Acceso centros Añade tu centro gratis

La técnica del espejo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Esta técnica es muy sencilla y efectiva. El objetivo es aprender a amarte tal y como eres.

18 MAR 2014 · Lectura: min.
La técnica del espejo
Una técnica para aprender a amarte
Utilidad

Esta técnica es muy sencilla y efectiva. Los mensajes que te envías son integrados por el inconsciente y son la semilla para el cambio. Por ello, si queremos que nuestra vida cambie, necesitamos observar lo que nos decimos en el día a día y a partir de ahí, modificar aquello que nos hace daño.

Estamos acostumbrados a decirnos cosas negativas y asentir con ellas. Esta técnica te ayudará a desmontar las creencias que tienes sobre ti para mejorar tu autoestima y elevar tu ánimo. Es una práctica diaria que requiere disciplina y constancia.

En qué consiste

La técnica del espejo consiste en mirarte al espejo cuando te levantes o en el momento que creas oportuno. Es una observación activa y sin juicios. Intenta no pensar en nada.

La mayoría de las veces nos miramos para criticar nuestra cara: “mira qué grano” “no me gusta mi boca” “tengo ojeras” sin añadir nada de valor y restando en lugar de sumar. Esto, indudablemente, no te aporta nada. Tan sólo consigues sentirte mal contigo mismo y reafirmar lo que crees de ti.

Te propongo dejar a un lado estos comentarios y centrarte simplemente en cómo es tu cara: la forma que tiene, el color de tus ojos, el tamaño de tu boca…

A continuación, pronuncia tu nombre y acompáñalo con: “Te quiero, te quiero de verdad” o “Me acepto y me apruebo como soy” o cualquier frase positiva que se te ocurra. Mírate a los ojos mientras pronuncias esta frase. Haz una respiración profunda para que entre en tu interior.

Al centrar toda la atención en este momento y repitiendo esta afirmación varias veces, generamos en nosotros una idea, un sentimiento y una actitud positivas. Quizás al principio te suene mentira o incluso ridículo. No te preocupes, con la práctica conseguirás que suene más sincero. Y con más práctica todavía, conseguirás creértelo de verdad.

Otras opciones

Después de realizar este ejercicio, estaría bien que reflexionaras sobre cómo te sientes después de repetir la afirmación, qué pensamientos acuden a tu mente y cómo reacciona tu cuerpo. Si te apetece, puedes hacer un diario personal apuntando cada día estas reflexiones para ir viendo tu evolución interior.

Este ejercicio también puedes aplicarlo con tu cuerpo completo, desnudo o no. Recuerda que no se trata de juzgarte, sino de mirarte con amor y aprender a perdonar que no eres perfecto.

El objetivo final es ir integrando estas afirmaciones dentro de ti, hasta que llegue un día en que te creas que de verdad te quieres, te amas y te apruebas, y así actúes acorde con este sentimiento.

Esta práctica no sirve de nada si sólo la realizas una vez, por lo que si quieres que funcione, es necesario practicar cada día convirtiéndose así en un hábito importante en tu vida.

Cuando puedo decirme “me quiero de verdad” estoy preparado para decir “te quiero de verdad” al otro.

Afirmaciones sugeridas
  • “Me amo y me acepto como soy”
  • “Mi belleza interior se refleja en cada parte de mi cuerpo y de mi personalidad”
  • “Me quiero de verdad”
  • “Cada pensamiento que tengo sobre mí va dirigido a fortalecer mi autoestima”
  • “Cada día me enamoro más de mi misma”
  • “Amo mi cuerpo y lo respeto”
  • “Yo cuido mi cuerpo con cada acción”
  • “Amo mis ojos (o cualquier parte de tu cuerpo que no te guste)”
  • “Todos los procesos de mi cuerpo son perfectos”
  • “Alimento mi cuerpo sanamente”
  • “Mi cuerpo sabe cómo sanarse"
Recomiendo

- Hay, Louise L. “Usted puede sanar su vida”. Books4pocket, 2007.

- Hay, Louise L. “Afirmaciones: cómo usar afirmaciones para cambiar tu vida”. Urano, 2004.

Sandra Gamero
Escrito por

Sandra Gamero

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal