Acceso centros Añade tu centro gratis

Emplear de manera eficaz las normas y los límites con los niños

​¿Te preocupa si las normas que pones a tu hijo son las adecuadas? ¿A pesar de decirles cuáles son las normas en casa no las cumplen?

16 MAY 2017 · Lectura: min.
Emplear de manera eficaz las normas y los límites con los niños

¿Te preocupa si las normas que pones a tu hijo son las adecuadas? ¿A pesar de decirles cuáles son las normas en casa no las cumplen?

Los límites y las normas son pautas necesarias para el buen desarrollo de un niño. Aquellos reciben normas y límites se sienten más seguros y protegidos ya que les sirven como marco de referencia para saber lo que es adecuado y lo que no a la vez que aprenden a regular sus emociones entre lo que desean y lo que pueden hacer.

A continuación os dejamos algunas de las características que deben contener estos límites y normas para mejorar las conducta que tienen los niños:

  • Deben ser frases cortas y concretas es un tono lo más calmado posible. Los mensajes sencillos y claros ayudan a que no haya momentos de replica y que rápidamente entiendan la pauta que se les ha dado.
  • Cuando sabemos que hay un rechazo a cumplir ciertas normas hay que dar la orden con firmeza, es decir, un tono de voz seguro, sin gritar y gesto serio. Ej: "Cuando termines de jugar tienes que recoger los juguetes". De esta forma son conscientes de que el adulto es la figura de autoridad, la que les educa y donde se sienten protegidos.
  • Explicar el porqué de las reglas para que sienta que es importante obedecerlas. Ej: No corras en el metro porque puedes caerte a las vías.
  • Decir las cosas de forma positiva. Es mejor decir, "ven a mi lado" que "no corras". Siempre es mejor decir una orden en afirmativo que en negativo ya que el niño siente que te preocupas por él, que lo haces por su seguridad o su bienestar en ese momento. No lo sienten como una imposición que puede llevar a la oposición del niño en ese momento.
  • Es bueno crear unos horarios para que no sienta que tú le estas dando la orden. Ej: "Son las 8, así que es la hora de acostarse" en vez de "tienes que irte a la cama ahora".
  • Dar una pauta alternativa a una acción que no queremos que realice. EJ: "Las paredes no son para pintar, toma un papel y las pinturas de colores".
  • Dar oportunidad para que decida como cumplir la orden pero que acabe haciendo lo que pretendíamos. Ej: "¿Prefieres ponerte los guantes o las manoplas?".
  • Es esencial rechazar la conducta del niño y no al propio niños. "No está bien coger los juguetes a tu hermana" en vez de "eres un niño malo".
Escrito por

Psicompleta

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil