Acceso centros Añade tu centro gratis

Equipos de trabajo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Qué es un equipo?, ¿Cuáles son la características que debe tener un equipo eficiente?, ¿En qué se diferencia un equipo de un grupo?

26 JUL 2017 · Lectura: min.
Equipos de trabajo

Acerca de los equipos

La configuración de un equipo, ya sea en el contexto deportivo, empresarial, o personal, no puede entenderse si no se conceptualiza y contextualiza desde el punto de vista sistémico. Así, Cruz Roche (1975), señala, entre otras características de un sistema, la relación de interdependencia existente (y vital diría yo); la observación del sistema como un todo, y no la suma de partes; y que la relación de interdependencia está dirigida a una meta en común, o en todo caso a una posición de equilibrio (entropía y negentropía). Desde mi punto de vista, estas son las bases sobre las que se ha de construir cualquier equipo.

Podemos comparar la construcción y funcionamiento de un equipo a la realización de un puzle. Cada miembro es una de las piezas que conforma el puzle, con sus diferencias, y características propias, pero con un objetivo en común. Piezas que han de encajar con el resto para llegar a una meta. Para ello, un equipo además de tener una misión conjunta, debe tener un propósito en común, un para qué. Esto eleva la importancia de que las empresas, o mejor dicho los jefes, sepan comunicar a sus trabajadores el para qué de su trabajo, de las tareas que realiza en su puesto, y cómo se integran en el resto de tareas de los demás miembros, tanto del mismo departamento como de otros, y cómo afectan sus tareas al conjunto de la empresa, y por ende del equipo.

En un equipo de trabajo, la comunicación es esencial, saber comunicar tanto los aspectos positivos como los negativos de forma asertiva. Igual de importante es la responsabilidad con las propias tareas: los jefes han de darle responsabilidad a los empleados para la ejecución de trabajos. Este punto suele generar confusiones, ya que es muy común asociar dar responsabilidad con asignar tareas; y es más complejo que esto. Responsabilizar al empleado significa que se haga cargo, confiar en sus posibilidades, en su potencial, y en que tiene los recursos para la solución de dificultades que se puedan presentar; y lo más importante, que el jefe actúe en consonancia con ello, y que se lo haga saber.

En un equipo también se ha de estar atento a las necesidades del resto del grupo, no perder la capacidad de crecimiento es otra de las características inherentes a la conceptualización de un equipo, integrando las fortalezas y debilidades de todos los miembros del mismo con el fin de que se compensen entre sí; de esta forma si un miembro presenta una debilidad, el resto del equipo la compensará con sus fortalezas, y se trabajará unido también para que esa debilidad pueda contrarrestarse o eliminarse.

La humildad, y honestidad, son otras de las características de cualquier equipo: no creerse más que cualquier otro miembro del equipo. Aprender a reconocer las propias debilidades, y que cada miembro aporta, y tiene la capacidad para aportar de forma exponencial. Para ello, la relación a he ser de confianza y respeto. Siendo muy consciente de que el problema de uno es el problema de todos.

Otras de las características que de cualquier equipo eficiente son: dar lo mejor de uno mismo, sinceridad, compromiso, autoconcepto, de cada uno de sus miembros, como componentes del equipo. Es decir, la diferencia entre el concepto que tiene de sí como miembro del mismo, y lo que considera como ideal ha de ser baja.

Un equipo se destruye o desaparece como tal cuando impera en él el egoísmo (mis intereses priman antes que los tuyos o los del equipo), el orgullo; cuando la comunicación está basada en la culpabilización ajena, y en la focalización del error; cuando hay falta de visión, y de un propósito común, entre otros.

En resumen, estas características de los equipos pueden ayudar a definir una de las líneas de trabajo que se deben de seguir en cualquier sistema para conseguir mayores niveles de eficiencia, no solo en el sistema deportivo u organizacional, sino también en el de pareja, familiar, escolar, o cualquier otro ámbito sistémico, donde los objetivos, y propósitos sean comunes, y donde prime las interrelaciones. Todo lo anterior es lo que diferencia a un grupo de un equipo.

Escrito por

Crecer Coaching

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre coaching