Las fobias más raras

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Las fobias más raras que existen son múltiples y de lo más diversas. Sigue leyendo para descubrir los miedos más extraños.

11 dic 2017 · Lectura: min.
Las fobias más raras

Las fobias raras son miedos irracionales poco comunes que conllevan problemas como el malestar o la ansiedad y el estrés. Según el profesor de Robert J. Campbell, que clasifica en su libro Campbell's Psychiatric Dictionary más de 230 fobias:

"Una fobia es un tipo de desorden de ansiedad que consiste en un miedo excesivo, injustificable e irracional debido a la presencia o anticipación de un objeto específico o situación”.

Seguro que conoces las fobias más habituales como la acrofobia o el miedo a las alturas, el miedo a volar, la claustrofobia, la aracnofobia o la misofobia (el miedo patológico a los gérmenes), pero ¿sabes cuáles son las fobias más raras? Existen algunos miedos raros como la fobia al número 666, la talasofobia o la fobia a las palabras largas- debido a que afectan a menos personas o que, incluso, quienes la sufren no saben que la padecen.

Como verás, sus nombres pueden ser de lo más extraños ya que en la mayoría de los casos provienen del griego uniendo el nombre de lo que se teme con la palabra “phobos” que significa fobia o miedo. A continuación, te damos la lista de las fobias más raras aunque cabe apuntar que algunas de ellas aún no han sido reconocidas científicamente.

Lista de fobias raras que te sorprenderán

Nomofobia: miedo a dejarse el móvil

Este miedo es relativamente nuevo y en poco tiempo ha pasado de estar en las listas de fobias raras a ser una de las más habituales entre la población, especialmente los jóvenes. La nomofobia es el miedo a dejarse el teléfono móvil en casa y a estar un periodo de tiempo desconectado. En este caso, la palabra proviene del inglés “no-mobile-phone-phobia”.

Fagofobia: miedo a tragar

Quizá sea esta la menos extraña de todas las fobias que vienen después. La fagofobia es el temor que tienen algunas personas a tragar y a atragantarse con comida o bebida para acabar asfixiándose. 

Hexakosioihexekontahexafobia: fobia al 666

Basada en el libro del Apocalipsis en el que se afirma que el 666 es el número del mal, esta fobia rara rehuye de cualquier representación de esta cifra. Y no es que el miedo al 666 afecte solo a la gente de fe cristiana sino que se ha popularizado entre personas de diferentes religiones debido a su apología y generalización en las películas de terror. Una de las fobias raras más sorprendentes.

Araquibutirofobia: miedo a los cacahuetes y derivados

Tras esta palabra se esconde el temor irracional a los cacahuetes. Este miedo está entre las fobias más raras ya que incluye no solo consumir estos frutos secos, sino más concretamente sus derivados como la mantequilla de cacahuete. Es el terror a que nos dé reacción alérgica o a que la mantequilla se nos quede pegada al paladar.

Miedo a esperar

Macrofobia: miedo a esperar

La macrofobia es el desasosiego que sienten algunas personas en las esperas durante un tiempo prolongado en cualquier ambiente, ya sea en la cola del cine, en la caja del súper, en el banco… Se trata de una de esas fobias más raras que afectan a un número determinado de población.

Genufobia: miedo a las rodillas

Las personas que padecen genufobia se niegan a tocar o ver tanto las rodillas propias como las de los demás. Incluso evitan hablar de ellas. Es otro de los miedos extraños que recogemos en esta lista de fobias raras.

Cacofobia: miedo a la fealdad

Esta extraña fobia específica es altamente subjetiva y provoca un terror completamente irracional a la fealdad, ya sean objetos o personas que sean consideradas por quien lo padece como menos agraciadas.

Caliginefobia, Complejo de Licea o Venustrofobia: miedo a la belleza

Se trata del miedo raro contrario al anterior. Tras estas tres palabras se esconde la fobia a la belleza, sobre todo femenina. Se puede producir por contacto personal con mujeres bellas pero también mediante recuerdos, películas y fotografías.

Optofobia: miedo a abrir los ojos

Hay personas que cuando cierran los ojos temen abrirlos nuevamente. Esas personas sufren optofobia. Otra de las fobias raras relacionadas con los ojos es la omatofobia, que afecta al mirar de cerca los ojos o a no poder ni siquiera observar fotografías en las que aparezcan ojos en primer plano.

Miedo al dinero

Crometofobia: miedo al dinero

Aunque no lo parezca, hay personas que tienen miedo al dinero, quizá por los riesgos que entraña tener demasiado o por tener malas experiencias con él en el pasado. La fobia al dinero es rara pero también existe.

Eisoptrofobia o catoptrofobia: miedo al espejo

Otra de las fobias raras consiste en el temor a mirarse en el espejo. Las personas que padecen eisoptrofobia evitan pasar por delante de cualquier superficie que refleje su imagen, hasta el punto de que pueden sufrir ataques de pánico cuando se sorprenden al verse en un espejo o reflejo por casualidad.

Ostraconofobia: miedo al marisco

El temor a comer marisco también existe. Al margen de las intolerancias o alergias, esta afección se manifiesta al estar junto a este alimento. En algunos casos esta fobia rara a los crustáceos afecta incluso cuando los ven.

