Acceso centros Añade tu centro gratis

La importancia de las actividades en familia

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El ritmo frenético de hoy en día es un gran obstáculo para llevar a cabo actividades en familia...

5 MAR 2015 · Última modificación: 9 MAR 2015 · Lectura: min.
La importancia de las actividades en familia

El ritmo frenético de hoy en día es un gran obstáculo para llevar a cabo actividades en familia. Si bien entre semana es más complicado disponer de tiempo y todos vamos contra reloj, podemos dejar para el fin de semana las actividades que necesitan más tiempo. Para los niños es primordial estar tiempo con sus padres y hacer actividades.

¿Los motivos?

Cuando pasas tiempo de calidad con tus hijos (les escuchas y estas por ellos), les estás diciendo: Para mí eres muy importante. Me interesa lo que me explicas y te escucho con atención. Quiero entenderte y compartir contigo las cosas. Me gusta estar contigo. Los niños que sienten esto, crecen más felices sabiendo que son personas queridas.

  • Los niños también necesitan la compañía de sus padres para sentirse seguros. Necesitan que estemos a su lado, y que les hagamos de guía para reforzar su persona: "estas construyendo el castillo de lego muy bien, sigue así".
  • También necesitan ver cómo actuamos para ellos poder aprender. Si les enseñamos diferentes actividades, y aprenden cosas nuevas, ellos se sentirán más útiles, sabrán que los padres confiamos en ellos i les alimentaremos su autoestima.
  • Hay actividades que van bien para aprender el sentido de la responsabilidad y enseñar de una forma amena que en la vida todo tiene consecuencias. Y si hacemos las cosas bien, las consecuencias son buenas. Por ejemplo, si plantamos una semilla en el jardín, no sólo le enseñamos de botánica, sino que aprende una actividad, a ser responsable de una futura planta, a cuidarla y regarla. También podemos aprovechar para enriquecer sus conocimientos con todos los nuestros, y explicarles las diferentes partes de las plantas, el suelo, los bichitos que encontrará cuando excave… Y estas actividades las podemos hacer desde los 2 años. Si cocinamos con ellos también aprenderán y luego podrán saborear y disfrutar el pastel que hayan hecho, ¿qué mejor forma de valorar las consecuencias? También podrán apreciar que cuando los padres cocinan es para que ellos disfruten y podrán entender nociones básicas de altruismo y lo bueno que es dar las gracias y ser agradecido. A parte si les dejamos, estarán encantados de ayudar a recoger, y a rebañar los dedos en la masa dulce del pastel.
¿Qué mejor forma de educar, instruir y responsabilizar a nuestros hijos con las actividades en familia?

Además lo bueno de estas actividades es que son amenas, las puede hacer toda la familia y no necesitas gastarte el dinero para pasarlo bien. Este es un excelente aprendizaje para cuando sean adolescentes, mayores y tengan su propia familia. Lo importante es estar juntos y pasarlo bien. Y si les brindamos con una buena educación, nos sentiremos muy orgullosos como padres.

Os animo a que ayudéis a hacer nuevos descubrimientos a vuestros hijos y veáis la cara de satisfacción en ellos.

Escrito por

Centro Hilari-Baldó Psicología y Psicoterapia

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapias familiares