Acceso centros Añade tu centro gratis

Descubre qué tipo de persona eres

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Quieres saber si eres una persona optimista o si eres realista? ¿Qué diferencia a una persona realista de una pesimista? ¿Y de una optimista?

20 MAY 2019 · Lectura: min.
Descubre qué tipo de persona eres

Nuestra personalidad y el estado de ánimo puede hacer que veamos las cosas de color negro o que tratemos de buscarles el aspecto positivo o práctico. De hecho, los especialistas en salud mental afirman que esta disposición determina cómo nos enfrentamos a los problemas y, en algunos casos, puede esconder detrás síntomas asociados a trastornos como la depresión.

Qué duda cabe de que todo ello está relacionado con la tolerancia a la frustración, con la resiliencia y con el modo en el que nos adaptamos a los cambios que se producen a nuestro alrededor. Por eso podemos dividir a las personas en positivas, negativas y realistas.

Obviamente, todos tenemos diferentes grados de cada una de estas tres características pero ¿te gustaría saber cuál es tu predominante? Haz este test:

Personas positivas

Las personas positivas son aquellas que tratan de ver los aspectos positivos de los problemas. Por supuesto, la vida no es de color de rosa y hay momentos en los que se producen contratiempos o situaciones que no son agradables. Saber aceptarlos, sobreponerse a ellos y adaptarse a la nueva situación que se presenta son, posiblemente, los atributos más evidentes de una persona optimista. Por tanto, no consiste solo en tomarse las cosas con humor, puesto que habrá momentos en los que estos apenas tengan cabida, como la muerte de un familiar, sino de saber aceptar lo sucedido y, sobre todo, ser capaz de superar el problema sin caer en la frustración, la tristeza y la desesperación.

Las personas optimistas se caracterizan por las siguientes actitudes:

  • Aprenden de los fracasos. En lugar de hundirse, intentan sacarle partido a los fracasos y a las críticas para aprender de ellos y mejorar. Son, por tanto, personas fuertes, que no salen corriendo ante un problema, sino que tratan de luchar hasta alcanzar aquello que desean.
  • Son muy sinceras consigo mismas y aceptan lo que ven. Por ejemplo, si no tienen un cuerpo diez, no se obsesionan por conseguirlo, sino que se aceptan como son, con todas sus virtudes y defectos. No se sienten condicionadas por los comentarios negativos que puedan verter los demás, no dejan que les afecten ni se dejan influenciar por ellos, aunque algunas críticas duelan.
  • Gozan de una alta autoestima. Esta cualidad estaría estrechamente ligada a punto anterior. Si te aceptas como eres, te quieres tal y como eres. Disfrutar de una autoimagen positiva es un aspecto fundamental para sentirse valorado, demostrar seguridad y mantener un equilibrio emocional.

Pero no todo es bueno. Hay personas que son tan optimistas que se olvidan de la realidad y ello los aleja de lo verdaderamente importante.

Personas pesimistas

Las personas pesimistas muestran una actitud ante la vida totalmente negativa. Se sienten juzgados continuamente y, lo que es peor, todo lo que les sucede lo interpretan de manera negativa. No tienen tolerancia a la frustración, no son capaces de aceptar aquellos aspectos que no les gustan y se muestran débiles ante un problema. Son personas con tendencia a sufrir tristeza y depresión, aunque ello no quiere decir que aquellas personas pesimistas sean depresivas. Solo que suelen tener más propensión a sufrir malestar emocional.  

Es normal que haya situaciones en las vida que nos produzca tristeza y malestar. Por tanto, no se trata de no sentir la pérdida de un ser querido, sino de no ser capaces de superarla. Ni de no sufrir la presión o las críticas, sino de aprender de ellas. Las personas pesimistas se hunden, se desesperan ante nuevos retos o cambios y suelen tener problemas para aceptar las críticas y aprender de ellas.

Las personas pesimistas se caracterizan por las siguientes actitudes:

  • Se centran solo en lo negativo. Cuando hay un problema, solo ven lo malo, y se hunden porque se ven incapaces de salir de allí, de superarlos. No toleran la frustración ni se adaptan a los cambios.
  • No tienen sueños o aspiraciones. No tratan de esforzarse en conseguir las cosas ni en aspirar a más. Piensan que todo le viene dado, por lo que no hacen nada por luchar por lo que quieren. Y cuando no lo consiguen, se frustran.
  • La consideración que tienen de sí mismos es tan baja que no esperan nada de ellos. Si no consiguen un puesto se escudan en que ellos son así, solo analizan los aspectos negativos y las críticas y olvidan, en muchos casos, otras cuestiones que guardan relación con lo sucedido y que han podido condicionarlo.

Por el contrario, a diferencia de las personas pesimistas, suelen ver aquellos aspectos negativos de la sociedad y eso mismo puede ayudar a identificar los problemas para tratar de solucionarlos.

Personas realistas

Podríamos decir que las personas realistas son aquellas que optan por buscarle el sentido práctico a las cosas. También podríamos decir que se trata de una actitud que se sitúa a caballo entre el pesimismo y el optimismo. Así, suelen ser personas que son conscientes de los problemas reales pero que, lejos de buscarles el sentido positivo, los aceptan los reconocen y los incorporar como parte de la realidad, sin que ello les desmotive o afecte.

La diferencia con el optimismo es que mientras que las personas optimistas tienen unas esperanzas muy elevadas en torno a lo que aspiran en la vida, sus sueños y deseos y no piensan en el hecho de que puede que no se cumplan, los realistas se preparan para la derrota, para no cumplir ese sueño. Es decir, aceptan que es posible que no lo consigan y se mentalizan para incorporar esa frustración a sus emociones, como una parte más de la vida. No se centran solo en lo positivo, sino que admiten que puede que el resultado no sea el esperado.

¿Qué caracteriza a una persona realista?

  • Tienen una capacidad de análisis más real, lo cual es importante para definir los problemas a sortear y adaptarse a la complejidad que supone alcanzar las metas.
  • Aceptan los errores y los obstáculos como una parte más del proceso. Se preparan para ellos y los incorporan en su lucha por conseguir aquello que desean.

A diferencia de las personas optimistas, las personas que son realistas suelen limitar más las expectativas y ello no siempre puede resultar positivo. 

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario
2 Comentarios
  • Big Boss

    Muy bueno, me ha servido muchísimo

  • Óscar

    Hola, genial artículo, muchas gracias.

últimos artículos sobre actualidad