Acceso centros Añade tu centro gratis

El recurso a los terapeutas sexuales

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La sexología es una disciplina que estudia la conducta sexual humana y la estructura y funcionamiento de los órganos sexuales. En la mayoría de los países no es una materia reconocida en los ambientes académicos pero, organismos como la OMS han resaltado la trascendencia de la salud sexual en el desarrollo integral del ser humano.

28 FEB 2011 · Lectura: min.
La sexualidad, aunque es inicialmente un bien positivo, implica hábitos, comportamientos y actitudes adquiridas durante el desarrollo individual de cada persona

La sexualidad, aunque es inicialmente un bien positivo, implica hábitos, comportamientos y actitudes adquiridas durante el desarrollo individual de cada persona. Debe ser una fuente de placer pero, cuando se presentan disfunciones, se convierte en origen de  conflictos, obstáculo para la comunicación y causante de profundos malestares. La sexología moderna contempla tres campos de actuación: investigación, educación y sexología clínica, que es la que se ocupa del tratamiento de problemas sexuales tanto de origen orgánico como psicológico. En su área médica diagnóstica enfermedades y disfunciones orgánicas, mientras la psicológica trata la problemática desde un origen emocional.

Realmente, entorno a la mitad de la población sufre algún tipo de trastorno sexual que, a pesar de sufrimiento que provoca, se mantiene oculto por motivos socio-culturales. Un gran porcentaje de ellos son resultado de problemas psicológicos o factores asociados a ellos. Entre los más comunes se encuentran: dificultades con la erección, eyaculación precoz, dificultad para llegar al orgasmo, falta de lubricación en la mujer, pánico a la penetración, pérdida del deseo, insatisfacción conyugal, sexo compulsivo, disconformidad con la propia sexualidad o comportamientos parafílicos (voyerismo, fetichismo, exhibicionismo…) entre otras.

Muchos de estos problemas son el resultado de la influencia de factores tanto psicológicos como orgánicos, por lo que el terapeuta sexual los afrontará de manera multidiciplinaria, incluyendo participación médica. Además, como las terapias se marcan objetivos muy limitados, los conflictos suelen resolverse en breve tiempo. El enfoque del sexólogo es variado, aunque en general se distinguen cuatro: cognitivo-conductual, sexoanálisis, humanístico-existencialista, sexo-corporal e interaccional (este suele ser el más efectivo en los problemas de pareja).

Foto: Ec Psicólogos

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapia y psicología