Acceso centros Añade tu centro gratis

La terapia psicológica a través de internet y por teléfono

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La terapia a través de Internet y por teléfono se está revelando como una buena alternativa a la terapia tradicional; cuando quieras y donde quieras.

17 AGO 2015 · Lectura: min.
La terapia psicológica a través de internet y por teléfono

El desarrollo de Internet y de las telecomunicaciones han influenciado enormemente en todas las áreas del saber y del conocimiento humano. La psicología no se ha quedado al margen y hoy es posible llevar a cabo desde una consulta mediante correo electrónico hasta la aplicación de un programa de tratamiento a través de Internet, y todo ello de forma cómoda, interactiva y flexible.

Si el problema no está entre los considerados incompatibles con este medio de comunicación, ya no es preciso emplear tiempo en trayectos incómodos o en tiempos de espera innecesarios. Se puede elegir el momento y recibir asistencia psicológica cómodamente desde el propio hogar o desde el lugar que se desee ya sea a través de Internet o por teléfono, contratando este servicio del mismo modo que se hace cuando se recibe terapia presencial.

Normalmente, la asistencia psicológica a través de Internet o por teléfono requiere una mayor implicación y motivación para la resolución de los problemas, si lo comparamos con la visita tradicional al psicólogo. Es preciso poseer una cierta habilidad comunicativa a fin de facilitar información relevante de cara a la intervención.

¿Quién puede beneficiarse del asesoramiento y de la terapia psicológica a través de Internet o por teléfono?

  • La persona que tiene dificultades para acudir al despacho de un psicólogo en la zona en que reside, al no disponer de profesionales de la psicología.
  • Si aun pudiendo acudir a la consulta de un psicólogo, se opta por este medio por considerarse familiarizado y cómodo con él.
  • Cuando por falta de tiempo no se puede acudir a la consulta o se prefiere recibir atención psicológica desde la comodidad de su propia casa o del trabajo, sin esperas ni desplazamientos.
  • En caso de traslados de residencia, viajes frecuentes o ausencias por diversas causas.
  • Cuando se reside en el extranjero en donde no es posible el acceso a un profesional en el propio idioma.
  • Si se prefiere hacer una consulta manteniendo el anonimato.
  • Cuando se desea asesoramiento ante un problema puntual.
  • Si se desea recibir una atención continuada, más allá del tiempo que duran las sesiones, estando abierta permanentemente la comunicación con el terapeuta.
  • En caso de tener dificultades de movilidad o para desplazarse hasta la consulta.

¿Cuáles son las ventajas de recibir asesoramiento o terapia psicológica a través de Internet o por teléfono?

  • Facilita la ayuda terapéutica a personas con dificultades de horario, en donde el desplazamiento a la consulta puede ser un impedimento.
  • Evita desplazamientos que pueden ser molestos, siendo una opción para personas que no tienen un servicio psicológico cerca, que tienen algún impedimento físico u otros trastornos que hacen que los traslados se conviertan en un inconveniente.
  • Al hacer las sesiones desde un lugar que se percibe seguro como es la propia casa, proporciona a la persona una sensación de control, familiaridad y seguridad.
  • Permite que puedan recibir ayuda terapéutica de forma continua personas que tienen largos periodos fuera de su lugar de residencia.
  • Permite el acceso a la ayuda terapéutica desde cualquier lugar y que las personas que por trabajo u otros motivos residen en el extranjero puedan recibir atención en su propio idioma.
  • Potencia la apertura y la desinhibición y favorece poder hablar de temas delicados a personas que en el trato cara a cara pueden sentirse más intimidados y reacios a sacarlos a la luz.
  • Favorece la comunicación anónima y la discreción, siendo útil para personas que prefieren conservar el anonimato o temen sentirse juzgadas.
  • Permite elegir los horarios más adecuados sin que interfiera en las actividades cotidianas ni en las responsabilidades diarias, lo que permite adaptar el horario de las consultas a las necesidades de cada persona.
  • Permite un contacto terapéutico más frecuente y flexible entre sesiones y realizar un seguimiento continuo de la terapia.

¿Puedo recibir asesoramiento o terapia psicológica a través de Internet o por teléfono?

Desde el punto de vista profesional, también es posible beneficiarse de las consultas y de la terapia a través de Internet o por teléfono:

  • Si el trastorno impide inicialmente acudir a la consulta del psicólogo (p.e. problemas agorafóbicos, fobia social, ataques de pánico, timidez, etc.).
  • Si el trastorno no impide seguir a distancia las indicaciones relacionadas con la aplicación de las técnicas y estrategias necesarias para el cambio terapéutico.
  • Si resulta eficiente la comunicación por esta vía y existe capacidad de concreción a la hora de intercambiar con el terapeuta información sobre el problema.
  • Si se dispone de los recursos personales suficientes para abordar los problemas con apoyo psicoterapéutico a distancia.
  • Y, lo más importante, si el trastorno o trastornos presentados no tienen la consideración de graves o muy graves.

¿Funciona la terapia psicológica a través de Internet y por teléfono?

En la actualidad hay diferentes estudios que muestran la eficacia de la terapia a través de Internet y por teléfono en pacientes con diferentes problemáticas. Aunque queda por profundizar en este campo al tratarse de un ámbito novedoso, estos estudios concluyen con resultados que avalan el eficacia y el beneficio de este tipo de terapia en personas que presentan las siguientes dificultades:

  • Personas con problemas de ansiedad y/o estrés, bajo estado de ánimo, duelo, baja autoestima...
  • En el ámbito familiar y de pareja: problemas de comunicación, entrenamiento en solución de problemas, celos, dificultades con los hijos, procesos de separación y divorcio...
  • En personas con disfunciones sexuales: trastornos del deseo, anorgasmia, problemas de erección, eyaculación precoz, eyaculación retardada...
  • En personas con trastornos de alimentación: anorexia, bulimia, obesidad...
  • Trastornos del sueño: insomnio, pesadillas, parálisis del sueño, terrores nocturnos...
  • Trastornos adictivos: tabaquismo, ludopatía, adicción a Internet...
  • En el tratamiento y seguimiento terapéutico en personas: enfermedades crónicas, apoyo a la prevención del suicidio, intervención en crisis o accidentes...

En todos estos casos la mejora se produce, además de por el trabajo terapéutico, debido a la facilidad en el seguimiento y contacto con el terapeuta a través de videoconferencia, e-mail, chat o teléfono.

Se ha demostrado que el paciente siente, al realizar este tipo de terapia, que el profesional realiza un seguimiento y atención adecuada, aunque se utilicen medios de comunicación que en la terapia presencial no se contemplan.

Por todo esto, la terapia a través de Internet y por teléfono se está revelando como una buena alternativa a la terapia tradicional.

Escrito por

Instituto de Psicología PSICOMED

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología online