Acceso centros Añade tu centro gratis

La ludopatía, un problema cada vez más frecuente en nuestra sociedad

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Sabías que siete de cada diez adultos españoles ha apostado en el último año? La ludopatía es uno de los problemas psicológicos cuya incidencia está aumentando.

13 FEB 2019 · Lectura: min.
La ludopatía, un problema cada vez más frecuente en nuestra sociedad

La ludopatía o juego patológico es considerado un problema psicológico que afecta cada vez más a nuestra sociedad. Tal es así que los últimos datos indican que el 75.7% de la población adulta española ha apostado en el último año. Si nos paramos a analizar de forma más detallada estas cifras, podemos observar que de ellos, el 3.5% presentan conductas problemáticas de riesgo, donde se incluye la ludopatía (Dirección General de Ordenación del Juego, 2015).

Además, se estima que este repunte pueda estar relacionado con la proliferación de salones de juegos, así como las apuestas online, que cada vez se publicitan con mayor frecuencia.

A pesar de no estar permitido realizar apuestas ni jugar siendo menor de edad, la realidad es que cada vez son más los adolescentes que reconocen haber jugado en alguna ocasión. Tal es así que el 16% de los adolescentes españoles declara haber jugado, estas cifras se encuentran por encima de la media europea (ESPAD Group, 2016). Esta tendencia lleva a un incremento en las solicitudes de tratamiento para adolescentes y jóvenes adultos.

Es importante señalar que la ludopatía está reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA). Las adicciones más conocidas con aquellas que se dan en torno a una sustancia, en este caso, la ludopatía se trata de una adicción sin sustancia o adicción conductual, que se caracteriza por (APA, :

  1. Necesidad de apostar cantidades de dinero cada vez mayores para conseguir la excitación deseada.
  2. Está nervioso o irritado cuando intenta reducir o abandonar el juegue
  3. Ha hecho esfuerzos repetidos para controlar, reducir o abandonar el juego, siempre sin éxito.
  4. A menudo tiene la mente ocupada en las apuestas (p. ej., reviviendo continuamente con la imaginación experiencias de apuestas pasadas, condicionando o planificando su próxima apuesta, pensando en formas de conseguir dinero para apostar).
  5. A menudo apuesta cuando siente desasosiego (p. ej., desamparo, culpabilidad, ansiedad, depresión).
  6. Después de perder dinero en las apuestas, suele volver otro día para intentar ganar (“recuperar” las pérdidas).
  7. Miente para ocultar su grado de implicación en el juego.
  8. Ha puesto en peligro o ha perdido una relación importante, un empleo o una carrera académica o profesional a causa del juego.
  9. Cuenta con los demás para que le den dinero para aliviar su situación financiera desesperada provocada por el juego.

A pesar de las particularidades de la enfermedad, comparte ciertos elementos con las adicciones a sustancias, como la dependencia física y psicológica y la pérdida de control. Además de ocasionar problemas en distintos ámbitos de quienes la padecen (familiar, personal, social, laboral y económica). 

Las personas con este trastorno presentan altos niveles de comorbilidad con otros trastornos mentales, como el abuso y la dependencia de sustancias, los trastornos depresivos, los trastornos de ansiedad y los trastornos de la personalidad.

Tratamientos habituales

Para que el tratamiento sea efectivo será necesario realizar una exhaustiva evaluación del caso. En general, el tratamiento para la ludopatía es multicomponente, esto es, farmacológico y psicológico.

  • Tratamiento farmacológico:

El tratamiento farmacológico puede resultar de gran utilidad para estabilizar y contener la aparición de impulsos.

Algunos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina de, fármaco que suele prescribirse para el tratamiento de la depresión ha demostrado ser efectivo, independientemente de si hay comorbilidad con el trastorno depresivo o no.

Además, los fármacos cuyo mecanismo de acción actúa sobre el sistema nervioso central, para el control de los impulsos y centro del placer favorecen la estabilización del paciente. En este sentido se suele emplear la naltrexona.

Aunque el tratamiento farmacológico puede ser necesario no debemos olvidar que es necesario trabajar a un nivel más profundo, abordando el problema de forma paralela desde la psicoterapia.

  • Tratamiento psicológico:

El tratamiento cognitivo-conductual ha probado ser eficaz. Con el tratamiento se busca construir con el paciente un repertorio conductual alternativo al juego. Para ello también será importante trabajar, entre otros elementos, las habilidades de afrontamiento, la modificación de creencias irracionales asociadas al juego, así como la resolución de problemas.

Si tras leer estas líneas sospechas que tanto tú o alguien de tu entorno puede estar sufriendo esta enfermedad es importante dar el siguiente paso, buscar ayuda para iniciar el tratamiento, siendo importante que se haga de forma voluntaria para poder así obtener los resultados deseados, tanto a medio como a largo plazo.

Referencias

- Dirección General de Ordenación del Juego (2015). Estudio sobre prevalencia, comportamiento y características de los usuarios de juego de azar en España. Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Madrid, España.

- ESPAD Group (2016). ESPAD Report 2015 Results from the European School Survey Project on Alcohol and Other Drugs. Lisbon, Portugal: European Monitoring Centre on Drugs and Drugs Addiction.

- American Psychiatric Association., Kupfer, D. J., Regier, D. A., Arango López, C., Ayuso-Mateos, J. L., Vieta Pascual, E., & Bagney Lifante, A. (2014). DSM-5: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5a ed.). Madrid [etc.]: Editorial Médica Panamericana.

Escrito por

Dra. Natalia Alarcón Navarro

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre ludopatía