MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

Cuando el amor se descontrola, llegan los celos

Los celos cada día ocupan más parte de nuestra vida o de la de las personas que amamos y que nos aman, aprendamos a controlarlos.

19 sep 2014 en Psicología de parejas - Lectura: min.

Madrid (Ciudad) Madrid

Hoy en día vivimos en una sociedad libre y moderna, en la que parece que todo está aceptado y permitido. Pero esto no es del todo real, y es que hoy más que nunca, se dan infinidad de casos en los que dentro de una relación de pareja aparecen las desconfianzas de la mano de los celos.

Cada día sucede en edades más tempranas. Incluso en parejas adolescentes aparecen unos cuadros de celos patológicos, que consiguen medrar, en algunos casos, hasta los círculos de amigos y familiares.

Los celos es un comportamiento animal natural. Los animales dominantes o territoriales hacen suyo algo, y cuando otro animal de su misma especie, o de otra diferente, trata de apoderarse de lo suyo lo defienden mostrando comportamientos agresivos.

De esta manera, en nuestros cerebros reside una parte más animal, se encuentra en el sistema límbico o cerebro reptiliano. En esta zona cerebral es donde dan comienzo los impulsos emocionales más básicos, miedo, celos, rabia, e infinidad de emociones que dentro del reino animal pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte, pero que en nuestro mundo han de ser procesadas de forma racional.

Cuando damos rienda suelta a nuestros impulsos emocionales de control y sumisión estamos obviando la parte racional de nuestro cerebro y lo estamos dejando abandonado a su parte más animal, lo cual puede traer aparejado consecuencias negativas para nuestra vida social, familiar y de pareja.

El comportamiento de los celos puede tener una base real, e incluso en determinadas situaciones puede ser adaptativo y puede ayudarnos a solventar un problema de pareja, familiar o en el trabajo, pero lo más normal es que los celos no vengan aparejados con acontecimientos positivos. Estos comportamientos suponen que estamos convirtiendo a una persona con independencia, en un objeto de nuestra posesión, y por eso nuestro cerebro desencadena éstas reacciones animales.

¿Cómo saber si tengo un problema con mis comportamientos celosos o son normales?

Para darnos cuenta de que nuestros comportamientos celosos no son positivos tenemos que mirar sus consecuencias:-

  • Si soy capaz de no actuar en el momento.
  • Si después de un comportamiento celoso soy capaz de separar la parte real de la ficticia. Real: mi pareja está hablando con una persona del sexo opuesto y vuelve conmigo después. Ficticia: Tiene intención sexual con esa persona, tal vez yo ya no le guste o esa persona le gusta más que yo...
  • Si soy capaz de pedir perdón y de darme cuenta de que he dicho cosas que no siento.
  • Si soy capaz de mantener una conversación relajada con mi pareja, sobre lo que ha sucedido y escucho sus explicaciones.

Todos estos factores son indicadores de un buen pronóstico, puesto que todos podemos ser presas de nuestro cerebro en determinadas ocasiones.

¿Cómo sabemos si he sido presa de mi cerebro?

  • Cuando digo cosas que realmente no siento.
  • Cuando necesito hacer daño, emocionalmente hablando, a mi pareja por algo que creí que ella me está haciendo.
  • Cuando después de la discusión veo las cosas como dentro de un sueño.
  • Cuando no me reconozco al recordar esos momentos.
  • Cuando las personas de tu entorno no comprenden tus comportamientos.
  • Cuando pasas demasiado tiempo explicando tus actos.
  • Cuando me siento mal por las consecuencias de mis actos.
  • Cuando mis razonamientos, intentan justificar mis inseguridades con descalificaciones hacia la otra persona: Yo ya no le gusto, ese/a es más guapo (inseguridad), eres un/a guarro, un..., una... (descalificaciones) ya volverás (amenazas, rencor, rabia, ganas de venganza).
  • Si te sientes identificado con los puntos anteriores eres presa de tu cerebro reptiliano en el ámbito afectivo.

Aún así a nuestro cerebro, como a todo, también lo podemos educar, para que no nos juegue estás malas pasadas.

¿Cómo puedo ir educando a mi cerebro?

Para conseguir una relación estable y libre de celos patológicos, es necesario dialogar con nuestra pareja y fomentar nuestra propia autoestima e independencia dentro de la pareja desde el momento cero.

Por la parte del trabajo en pareja, cada uno debe conocer lo que piensa el otro de las cosas importantes, por ejemplo:

  • Si se tienen amigos del sexo opuesto.
  • Cómo se muestra la afectividad fuera de la pareja, si la pareja es más o menos afectuosa con sus amigos.
  • Si se aceptan amigos del sexo opuesto.
  • Si uno mismo se considera celoso y el motivo.
  • Cómo de liberal se entiende una relación.
  • Qué es una infidelidad.

Son infinidad de cuestiones que NO planteamos, porque creemos son innecesarias.

NUNCA es innecesario dialogar con nuestra pareja sobre lo que es realmente importante, y nuestra relación lo es.

Cuanto más conozcamos, menos necesidad tendremos de imaginar y desaparecen las excusas que nos damos de nuestros malos actos.

Si ya te encuentras dentro de una relación en la que crees que conoces a tu pareja, y aparecen los celos de manera insana, ¿Qué debemos hacer? Es fundamental hablar sobre el tema. ¿Cuándo? En el momento en el que una persona se siente presa de su cerebro reptiliano y da rienda suelta a sus instintos más básicos (ataque de celos), no está haciendo uso de su cerebro racional. Con esto quiero decir, que ese NO es el momento. Mejor dejar que tu pareja esté sola, puesto que de ese momento no va a salir nada bueno.

Cuando la situación de crisis pase, es necesario que se retome la conversación, sin reproches. Hablaremos haciéndonos cargo del malestar que ha experimentado nuestra pareja, pero explicando la situación desde nuestro punto de vista, para hacerle entender que esa situación no era una situación de riesgo real. Es importante que dentro de la explicación, a nuestra pareja, de cómo nos hemos sentido en el ataque de celos, le digamos lo que no nos ha gustado en contraposición de lo que nos enamoró de él/ella.

Si con todas estas pequeñas pautas no conseguimos cambiar esas actitudes es aconsejable buscar ayuda profesional, así será más fácil poder hacernos cargo de nuestros sentimientos sin dañarnos, ni dañar a las personas amadas.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mundopsicologos.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más