Acceso centros Añade tu centro gratis

El bruxismo: ¿tic o TOC?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La principal y más aceptada es que la ansiedad y el estrés están detrás del bruxismo.

28 MAY 2020 · Lectura: min.
El bruxismo: ¿tic o TOC?

¿Qué es el bruxismo y cuáles son sus síntomas?

El bruxismo es un trastorno nervioso en que apretamos y rechinamos los dientes superiores e inferiores de forma inconsciente. Es un movimiento involuntario que tanto puede producirse  durante el día como durante la noche. De hecho, no tiene por qué darse en ambos momentos. Debido a que puede darse durante la noche se lo ha categorizado incluso como un trastorno del sueño.

Estos movimientos involuntarios activan la musculatura mandibular y cervical, lo que su sintomatología puede ir más allá de un desgaste dentario.

Si sufres bruxismo puede que sientas:

  • Dolor en la mandíbula y en el oído
  • Hipersensibilidad dental (al frío, al calor)
  • Desgaste dentario
  • Dificultades o dolor para abrir la boca o incluso masticar
  • Dolor de cabeza y en el cuello
  • Migraña

Si nos centramos en los tratamientos, podríamos dividirlos en tratamientos para reducir las causas y tratamientos para reducir las consecuencias.

A nivel de consecuencias, encontramos los tratamientos odontológicos: utilización de un protector o férula de descarga, aplicación de hielo o de calor en las zonas de dolor, masajes e incluso tratamientos antiinflamatorios.

Para trabajar las causas del bruxismo, conviene trabajar a nivel psicológico: técnicas de relajación, de respiración, hacer yoga, de reestructuración cognitiva… En definitiva, un cambio de estilo de vida. Es decir, técnicas y un trabajo psicoterapéutico donde trabajar el estrés, la ansiedad o incluso, como veremos más adelante, tratar la personalidad obsesivo-compulsiva.

¿Por qué tengo bruxismo?

Hay varias teorías. La principal y más aceptada es que la ansiedad y el estrés están detrás del bruxismo. Se ha visto una correlación entre las personas con ansiedad y su probabilidad de padecer bruxismo. De hecho, la ansiedad afecta a las vías neuronales y nos lleva a estar “hiperexcitados”, intranquilos, inquietos… lo que cuadra con la intensidad en la que se aprietan y rechinan los dientes.

No obstante, también hay quienes dicen que la depresión y la personalidad obsesiva-compulsiva pueden ser detonantes del bruxismo.

Ten en cuenta también que si tomas medicación antidepresiva (como por ejemplo la sertralina), puede que empieces a notar cierta sintomatología en tu musculatura mandibular.

Como curiosidad, parece ser que morderse las uñas, determinadas deficiencias nutricionales (deficiencia de magnesio), alergia, trastornos de tipo endocrino o apnea obstructiva del sueño, aumenta la probabilidad de padecer bruxismo.

Entonces, ¿es un tic emocional o bien forma parte del TOC?

El bruxismo como tic emocional

Si definimos un tic, un tic es la contracción involuntaria de los músculos de manera muy intensa. Esta contracción involuntaria puede deberse a muchos casos, en el caso del bruxismo parece que la teoría que más fuerza tiene es la de la ansiedad y el estrés. Incluso un trastorno de ansiedad social puede activar este tipo de tic.

Por eso, podríamos decir que el bruxismo es un tic emocional, por lo que herramientas como la relajación, respiración, técnicas de reestructuración cognitiva y promover un cambio en el estilo de vida pueden resultar muy útiles para reducir la ansiedad y el estrés que pueden estar detrás del bruxismo.

El bruxismo como parte del TOC (trastorno obsesivo-compulsivo)

Hay quienes han hablado de que la personalidad obsesiva-compulsiva o TPOC (que en realidad deberíamos diferenciarla del TOC como tal, pero que comparten sintomatología similar) puede estar detrás del bruxismo. De hecho, si analizamos más a fondo tanto el TOC como el TPOC, en ambos encontramos que la ansiedad es frecuente. En ambos trastornos, la urgencia y el control están presentes, por lo que tener todo bajo control y resolver rápidamente pueden producir la ansiedad. En este caso, buscar reducir las consecuencias del trastorno ayudará a reducir también las causas y consecuencias del bruxismo.

Como vemos, tanto si la ansiedad es un estado como si es un rasgo, en ambos casos puede padecerse bruxismo.

En este caso, el tratamiento farmacológico y la terapia cognitiva-conductual, es el tratamiento para hacer frente al trastorno y a la ansiedad. Técnicas como la exposición y la reestructuración cognitiva ayudarán a reducir el bruxismo.

Escrito por

Montse Marsà

Ver perfil
Deja tu comentario
3 Comentarios
  • Alba C. Rios

    Muy interesante. El año pasado decidí ir al ortodoncista porque tenía mucho dolor en la mandíbula y éste notó que tenía mucho desgaste en los dientes para mi edad, y bueno ahí fue que supe lo que es bruxismo. Veo q todos los síntomas son ciertos y bueno inició un tratamiento dental, pero igual me despierto por el ruido q hace mis dientes a veces. Creo q debo realizar los otros tratamientos

  • Anabell Méndez

    Mi niña de 5 años sufre de eso. Que puedo hacer?

  • Johana Arboleda

    En este caso para el tratamiento de este trastorno llamado bruxismo, es conveniente que se haga un trabajo interdisciplinary entre médico, psicólogo y odontologos para que la mejoría del paciente sea la más satisfactoria.

últimos artículos sobre ansiedad