Coronavirus y la epidemia del miedo

El sentimiento de inseguridad está generando cada vez más miedo en la sociedad

25 FEB 2020 · Lectura: min.
Coronavirus y la epidemia del miedo

Desde principios del mes de enero, el miedo a se ha propagado como un tsunami en nuestra sociedad con la llegada del coronavirus. Un virus que fue aislado por el gobierno asiático a principios de año, pero del que ya se calculan unas 80 mil personas afectadas por la enfermedad.

Sin embargo, aunque estamos informados en todo momento gracias a los medios de comunicación, el malestar por la inseguridad a ser contagiados cada vez es mayor. Un miedo que se va propagando socialmente y cada vez más se encuentra en boca de las personas. Pero, ¿cómo afrontar esta carga psicológica?

En circunstancias donde el miedo tiene un papel protagonista somos mucho menos lógicos y racionales de lo que nos gustaría. Dudas como “¿Vamos a comer a un chino?” ahora que el virus se encuentra cada vez más extendido podrían verse como una actitud racista pero lo cierto, es que en momentos como en el que nos encontramos es mejor ser cauteloso.

Cómo nos afectan las epidemias

La sobreinformación que tenemos actualmente con la cantidad de medios de comunicación a los que estamos expuestos genera nada más y nada menos que miedo. Esta es la epidemia más poderosa, puesto que las cargas psicológicas que genera el miedo a una epidemia son mucho más fuertes que a veces la propia enfermedad. Este miedo nos provoca aislamiento de nuestro entorno, evitar coger transporte público o incluso entrar en establecimientos por miedo a quién habrá dentro y lo que nos pueda transmitir, etc.

Ser precavido es importante, pero cuando llegamos a obsesionarnos con ello esto se convierte en un factor negativo hacia nosotros. La alarma social a la que estamos expuestos con el coronavirus es real, pero antes  de entrar en pánico es necesario contrastar la información y no creernos todos los bulos que corren por Internet o las redes sociales. Esto lo único que nos proporcionará es más miedo.

¿Miedo o fobia?

A veces nos cuesta diferenciar si es miedo o fobia lo que nos está ocurriendo, puesto que tanto una como otra comporta una serie de signos que podrían ser similares como  la ansiedad y la sensación física que nos genera ese miedo o fobia. Debemos aprender a diferenciarlos bien para poder tratarlo en el caso que sea necesario:

  • Reacciones de sudoración pueden darse en una situación que nos da miedo, pero cuando esta sudoración es excesiva y se une a un terror descontrolado o taquicardia podemos hablar de fobia. En el caso de una fobia nuestra reacción es desproporcionada y exagerada y puede llegar a entenderse como algo traumático.
  • Alterar nuestra forma de hacer las cosas o la rutina por evitar llevar a cabo una situación proviene de la fobia. Podemos evitar hacer algo por miedo, pero cuando este miedo se convierte en una amenaza de la que somos incapaces de hacer frente hablamos de fobia.

Sin duda, el coronavirus tiene en alarma a todo el mundo. Es real y peligroso y debemos ir con cautela, pero  también está bien preguntarnos si algunas situaciones o formas de actuar que estamos teniendo como puede ser evitar a nuestros vecinos solo por ser chinos, son correctas y de dónde provienen.

 

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal