El estrés y los problemas económicos, posibles causantes de la infertilidad

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Según un estudio, los problemas económicos que se atraviesan a nivel general y el estrés que éstos están generando son causantes de infertilidad.

13 may 2013 · Lectura: min.
El estrés laboral y las preocupaciones cotidianas podrían estar provocando problemas de infertilidad en muchas parejas.

La complicada situación económica que se está atravesando desde hace ya algunos años, así como el aumento del estrés laboral y de las preocupaciones de la vida diaria, está teniendo consecuencias en diversos aspectos relacionados con la salud.

No sólo se ha incrementado el número de personas que se plantean acudir a la consulta de un psicólogo para intentar superar dificultades de estrés, depresión, angustia... sino también, y tal y como indica un estudio elaborado por el área de esterilidad del hospital de Sant Joan de Alicante, estos hechos podrían estar afectando directamente a la capacidad reproductiva de muchas parejas.

Según especifican desde esta unidad, parece que la calidad del semen ha empeorado en los últimos años en un gran número de países civilizados y una de las causas a las que se apunta es “el ritmo acelerado y el descenso de la calidad de vida".

Estas circunstancias no sólo afectan a los hombres ya que, por ejemplo, el retraso en la edad de la maternidad como consecuencia de las presiones que padecen muchas mujeres en su entorno profesional también es significativo. De hecho, la edad media de las pacientes que acuden al hospital alicantino para consultas relacionadas con su fertilidad supera los 33 años.

No obstante, se destaca un cambio de actitud a la hora de afrontar estos problemas ya que, actualmente, se acude más en pareja y son tanto el hombre como la mujer los que se someten a los pertinentes análisis que ayuden a determinar las causas de que no puedan concebir.

Por ejemplo, en los laboratorios de andrología de Sant Joan se han realizado, durante 2012, más de 170 seminogramas –las pruebas que se emplean para medir la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides-. Es decir, 50 más que en 2011 y hasta 117 más que los que se realizaron hace 5 años, en 2007.

Igualmente, y ante la imposibilidad para concebir de forma natural, también se ha producido un importante aumento en los procesos de inseminación artificial –de hasta un 250%- que han llegado a superar los 170 frente a los 48 que se realizaron en 2007.

Foto: Centro Psicológico Ma Psicólogos

psicólogos
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario