Los animales de compañía, una fuente de salud

El 80% de las personas que tienen una mascota la consideran una razón fundamental para levantarse por las mañanas. Esta es sólo una de las conclusiones que se extraen del primer análisis sob

29 AGO 2013 · Lectura: min.
Los animales de compañía pueden llegar a mejorar la situación emocional e incluso física de personas con determinadas patologías. Foto de Morguefile.

Quienes tengan alguna mascota en casa probablemente ratifiquen completamente esta afirmación: su animal de compañía les hace sentir mejor en muchos aspectos. De hecho, hasta en un 80% de los casos, supone una razón importante para levantarse cada mañana, según indica el primer análisis sobre el vínculo que se establece entre personas y mascotas -realizado por el Observatorio Fundación Affinity-.

En un 63% de los casos de dicho estudio, los dueños le cuentan a su mascota cosas que no le explicarían a nadie más. Un acto que podría derivarse del hecho que, tal y como especifica el 85% de los encuestados, sienten cómo su perro les consuela cuando lo necesitan.

Y no se trata de una sensación subjetiva, a juzgar por los resultados obtenidos por un grupo de psicólogos de la Universidad de Goldsmiths (Londres). En un estudio que han realizado recientemente se confirma que los perros son capaces de distinguir el llanto de una persona, por ejemplo, de una conversación casual o de un zumbido extraño. Una vez identificado, su instinto les lleva a acercarse de forma sumisa y buscar el contacto físico para mitigar su tristeza.

Esta conexión emocional es especialmente significativa en el caso de los niños y, tal y como especifica el análisis de la Fundación Affinity, el sentimiento es recíproco: 8 de cada 10 niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con su perro o su gato antes que con videojuegos y, en caso de sentir miedo o tristeza, acuden sin dudarlo a ellas para abrazarlas y refugiarse.

En esta misma línea, otra de las conclusiones obtenidas, es que los propietarios de los perros visitan hasta un 15% menos al médico. En el caso de los hombres, sus niveles de colesterol, tensión arterial y triglicéridos son más bajos, mientras que las mujeres mayores de 40 años con mascota mantienen una tensión más equilibrada.

Una posible justificación que comentan los expertos es que, al tener una mascota, los dueños están obligados a salir a la calle y, en consecuencia, pasean más, se relacionan más con otras personas y, en definitiva, realizan ejercicio diariamente.

De la misma forma, al acariciar a las mascotas y percibir su sosiego, la tensión arterial baja y se consigue que la persona se relaje.

De hecho, las terapias con animales -que generalmente se realizan con perros, gatos, caballos o delfines- se basan, entre otros conceptos, en que la fidelidad incondicional que demuestran estos animales, favorecen que cualquier persona, conocida o no, se sienta segura y aceptada.

A partir de ahí, y habiendo diagnosticado previamente la patología de quien inicia esta terapia, el vínculo que se puede llegar a establecer con el animal permitirá una notable mejora, o incluso la curación, de multitud de dolencias tanto físicas como psicológicas.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima