además, si la carta la escribes a mano te permitirá llevar un ritmo de escritura más lento, lo que te permitirá ir conectando con tu interior a medida que vas escribiendo la carta, y esto te facilitará evocar cualquier tema importante al que tengas vinculado el hábito de fumar.

2.3) Ritual de despedida. Se trata de crear un acto que simbolice este cambio en tu vida, puedes enterrar los cigarros que te quedan bajo tierra, y decir unas palabras, quizás romper unos cigarros o quemarlos (sin fumarlos, claro!), o tirar el paquete con cigarrillos al contenedor. Lo interesante es crear el ritual que para ti tenga sentido, y ponerle toda tu intención.

  • 3. Visualízate como persona ex-fumadora

La visualización es una herramienta poderosa. Así que puedes empezar a imaginar cómo será tu vida cuando ya no fumes. Con todo lujo de detalles.

Hay personas a las que le cuesta verse como personas no fumadoras, así que si ese es tu caso, paciencia, y perseverancia. Es normal que si te cuesta verte, pues tardes un tiempo en imaginarte, la clave es ir sin prisas, dedicarse un tiempo cada día para imaginar, y permitirte que emerjan imágenes en tu mente, o quizás no son imágenes pero si sensaciones, ideas…deja que tu mente cree esa otra realidad hacia la que quieres ir.

  • 4. Cuestiona la práctica de fumar

Cuando alguien quiere dejar de fumar, suele tener claro, de manera consciente, que quiere dejar fuera de su vida el tabaco, que no le hace bien. Sin embargo, hay una parte subconsciente, una serie de ideas y asociaciones, que la mantienen como persona fumadora.

Es por esto, que vamos a ir cuestionando, a nivel interno y profundo, cada vez que se fuma un cigarro, ¿realmente necesito fumar este cigarro? ¿realmente quiero fumar este cigarro? encuentra una frase adecuada para ti y mantén siempre la misma. Puedes beber un vaso de agua antes de fumar cualquier cigarro y preguntarte a ti mismo/a "¿realmente necesito fumar este cigarro?". Esta pregunta repetida, repetida y repetida nos lleva a una nueva consciencia, a la larga. No es importante la respuesta que puedas dar en ese momento, más importante es hacerse la pregunta, y escuchar qué emerge de tu interior. Y no buscamos una respuesta racional, sino que buscamos generar un espacio entre el deseo de fumar, y la acción, de manera que ese espacio creado nos sirva, en algún momento, para redirigir la acción de fumar a otra alternativa.

En resumen, decidirte a dejar de fumar es un paso importante, y como tal, la preparación y ayuda pueden favorecer lograrlo del modo más sencillo y asequible posible.

¿Estás preparada/o?

Escrito por

Sonia Gutiérrez Psicoterapia Gestalt e Hipnosis

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre dejar de fumar