MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

Eneagrama: panorama teórico

Para entender las claves de nuestra personalidad.

30 may 2014 en Artículos para psicólogos - Lectura: min.

Vamos a delinear ahora, de modo esquemático los diferentes rasgos caracteriales o patrones fundamentales de la personalidad (Eneatipos), que C. Naranjo recogió de Ichazo, y que han sido reelaborados por aquél en la práctica terapeútica desde hace más de veinte años, conectándolos con las disfunciones sociales que a ellos van asociados.

Cada uno de los eneatipos posee tres variedades o subtipos que son fruto del desequilibrio en el terreno de los instintos, y aunque por las características de este trabajo no podemos entrar en una clasificación que se ampliaría a 27 subtipos, sí quería resaltar que este autor, además de los aspectos cognitivos y emotivos que son distorsionados por el carácter, considera la neurosis como perturbación del instinto y que además de la multiplicidad de factores que inciden en la motivación humana se dan tres instintos o fines básicos que marcan las conductas humanas. Freud puso el énfasis en el sexual, Marx resaltó el impulso de conservación o preservación y los teóricos de las relaciones objetales destacan el instinto social. Hasta ahora nadie a puesto en relación estos tres impulsos fundamentales y considerado que el desarrollo de la persona, va asociado a una paulatina recuperación de la espontaneidad y la libertad respecto de estos centros instintivos, los cuales además, ocupan una tercera parte del campo psicológico.(Las otras dos partes son el centro intelectual y el emocional).

Sólo artificialmente podemos separar los rasgos comportamentales, de las motivaciones y de las formas de ver las cosas (cogniciones), ya que los diferentes aspectos que engloban nuestra psique interactúan entre sí.Para C. Naranjo, retomando la diferenciación de Winnicott entre falsa personalidad y personalidad real; el estatuto de nuestra personalidad está condicionado, es decir nuestra vida no está guiada por el instinto, ni nos adaptamos creativamente a nuestro entorno, ni mantenemos, salvo en casos excepcionales, relaciones plenas y comunicativas con las personas que nos rodean, más bien mantenemos estrategias de adaptación surgidas en la infancia, donde el niño para obtener el reconocimiento y el amor de sus adultos próximos, necesitó manipular, defenderse de la frustración, así pues, la personalidad queda fijada a una forma fija de enfrentarse y relacionarse con el mundo que implican unos cuantos patrones de relación que repetimos ante situaciones que se nos hacen conflictivas (que funcionan como señales –alarma).

Como señaló Reich el carácter es la forma fundamental de defensa, él hablaba de una plaga emocional que afectaba a toda la Humanidad, y obviamente, no sólo nuestras emociones se expresan de un modo deficitario(dominadas por lo pasional), nuestra percepción de la realidad está mediatizada por visiones erróneas, prejuicios que sustentan nuestra visión del mundo y que sirven para mantener en el presente nuestra manera de adecuarnos a la realidad, así como el desequilibrio entre los centros instintivos.Esto queda representado en lo que los psicoanalistas entienden por “oralidad”: mantener de adultos actitudes infantiles. Podemos hablar, por tanto, de una cierta degradación de la conciencia de la humanidad que se trasmite de generación en generación, de padres a hijos , que conlleva una falta de libertad y creatividad espontáneas, así como una motivación deficitaria, emocionalidad negativa que mantiene tanto la violencia como la falta de solidaridad tan propias de nuestra cultura patriarcal.

En la actualidad se da más importancia a la falta de amor que a la idea de frustración del instinto sexual, también los psicoanalistas modernos hablan de que el origen de la neurosis debe buscarse en problemas parentales, obviamente son muchas las maneras en las que la necesidad de amor de los padres puede quedar frustrada: como no hemos recibido suficiente amor, nos queremos deficitariamente a nosotros mismos (instinto de autoconservación degradado), somos poco capaces de dar, de entregarnos al otro, de comunicarnos más plenamente en las relaciones interpersonales (instinto sexual), así como nuetra capacidad de transformar la sociedad y de comprometernos con valores trascendentales (justicia, igualdad,etc) queda mermada por fijaciones en el nivel cognitivo, y por las pasiones o emociones deficitarias que hacen que nuestra sociabilidad quede deteriorada, y nuestro compromiso social sea más bien una escapada a la confrontación y observación de los conflictos intrasíquicos,- por ejemplo, proyección de nuestro odio y rechazo internos en agentes externos-, más que una respuesta de amorosa solidaridad (instinto social en equilibrio).

Estamos de acuerdo con David Shapiro cuando afirma que:” la neurosis no consiste en un conflicto nuclear dentro de la persona- como por ejemplo, entre los impulsos y defensas incoscientes- sino en una deformación de toda la personalidad.La neurosis consiste en determinadas formas restrictivas y generadoras de conflictos, ciertas formas con las que la personalidad reacciona en contra de sí misma”. Es por ello que para nosotros la vieja distinción entre” neurosis sintomática” y “desorden de carácter”desaparece y que toda neurosis es caracterológica. 

