Acceso centros Añade tu centro gratis

El divorcio desde la terapia familiar sistémica

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

En este artículo podremos conocer una visión diferente sobre el divorcio desde la Terapia Familiar Sistémica, y sus estrategias de intervención

3 MAR 2017 · Lectura: min.
El divorcio desde la terapia familiar sistémica

En este artículo podremos conocer una visión diferente sobre el divorcio desde la Terapia Familiar Sistémica, y sus estrategias de intervención en sus distintas etapas.

Desde este enfoque, el divorcio es el resultado de una serie de intercambios e interacciones disfuncionales que han tenido lugar en el pasado, o que están sucediendo en el presente, cuyas consecuencias perjudican seriamente a la relación de pareja tanto del el plano cognitivo como el pragmático y emocional (Pensamiento circular y no lineal (Causa- Efecto).

Hoy en día el divorcio, forma parte del ciclo vital en un porcentaje elevado de las parejas, convirtiéndose en una de las experiencias más traumáticas, que puede sufrir una persona, produciendo desequilibrios emocionales y físicos significativos.

En la mayoría de los casos, no se produce de manera repentina, sino que va precedido de un deterioro progresivo de la relación, cuyas consecuencias pueden perdurar en el tiempo, inclusive durante años después de la separación física de la pareja.

La terapia Familiar Sistémica en Divorcio, emplea las siguientes estrategias de forma específica en función de las diferentes etapas:

Etapa 1 Pre- Divorcio

Pasos a Seguir

1er: Valorar en función de la demanda, el tipo de Terapia Sistémica (Terapia Individual, de pareja, y/o familiar-hijos)

2º: Evaluar los problemas y qué indicadores existen de un posible divorcio

3er: Explorar la decisión, ambivalencia y la posible resistencia

4º: Detectar y abordar las posibles repercusiones de los hijos/as

5º: Favorecer común acuerdo, y proponer mediación (Evitar en lo posible un divorcio contencioso)

Etapa 2 Divorcio

Pasos a seguir

6º: Explorar si es un Divorcio de común acuerdo con mediación o un contencioso.

7º: Evaluar e intervenir en los distintos problemas (Legal, Emocional, Económico, Coparental, Social y comunitario, y espiritual o Religioso) Custodia única o compartida.

8º: Proceder a una separación física con límites muy claros, si la decisión ya está tomada.

9º: Ayudar a los padres y Madres a gestionar una nueva relación con hijos (Necesidades, límites, nuevo roles de los padres, etc).

10º: Promover acuerdos entre los padres y figuras significativas para crianza compartida de los hijos.

Etapa 3 Post- Divorcio

Pasos a seguir:

11º: Ayudar al cumplimiento de las obligaciones pactadas.

12º: Lograr la flexibilidad en los acuerdos o en su defecto promover una revisión del convenio.

13º: Valorar desde un punto de vista psicológica la evolución adaptativa de los hijos.

14º: Aprender a gestionar las nuevas relaciones de pareja con los hijos/as.

15º: Intervenir de inmediato ante los posibles problemas psicológicos de los hijos /as.

16º: Utilizar la Mediación en desacuerdos importantes con la ex/pareja.

17º: Tener en cuenta siempre el tipo de relación con los EX y las EX.

No prolongar la decisión del Divorcio por culpa o temor a los desconocidos.

Si el sufrimiento o las dudas persisten, es necesario buscar ayuda profesional (Terapia Familiar Sistémica).

Las parejas que se divorcien, darán prioridad a sus hijos/as en cualquiera de sus decisiones y aprenderán a gestionar sus vidas en esta nueva y compleja realidad.

Artículo,escrito por Eduardo Brik en colaboración con Borja Cuellar

Escrito por

Itad Sistémica

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapias familiares