Lacanofobia: miedo a los vegetales

También es extraña, como la anterior, y en este caso se trata del miedo irracional a los vegetales, ya sean verduras o frutas. Las personas que la sufren no solo evitan comerlas a toda costa sino que no pueden ni tocarlas ni estar cerca de ellas. Padecer lacanofobia supone pertenecer a ese pequeño grupo de personas que sufren fobias raras en su vida diaria.

Catisofobia: miedo a sentarse

El temor extraño en este caso se manifiesta a estar sentado o a sentarse. Se trata de una de las fobias raras que limitan mucho los actos en sociedad y los quehaceres habituales de la persona. Además, hay quienes van más allá y sufren ansiedad incluso cuando se tumban, lo que suele acarrear problemas físicos, además de los psicológicos.

writing-1149962-1280.jpg

Escriptofobia: miedo a escribir en público

Quizá pueda estar relacionado con problemas de inseguridad o estar asociada a otra fobia. Las personas que padecen escriptofobia tienen miedo a escribir delante de otra persona, aunque solo se trate de estampar una simple firma.

Rabdofobia: miedo a las varitas mágicas

Aunque pueda parecer impensable, hay quien siente verdadero temor cuando ve una varita mágica, les genera ansiedad ver un hada con su varita o una imagen que la represente. Otro de los miedos sorprendentes en esta lista de fobias raras.

Eufobia: miedo a las buenas noticias

El terror a recibir malas noticias puede ser comprensible, pero lo que parece irracional e injustificado es sentirlo a las buenas noticias. Hay personas que tienen miedo a recibir buenas noticias lo que puede llegar a ser un problema.

Coulrofobia: miedo a los payasos

Una fobia que puede parecer común aunque no lo es tanto es la coulrofobia o el miedo a los payasos. También pueden tener terror a los mimos y a otros personajes disfrazados y con el rostro pintado. Afecta generalmente a niños pero los adultos la pueden padecer igualmente.

Penterafobia: miedo a las suegras

Aunque pueda parecer cómica, la mala relación con la suegra es un problema para las personas a las que le afecta. La penterafobia es cuando el miedo irracional a las suegras va más allá del rechazo o la disconformidad y se vuelve incontrolable. Es una de las fobias más raras pero puede aparecer tras algún suceso que haya dejado huella.

Fobofobia: miedo a sentir miedo

Uno de los temores más curiosos es el miedo a sentir miedo. Sobreviene al pensar en posibles situaciones que puedan causarnos temor o angustia y esto puede dar lugar a patrones de aislamiento por no ir a lugares o realizar actividades que no se consideren seguras.

miedo a las barbas

Pogonofobia: miedo a las barbas

Es otra de las fobias más raras y se basa en el temor a las barbas en general y a las personas con barba o abundante vello facial.

Falacrofobia: miedo a quedarse calvo

Es la fobia a quedarse calvo y se vive como una obsesión limitante. También se extiende al terror a las personas calvas. La sola presencia de una persona calva puede hacer entrar a que la sufre en un estado ansioso. Es más común en hombres pero también pueden tener falacrofobia las mujeres.

Caetofobia: miedo al cabello

El miedo contrario a la falacrofobia es la caetofobia y consiste en el temor al cabello generalmente de otras personas y/o animales. También se puede sentir fobia al propio cabello lo que supone un problema mayor. 

Turofobia: miedo al queso

Otra de las fobias más raras relacionadas con la comida es el miedo injustificado al queso, que no solo implica comerlo sino también tenerlo cerca y sentir su olor. Al sufrirlo suele condicionar la alimentación y los hábitos al salir a comer fuera ya que la inquietud porque este producto aparezca en cualquier momento siempre está presente.

Xantofobia: miedo al amarillo

Se trata de una de las fobias raras y supone un miedo injustificado al color amarillo. Hay algunos miedos a otros colores pero, dentro de la rareza, el amarillo es el más habitual.

Dendrofobia: miedo a los árboles

Los árboles y todo lo relacionado con ellos como ramas, hojas o raíces son la causa de este terror irracional que puede limitar en gran medida a la persona, especialmente en zonas rurales.

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: fobia a las palabras largas

Terminamos la lista de fobias raras con el miedo que tienen algunas personas a pronunciar y leer palabras largas y enrevesadas, sobre todo cuando están en público o delante de otra persona. Resulta curioso que el nombre de la fobia a las palabras largas sea precisamente una de esas palabras que a los afectados les cuesta decir.

Así pues, la lista de las fobias más raras puede ser interminable y quizás te sientas identificado con alguna de ellas. Si es así, estás a tiempo de buscar solución con alguno de los profesionales especialistas en fobias. Te escucharán y te propondrán el tratamiento o la terapia más adecuada.

psicólogos
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

Campbell, Robert Jean (2009). Campbell's Psychiatric Dictionary. Oxford University Press. pp. 375

Bourne, Edmund J. (2016). Ansiedad y fobias: Libro de trabajo. Ed Sirio (Málaga)

Hall, G. Stanley (1897). A Study of Fears. The American Journal of Psychology 8 (2): 147-249

Deja tu comentario