Acceso centros Añade tu centro gratis

La ansiedad y el estrés podrían estar detrás de la depresión postparto

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Psicólogos de la Universidad Rey Juan Carlos apuntan que la ansiedad y un excesivo nerviosismo durante el embarazo podrían acabar en depresión postparto.

16 FEB 2018 · Lectura: min.
La ansiedad y el estrés podrían estar detrás de la depresión postparto

Sabemos que los nervios, el estrés y la ansiedad son perjudiciales para las embarazadas, ya que, además de causar problemas en la madre, afecta al bebé y puede adelantar el parto, con el consiguiente riesgo para madre e hijo.

El embarazo es un momento muy especial para la gestante. Llevar a un ser vivo en tu vientre y sentir cómo crece es una experiencia única que se disfruta con alegría y felicidad. Pero también es fuente de nervios y de ansiedad. La responsabilidad de que nuestros problemas, los nervios, el estrés del trabajo o el rápido ritmo de vida que llevamos pueda afectar al bebé provoca nerviosismo y ansiedad, ya que deseamos que el feto crezca sano en nuestro interior. Todo el vaivén emocional que sentimos durante los nueve meses se incrementa conforme se acerca el momento del alumbramiento, porque queremos que todo transcurra bien, que los profesionales nos ofrezcan un trato adecuado, que el bebé nazca sano, que no surjan complicaciones. Y ello nos genera aún más nerviosismo y ansiedad que, aunque comprensibles, podrían estar detrás de los casos de depresión posparto.

Un equipo de psicólogos clínicos de la Universidad Rey Juan Carlos ha llevado a cabo un estudio que pone de manifiesto una posible relación entre ansiedad y depresión postparto. La investigación, efectuada a 285 embarazadas, tuvo en cuenta aspectos tan significativos como si las gestantes tenían preocupaciones, cómo era su personalidad, qué pensaban de la depresión postparto y cómo imaginaban el momento del parto. Las variables obtenidas con las preguntas, que se realizaron en varios momentos de la gestación, se completaron con un seguimiento que realizaron los investigadores, seguimiento que comenzó en el primer trimestre y finalizó cuatro meses después de dar a luz.

La salud del bebe y el parto, principales preocupaciones de las embarazadas

Las consecuencias de la investigación han revelado que un número elevado de gestantes sienten una preocupación excesiva sobre la salud del bebé y el momento del parto. En el caso de este último aspecto, no es tanto el instante de dar a luz en sí, que también, sino el hecho de que el personal sanitario ofrezca una buena atención en ese instante tan importante para la embarazada.

Además, los cuestionarios, realizados en diversos momentos de la gestación, han demostrado que esta ansiedad, estos nervios, se dejan notar, sobre todo, en los momentos finales del tercer trimestre, cuando la fecha del nacimiento se acerca. Aquí se mezclan los miedos por la atención recibida con la salud del bebé y las expectativas del parto. Y son estos datos los que podrían indicar, según los investigadores de la universidad madrileña, un posible riesgo de padecer depresión postparto.

El equipo de psicólogos de este proyecto afirma que esos valores pueden evidenciar una mayor predisposición a padecer depresión una vez se ha producido el nacimiento, por lo que deben tomarse en consideración la inestabilidad emocional que padecen muchas gestantes para reducir la incidencia de este trastorno posparto. De este modo, estos profesionales recomiendan que la asistencia a las gestantes incluya una intervención psicológica para reducir la aparición de este problema emocional.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión