La adicción es una enfermedad mental tratable

Detrás de cada adicto, hay una persona y una familia que sufre. Pedir ayuda especializada e implicarse en el tratamiento puede ser lo que diferencie el éxito del fracaso en la recuperación.

19 MAR 2019 · Lectura: min.
La adicción es una enfermedad mental tratable

La drogadicción es una enfermedad mental tratable. Tanto la persona dependiente o adicta como su familia son personas que están sufriendo profundamente pero, al pedir ayuda profesional y participar en el largo camino que supone el tratamiento, puede tener una influencia positiva en el proceso de recuperación.

La dependencia o adicción suponen estos comportamientos:

  • Compulsividad en el consumo.
  • Conducta de búsqueda incontrolable de la droga.
  • Desorden en el comportamiento.

La dependencia es un desorden del comportamiento cualitativamente distinto de otros, porque el cerebro de los adictos es diferente del de los no adictos. En ocasiones, estas diferencias ya eran previas al consumo: factores genéticos, sociales, de personalidad. En otras ocasiones, son posteriores, producidas por el efecto toxicológico de las drogas que han producido daños en el funcionamiento cerebral.

La drogadicción no es solamente una enfermedad del cerebro, aparece en entornos sociales determinados, depende de la historia social del paciente y de su forma de recibir las recompensas del entorno.

Estas variables afectan de forma decisiva a la respuesta cerebral al consumo de drogas. La drogadicción es una enfermedad biológica y ambiental. Una vez que se han creado cambios neurológicos por la adicción, el objetivo no es revertirlos, ya que es casi imposible, sino compensarlos en mayor o menor grado.

Esto se puede conseguir con tratamiento psicológico o, en ocasiones, con ayuda de medicación. Se ha comprobado desde hace mucho tiempo que los tratamientos psicológicos pueden compensar y cambiar el funcionamiento cerebral. También lo hacen las actitudes y el comportamiento. Por ejemplo, el deporte activa neurotransmisores como la dopamina y la serotonina que consiguen vencer la depresión.

Existe una vulnerabilidad individual a la adicción. Se sabe que el tipo de droga que el individuo elige para iniciarse en el consumo refleja el estado mental en el que se encuentra.

La aceptación de esta vulnerabilidad nos lleva a considerar el tratamiento en tres aspectos como en cualquier otra enfermedad:

  • El agente patógeno: la droga
  • El huésped: el sujeto, con su vulnerabilidad, personalidad, genética, historia personal, etc.
  • El ambiente: dónde vive, cómo lo hace, cómo se relaciona, qué actividades realiza, etc.

Así el tratamiento en adicciones consiste en:

  • Retirar el agente tóxico.
  • Fortalecer a la persona.
  • Mejorar su ambiente o las relaciones que establece con el mismo: cultura, trabajo, relaciones afectivas y sociales

Conceptos claves en la adicción:

  • Dependencia
  • Tolerancia
  • Abstinencia
  • Tolerancia inversa
  • Tolerancia cruzada
Más información sobre los conceptos claves: Glosario de términos de alcohol y drogas
Escrito por

Centro ITACA, Marisa Lucas

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre drogadicción