MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

¡Compararse no es malo! Mientras no te compares con otros

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Te comparas con otros o contigo mismo? ¿Crees que compararte con otros te ayuda a superarte sanamente? ¿O compararte contigo mismo?

4 feb 2019 · Lectura: min.
¡Compararse no es malo! Mientras no te compares con otros

¡Estamos acostumbrados socialmente a compararnos con otros para calibrar quienes somos, qué hacemos y cuáles son nuestros resultados! Esta acción nos hace mucho daño. La comparación con otros está basada en errores del pensamiento. Es propia de estilos de pensamiento equivocado: generalización, pensamiento extremista, detallista y etiquetador. Y estos pensamientos distorsionan la realidad y crean sufrimiento.

Ahora bien, quiero dejar claro que compararse no es malo, mientras no te compares con otros.

El no compararnos con otros conlleva a una mejor salud mental. Estaremos más tranquilos, gozaremos más la vida, seremos más libres, y por supuesto, conseguiremos mayor superación personal y profesional.

Es una cuestión que es necesario entender con conciencia y educar también a nuestros hijos. Pero, volvemos al tema que nos acontece.

¿Con quién tenemos que compararnos entonces, te preguntarás?

La respuesta es… con uno mismo. ¡Compárate contigo mismo! Te invito a realizar un ejercicio de introspección mirándote al espejo y pregúntarte con total sinceridad si eres mejor persona que ayer, si te estás superando a ti mismo cada día, personal y profesionalmente en lo que eres y lo que haces. Pregúntate si eres consciente de las cosas que necesitas mejorar o aprender del entorno que te rodea, pero solo como guía o modelo para cambiar hacia lo positivo, adecuado y bueno para ti.

La comparación es una acción que siempre nos permite profundizar en el conocimiento de algo que ya se conoce o que se desconoce aún, por eso es una acción ciertamente relevante que invito que la ejecutes contigo mismo. ¡No con los demás!

Finalizo compartiendo esta frase reflexiva:

"Yo no compito con nadie,

yo corro mi propia carrera.

No tengo ningún deseo de jugar a ser mejor que nadie, solamente aspiro a mejorar y ser mejor para mi mismo, más de lo que era antes."

Si te pareció útil este artículo, ¡compártelo!

Hasta la próxima.

Escrito por

Lolimar Rodríguez B

Deja tu comentario