Derivado del griego ”charaxo” = grabar. Carácter hace referencia a lo que es constante en una persona porque ha sido grabado en uno, es decir a los condicionamientos,cognitivos, emocionales y comportamentales , hábitos y actos adquiridos en épocas tempranas que, utilizados en la edad adulta, impiden muchas veces una relación sana y adaptativa con el entorno.

Ahora quizás podemos entender más claramente la expresión de Píndaro: “Llega a ser el que eres”; en el sentido de superar los condicionamientos infantiles y llegar a ser eso que potencialmente somos, más conscientes y por tanto más libres; lo que podemos ser después de un largo y profundo trabajo de observación sistemática de las cuestiones problemáticas de nuestra vida(conductas, cogniciones, etc.); y que ineludiblemente están relacionadas con nuestro carácter, o lo que es lo mismo, con nuestro estilo pasional dominante. La estrategia terapeútica guestáltica y transpersonal de Claudio Naranjo se dirige directamente al origen de la neurosis y de las conductas negativas, a los aspectos primordiales que sustentan nuestro modo actual de sentir y concebir el mundo que nos rodea, así como cualesquiera de nuestras conductas no adaptativas.

Se dirige a que el sujeto pueda hacerse consciente de lo patológico que hay en su manera de enfrentarse al mundo de relaciones, ya que como señalaba Bion la ampliación de la conciencia es el objetivo primordial de la terapia; y sí, sólo un aumento cualitativo de la conciencia puede proporcionar cambios verdaderos y estables en nuestras vida intrapsíquica y relacional, lo mismo que en nuestra SociedadLa palabra “pasión “ es apropiada para referirse a las emociones inferiores no sólo porque existen en interdependencia con el dolor (pathos) sino también por su connotación de pasividad; Aristóteles decía que estamos sujetos a ellas como agentes pasivos, más que como agentes libres. Pues sí, en las pasiones está la raiz del sufrimiento y la falta de libertad que asolan, tanto nuestro propio psiquismo como nuestra civilización. Es por esto que nos dirigiremos sobre todo a los aspectos negativos, a lo disfuncional, a lo que el sujeto se resiste a ver porque ha adaptado una estrategia cognitiva (fijaciones) que mantiene en la edad adulta el estancamiento emocional infantil: ”el verdadero enemigo está en el campo de la motivación deficitaria, en los impulsos pasionales que contaminan, reprimen y sustituyen al instinto”.

Hablamos por tanto de una Personalidad Condicionada en base a la adopción de estrategias de sumisión o rebeldía (identificación o rechazo) a los modelos parentales, y en general, respuestas repetitivas e incoscientes surgidas de la frustración de la espontaneidad instintiva en las relaciones interpersonales, que generan una Interferencia Organísmica (adaptación deficitaria), la cual conlleva una disminución de la experiencia de ser, una insatisfación básica, la pérdida de una sensación de yo-soy, y del sentido de la vida (Oscurecimiento Öntico) que mantiene un anhelo de ser que se manifiesta en las 9 formas diferenciadas de carácter (Pasiones y Fijaciones) que perpetúan los hábitos negativos y la incosciencia de la personalidad condicionada con lo cual se alimenta la reproducción de este círculo vicioso.

“Podría decirse que hay una psicodinámica original del momento de génesis del carácter en la niñez y una psicodinámica de mantenimiento en el adulto, y lo que planteo es que no son idénticas. Mientras que la psicodinámica original constituye una respuesta a la cuestión crucial de si se es amado o no -o, más específicamente, una respuesta a la frustración interpersonal-, podemos decir que ya no es una frustración amorosa la que mantiene la motivación deficitaria en el adulto, sino una experiencia de carencia basada en un vacío óntico autoperpetuado y la autointerferencia existencial correspondiente” Vayamos a delimitar los diferentes caracteres ya que como afirmó recientemente una conocida psicoanalista que utiliza en su quehacer terapeútico la información eneagramática: ”El Eneagrama ayuda a captar nuestra atención en la raiz primaria de la estructura de la personalidad y su patología” (L. Guingi Powel). Antes, habrá que señalar que en cada una de las orientaciones de personalidad se pueden apreciar niveles específicos que varían desde la complicación psicótica hasta sutiles residuos de condicionamientos infantiles en personas altamente desarrolladas, así como que puede resultarnos un poco difícil el reconocimiento de nuestra pasión, no sólo por el grado de re-conomiento (intracepción) que tengamos de nosotros mismos, sino también porque aunque cualquier individuo toma uno, de estos 9 caracteres dominantes como resultado de la interacción de factores constitucionales y situacionales, el resto de rasgos quedan en un fondo más próximo o más lejano; podemos tener por tanto, distintos aspectos de otros estilos pasionales ya que entre ellos existen relaciones de contraste, polaridad y contigüidad.

Finalmente señalar que no podemos confundir un mapa con la realidad, ni aplicar un esquema cognitivo rígido y unívoco como criterio terapeútico a cada una de las personalidades olvidándonos del sujeto concreto, ni etiquetar para demostrar lo que sabemos en vez de que sirva para orientar nuestra intuición y nuestras interacciones.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mundopsicologos.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más