Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Cómo tratar la dislexia en niños?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La dislexia es un problema que perjudica el rendimiento de los niños en pruebas de lectura y los sitúa sustancialmente por debajo de lo que cabría esperar por su edad.

30 MAR 2010 · Lectura: min.
La dislexia es un trastorno que afecta a la adquisición de las habilidades de lectura

La dislexia es un trastorno que afecta a la adquisición de las habilidades de lectura. Es importante tener en cuenta que el origen de estos problemas está relacionado con factores biológicos y neurológicos, por esta razón es totalmente inapropiado culpar al niño de sus dificultades con la lectura. Los problemas de lectura provocan déficit en la exactitud, el reconocimiento de palabras, la velocidad y la comprensión.

Los errores de lectura más habituales son:

  • Substitución de una letra, una sílaba o una palabra por otra.
  • Rotación de letras (p-q, d-b, p-d).
  • Inversión de sílabas (el-le, casa-saca, pal-pla).
  • Omisión de una letra, una sílaba o una palabra.
  • Adición de una letra, una sílaba o una palabra.
  • Rectificación: el niño lee de forma incorrecta una palabra, aunque seguidamente la corrige.
  • Silabeo: el niño descompone las palabras en sílabas.
  • Errores sintácticos: cambio de género (masculino-femenino) o número (singular-plural) y falta de concordancia (verbo-sujeto, artículo-sustantivo).
  • Comprensión lectora baja: dificultades para extraer la información relevante de un texto y para responder a preguntas concretas; a menudo, estos niños responden atendiendo a sus conocimientos previos y no a la información del texto.

Los problemas derivados de la dislexia no se suelen superar a través de los métodos convencionales de enseñanza, por esta razón requieren un tratamiento reeducativo adaptado a sus dificultades y errores específicos.

Dislexia fonológica y dislexia superficial

Es importante de cara al diseño de los programas de reeducación conocer la naturaleza de las dificultades de lectura.

La dislexia fonológica se caracteriza por un déficit en el proceso de decodificación (transformación de letras en sonidos). Los niños que muestran este problema son lentos e inexactos, muestran dificultades en leer pseudopalabras (palabras sin significado que convierten en palabras de uso real), cometen errores derivativos y su comprensión puede estar bastante afectada.

La dislexia superficial se caracteriza por el déficit específico en el reconocimiento de la palabra, muestran dificultades para reconocer palabras más o menos comunes recurriendo al léxico mental donde se almacenan. Este almacén mental es necesario para la correcta escritura de la palabra, sobretodo para aquellas con alguna dificultad ortográfica. Aunque estos niños no suelen presentar problemas de decodificación, acostumbran a ser lentos en la lectura y presentan repeticiones, rectificaciones y silabeo.

Repercusiones

Los problemas de dislexia no tratados pueden provocar toda una serie de consecuencias negativas añadidas. La repercusión más importante es un retraso en los aprendizajes escolares que se va acumulando a lo largo de los años si no hay tratamiento reeducativo.

Los problemas de lectura pueden acarrear que estos niños eviten o se demoren en este tipo de tareas, por esta razón a menudo son calificados de perezosos. También es común que desarrollen una conducta impulsiva en su vida escolar y que desdeñen conseguir un mínimo de calidad en sus trabajos. La sensación continua de fracaso en el ámbito escolar puede desencadenar aversión hacia los estudios y las tareas académicas.

233.jpg

Es muy importante ayudar al niño a que mejore su relación con la lectura.

¿Tiene soluciones?

La intervención requiere establecer medidas reeducativas que precisarán trabajar las dificultades concretas del niño y en los casos más graves volver a iniciar los aprendizajes de la lectura y la escritura. En todos los casos la intervención requerirá la utilización de técnicas específicas más allá de la enseñanza convencional de estas habilidades.

Los objetivos del trabajo reeducativo son:

  • Recuperación de los aprendizajes de lectura y escritura.
  • Planificación y organización de la actividad del niño (agenda, horario de estudio, materiales).
  • Enseñanza de técnicas y métodos de estudio (subrayado, resumen, esquema).
  • Preparación de exámenes y trabajos.
  • Mejorar la motivación y la autoestima.
  • Potenciar las conductas adecuadas (mantenerse sentado en la silla, acabar las faenas, pensar antes de responder).
  • Reducir las conductas poco adecuadas (comentarios fuera de sitio, levantarse constantemente, no seguir instrucciones).
  • Generalización de las conductas adecuadas en la escuela y en casa.
  • Mejorar los hábitos de autonomía y hacer progresivamente responsable al niño de sus aprendizajes.

Consejos prácticos

Es muy importante ayudar al niño a que mejore su relación con la lectura. Esta actividad debería convertirse en algo lúdico que le haga disfrutar. En este sentido, el niño debe tener margen de elección en sus lecturas y animarle a que encuentre temas o formatos que le puedan agradar.

A nivel escolar, el niño debe contar en la escuela con los apoyos necesarios y es importante que el profesorado conozca la naturaleza de sus problemas. A nivel general, se recomienda a maestros y profesores que establezcan alternativas que, sin olvidar el aprendizaje necesario de la lectura y la escritura, ayuden al niño a progresar y mejorar su autoestima.

Escrito por

David Muñoz De La Orden

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre dislexia