Acceso centros Añade tu centro gratis

La autoestima

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La confianza en uno mismo capacita a las personas para quererse a sí mismas y estimula la imagen positiva personal.

18 MAY 2015 · Lectura: min.
La autoestima

La autoestima es la imagen que posee cada persona de sí mismo. Si se considera adecuada y valiosa para ella misma y los que le rodean, poseerá una autoestima elevada. Si por el contrario se siente infravalorada y poco importante, su autoestima estará baja.

Una persona con una autoestima adecuada se siente valorada, se quiere a sí misma y está preparada para afrontar los problemas de su vida y los retos que se le presenten. Se siente capacitada para tener relaciones sociales satisfactorias y saludables.

Cuando alguien no posee esa fuerza interior que la motiva y la empuja a seguir adelante porque su autoestima está baja, se producen estados de impotencia, soledad, tristeza, más volubles para caer en conductas inadecuadas y problemas sociales, (drogas, delincuencia, embarazos no deseados...).

Nuestra autoestima se va conformando a lo largo de nuestro desarrollo evolutivo, a partir de premisas que dan las experiencias en la escuela cuando te han valorado por tus buenas calificaciones y tus trabajos y te han hecho sentirte seguro e importante.

También los padres contribuyen de una manera muy importante cuando han sabido reconocer los logros y habilidades de sus hijos y potencian en su educación las emociones positivas para vivir más felices.

Haciendo sentir a los hijos imprescindibles, los padres ayudan a potenciar sus habilidades naturales, estimulando hábitos de cuidado personal; instaurando una lista de valores y criterios basados en el respeto y la corrección de errores de una forma constructiva, dejando claro el amor que sienten por ellos aun cuando les tienen que llamar la atención.

Es la manera de construir una autoestima adecuada y equilibrada para que los niños crezcan seguros. Amparados por sus padres hasta que suelten riendas y sigan solos, afianzando siempre esa personalidad construida, y capacitados para superar barreras, cuidando de sí mismos, con el convencimiento de que son importantes y válidos. Lograr esa fortaleza que nos hace sentir confianza en nosotros mismos, y saber capear los malos momentos retroalimentando esa base de emociones positivas que tanto hemos trabajado en nuestro desarrollo al lado de padres, educadores y experiencias vividas.

Alimenta de experiencias positivas a tus hijos y a ti mismo, y te verás como un triunfador, y en caso de caer, te levantarás convencido de que eres capaz.

Desde Valencia, Claudia Arango, psicóloga.

CV13488.

Escrito por

Gabinete de psicología, Claudia Arango

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima