¿En qué consiste hacer terapia?

​Muchas personas al pedir cita para venir a la consulta, me dicen qué no saben cómo es eso de hacer terapia; se sienten confusos, e incluso asustados a veces.

27 DIC 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿En qué consiste hacer terapia?

Muchas personas al pedir cita para venir a la consulta, me dicen qué no saben cómo es eso de hacer terapia; se sienten confusos, e incluso asustados a veces. Por eso quiero explicar en qué consiste el proceso terapéutico que yo aplico, y que es muy parecido al de todos los psicólogos de formación cognitivo-conductual; es decir, los que seguimos un método científico.

En la primera cita, el paciente me cuenta todo lo que considera importante sobre sus problemas, su situación, su vida… A continuación, le entrego una serie de pruebas, test y autorregistros que, normalmente, hará en casa. Después de corregir los test, y habiendo obtenido mucha información, hago un diagnóstico y una propuesta de tratamiento; se lo entrego al paciente para ver si está de acuerdo. En ese momento, el paciente empieza a trabajar en el cambio.

consulta%2B008.JPG

Los ejercicios varían dependiendo del problema concreto pero, en todos los casos, después de lo que hablamos en la consulta, el paciente tendrá "deberes" que deberá hacer en su vida diaria. Lo más importante es lo que el paciente hace fuera de la consulta: a veces, tiene que escribir sobre lo que estamos tratando, otras veces tendrá que enfrentarse a temores, obsesiones etc.; o se comprometerá a incluir en su vida nuevas actividades, etc. etc.

Cuando es necesario, en la consulta ensayamos alguna técnica de relajación o entramos "en imaginación" en alguna situación problemática; pero, la relajación deberá ensayarse y utilizarse en la vida real y el paciente deberá enfrentarse a las situaciones temidas en la vida real. Alguna vez, muy excepcionalmente, puedo tener una sesión fuera de la consulta para abordar algún problema concreto (por ejemplo, con alguien que sufre ansiedad en la calle).

Solemos vernos al principio una vez por semana y, más adelante, solemos distanciar las sesiones y vernos cada 15 días. La duración de la terapia depende del caso y, también, de lo que la persona pretenda. Algunos solo quieren acabar con sus problemas más inmediatos, mientras que otros quieren un cambio más profundo.

El éxito de la terapia depende en gran medida de la actitud del paciente. Las personas que están dispuestas a cambiar y trabajan para superar sus problemas, suelen conseguirlo. Una terapia ordenada es la clave del éxito. Los terapeutas ponemos nuestros conocimientos y, a ser posible, nuestro entusiasmo, los pacientes hacen la parte más importante.

PUBLICIDAD

Escrito por

María José Catalina Linkedin

Psicóloga nº colegiado: AN07738

Su vida profesional ha sido muy variada y heterodoxa. Estudió Psicología, como primera carrera, a la vez que se formaba en el Instituto del Teatro de Sevilla. Comenzó haciendo radio, de forma casual, y eso le llevó a trabajar como periodista durante más de 20 años. Hace 10 años decidió centrarse en en la terapia conductual, que es la que siempre le interesó.

Ver perfil
Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicoterapia