Acceso centros Añade tu centro gratis

Como superar una crisis vital

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Estás en un momento en que sientes que: No puedes más, Necesitas un cambio, Ya no sabes quién eres, Te sientes perdido-a...

22 NOV 2019 · Lectura: min.
Como superar una crisis vital

¿Qué es una crisis vital? Son un momento de alta intensidad emocional en los que nos cuestionamos profundamente a nosotros mismos y a nuestra vida. Tenemos la sensación que se nos ha desmontado la realidad tal como la conocíamos hasta ahora y nos sentimos perdidos y descolocados. Y muchas veces sentimos que no encontramos los recursos para afrontar los acontecimientos o sensaciones que estamos viviendo.

¿Como saber si estoy pasando por una crisis vital? Si estás en una crisis es muy probable que sientas:

  • Impotencia e incapacidad: no sabes afrontar lo que te pasa y/o sientes. Y cuando pasas una crisis fuerte, de las que te trastocan completamente la vida, no ves la salida, no visualizas como volver a estar bien.
  • Agobio: sientes que es demasiado para ti, que no puedes sostenerlo todo, te desborda la situación y las emociones que han despertado en ti.
  • Culpabilidad: te sientes mal por estar así y no saber solucionarlo, te culpabilizas y te exiges hacer lo que no te sientes capaz de hacer. Entras en una rueda de exigencia, frustración y culpa en la que te quedas atrapado.
  • Alteraciones del sueño: te cuesta conciliar el sueño, te despiertes a menudo y te desvelas, no descansas, te pasas todo el día en estado de somnolencia…

Y las emociones que probablemente sientes son alguna o todas las siguientes:

  • Tristeza: una pena profunda que ocupa casi todo tu día a día. Lloras sin causa aparente, te emocionas con mucha facilidad, sientes apatía, desesperanza… Y puede llegar a ocupar tanto espacio dentro de ti que afecta tu motivación y tus ganas de vivir.
  • Miedo: inquietud o pánico que te paraliza y bloquea tus acciones cotidianas. Las cosas que antes podías hacer con facilidad ahora te cuestan mucho y las que antes eran retos ahora te parecen imposibles.
  • Ansiedad: aparece un nerviosismo que va cogiendo más y más espacio de tu vida, cada vez te cuesta más concentrarte en las cosas y tomar decisiones. Quieres tranquilidad y no la encuentras en ninguna parte. Si se intensifica puede derivar en ataques de ansiedad y la sensación regular de opresión en el pecho y de que te falta el aire.
  • Ira: puedes notar mucha rabia hacia personas de tu entorno y también hacia ti sin razón aparente y de una manera desmesurada e incontrolable. Estás muy irritable y cualquier cosa te molesta.

Causas Hay múltiples causas y en general aparece una crisis cuando vivimos un cambio en nuestra vida que nos remueve profundamente y no sabemos afrontar. Muchas veces en el momento del cambio hacemos de tripas corazón y seguimos adelante, no nos damos cuenta de hasta qué punto nos está afectando porque callamos lo que sentimos para poder sobrevivir. Y al cabo de un tiempo las emociones y sensaciones que hemos reprimido afloran con una intensidad que nos atropella. Algunas de las causas más frecuentes son:

  1. Cambios en las etapas del desarrollo: traspaso a la adolescencia, la adultez, la vejez…
  2. Circunstanciales:
  • El nacimiento de los hijos (sobre todo el primer niño o cuando hay factores estresantes que rodean el embarazo, parto o post-parto).
  • Dolencias propias o de personas próximas.
  • Conflictos con la pareja: separaciones o relaciones tóxicas.
  • La pérdida del trabajo.
  • Las dificultades económicas.
  • Hechos traumáticos como: accidentes, abusos, catástrofes…
  • Insatisfacción profunda con la vida o con algún ámbito concreto.
  • Y a veces uno no tiene ni idea de qué ha causado la crisis.

¡¿Y qué hago con todo esto?! Crisis viene del griego y significa decisión. Llega un punto en que, o consigues reprimirla de nuevo (y quedará latente durante un tiempo hasta que re-aparezca con más intensidad) o estás tanto cansado de estar así que decides hacer frente a lo que te está pasando y accionar el cambio. Si escoges la segunda opción puedes iniciar una transformación profunda en ti, puesto que te das la oportunidad de:

  • Crear un nuevo inicio desde el cual construirte de nuevo
  • Soltar viejas creencias y crear nuevas mucho más nutritivas para ti
  • Adquirir y crear nuevos recursos que te ayudarán a gestionar lo que te pase de ahora en adelante
  • Escucharte, mirarte y hacerte caso
  • Fortalecer tu autoestima, seguridad y confianza en ti mismo
  • Afrontar aquello que has reprimido pero que continúa haciéndote daño y que en realidad simplemente necesita que le hagas caso y que cures la herida que ha quedado abierta (¡y te aseguro que casi siempre aquello que te da miedo es mucho menos terrible de lo que te imaginas!)
  • Darte cuenta de que deseas para tu vida
  • Re-definir tus prioridades

Traspasar una crisis es uno de los momentos más nutritivos de la vida. ¡Son difíciles sí, pero profundamente reveladoras! Te llevan a otro nivel.

¿Cómo lo afronto?Te comparto 9 pasos que te ayudarán a convertir las dificultades de la crisis en abono nutritivo para tu vida:

  • Haz una pausa de tu ruido (interno y externo) y descansa de verdad.
  • Dedícate tiempo a ti y da espacio a lo que sientes: escucha qué te pasa, que necesitas y qué quieres.
  • Dedica tiempo a tu placer.
  • Comparte lo que te pasa y como te sientes con personas con quienes te sientes muy acompañado.
  • Deja ir las prisas y las exigencias.
  • Cuestiónate tus creencias y cámbialas por nuevas que te sumen.
  • Replantéate tus prioridades.
  • Da espacio a sentir tus deseos y proyéctate hacia ellos.
  • Ábrete a nuevas posibilidades: ¡juega y estimula tu creatividad!

¿Después de leer este artículo notas que crece en tú el deseo de traspasar tu crisis? Si tu respuesta es SI ¡Felicidades! Celebra este momento porque es uno de los grandes momentos catalizadores de tu vida. Desde hoy coges un compromiso de andar hacia la vida que deseas y mereces (si hay alguna voz dentro de ti que dice que quizás no la mereces no le hagas ni caso).

¿No sabes cómo empezar?

Lee detenidamente los 9 pasos y escoge el que te sea más fácil para empezar. Y hazlo. Ve incorporándolo a tu día a día. Y vas incorporando más pasos, sin prisas y a la vez sin olvidarte, a tu propio ritmo. Y notarás los cambios.

Si ves que te resulta demasiado difícil hacer este proceso sol@ busca ayuda. Pedir ayuda es darnos un regalo, es hacernos la vida un poco más fácil.

¡Ánimos, lo que hoy es una dificultad, mañana será un nuevo aprendizaje y pasado mañana será una nueva capacidad!

Como superar una crisis vital
Escrito por

Hedy Kramer

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre crisis existencial