Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Cuándo es peligrosa una depresión?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La depresión es un síntoma que aparece como consecuencia de un conflicto psicológico, es una llamada de atención al otro o a uno mismo para gestionar un conflicto interno. Cuando vives inm

16 JUL 2017 · Lectura: min.
¿Cuándo es peligrosa una depresión?

La depresión es un síntoma que aparece como consecuencia de un conflicto psicológico, es una llamada de atención al otro o a uno mismo para gestionar un conflicto interno. Cuando vives inmerso en la depresión, omites una parte de ti mismo.

La expresión externa del conflicto puede alcanzar tres niveles distintos:

  • 1. A nivel mental: con síntomas obsesivos.
  • 2. A nivel del mundo exterior: con fobias, miedos y ansiedades.
  • 3. A nivel corporal: con manifestaciones funcionales de los órganos, somatizando la depresión en dolores y malestares físicos.
Esta división, se refiere al modo de manifestación de la depresión en los distintos niveles, pero en realidad todos están conectados. Y es que lo que sucede en la mente, en el cuerpo o en cómo nos relacionamos con el mundo exterior, están íntimamente relacionado. Todo síntoma tiene un sentido y una motivación. Gracias al tratamiento de psicoterapia, se levantan los velos que ocultan estos conflictos para poder analizarlos y afrontarlos.

La depresión incluye normalmente una pérdida: la pérdida de un ser querido, la pérdida del amor, el abandono, el distanciamiento de una amistad, la pérdida del trabajo, la pérdida de la autoestima, del lugar de residencia, de la salud… infinidad de motivos pueden dar lugar a una depresión, pero generalmente todos remiten a la pérdida.

El duelo suele estar acompañado de la depresión. El duelo es sentirse afligido y triste. La tristeza puede ser pasajera, hasta que se metaboliza el cambio vital; o patológica, con depresión grave.

En el proceso de duelo todas las personas necesitan un tiempo para poder asimilar el cambio que esa pérdida supone en sus vidas. Estar triste después de una pérdida es normal, esa tristeza nos enseña sobre la vida y sobre nosotros mismos. El proceso de duelo nos hace más fuertes para seguir el propio camino.

El duelo se transforma en patológico cuando la duración de éste proceso es excesiva y la persona fracasa en la aceptación de la pérdida, en los procesos de cambio que tiene que asimilar y en enfocarse hacia nuevos objetivos. En el duelo patológico, una pérdida es sentida como una amenaza profunda de la personalidad. Lo ideal sería tratar la depresión antes de llegar a este punto, pero si no se ha hecho y esto ocurre, la depresión ha llegado a un punto peligroso, y es necesario y urgente realizar un tratamiento psicoterapéutico.

Escrito por

Alicia de la Rosa

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión