Acceso centros Añade tu centro gratis

La dislexia puede detectarse a los cuatro años

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Los trastornos de aprendizaje suelen poder detectarse al comienzo de la edad escolar de los niños. Por ello, es fundamental que tanto los padres como los profesores presten atención a su evo

28 AGO 2013 · Lectura: min.
Los trastornos de aprendizaje pueden detectarse en los primeros años de colegio. Foto de Instituto de Neurorehabilitación Infantil Inpaula.

Prácticamente todos los trastornos del aprendizaje suelen manifestarse de alguna forma cuando los niños comienzan la escuela. Algunos muestran síntomas desde la etapa preescolar, por lo que es necesario prestarles la atención y el tratamiento que merecen para evitar problemas de fracaso escolar que seguramente se acentuarían en el futuro.

Por ejemplo, la dislexia puede detectarse en un curso de P4 porque el niño ya mostrará dificultad para aprender a leer y seguir el ritmo de los compañeros que no la padezcan, mientras que la discalculia se puede detectar incluso en P3 cuando tenga problemas para contar objetos o comprender el significado de algunas cantidades.

De hecho, el análisis de este tipo de patologías determina que, entre P5 y primero de primaria, ya se habrán dado las señales de alerta correspondientes para diagnosticarlas. No en vano, diversos estudios determinan que, al menos, un 15% de la población escolar presenta un trastorno del aprendizaje.

Y será entonces cuando, pese a que muchos padres o profesores no le darán importancia, otros sí tendrán en cuenta que el incipiente atraso el niño no tiene por qué deberse a la falta de esfuerzo, sino a un trastorno que puede llegar a superarse –no se puede confundir este hecho con la experiencia de alumnos que, pudiendo sacar buenas notas, limitan su esfuerzo a la obtención de un aprobado que, para ellos, es suficiente -.

En estos casos es imprescindible la implicación de la comunidad educativa, los padres y, por supuesto, psicólogos y pedagogos. Para ello, es imprescindible que se establezcan unos protocolos de actuación que se apliquen sistemáticamente sobre estos alumnos, con el fin de evitar que vayan arrastrando el problema y acaben, en el peor de los casos, dejando los estudios.

Los tratamientos pueden ser diversos según el trastorno que se observe y las reacciones del menor, así como las circunstancias personales y su respuesta y evolución. Pero, en cualquier caso, deben estar tutelados por profesionales y hacer partícipes a todas las personas que forman parte de la vida del pequeño, tanto en el ámbito familiar como en el escolar.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre dislexia