Acceso centros Añade tu centro gratis

Los cinco primeros años de vida de los niños, vitales para forjar su autoestima

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Un estudio publicado a comienzos de este 2016 ha evidenciado que a los 5 años los niños tienen ya configurada su autoestima de manera clara, lo que se reflejará en su edad adulta.

5 AGO 2016 · Lectura: min.
Los cinco primeros años de vida de los niños, vitales para forjar su autoestima

Investigadores del Instituto de la Universidad de Washington para el Aprendizaje y las Ciencias Cerebrales (I-LABS) han puesto de manifiesto la relación que existe entre la infancia de un niño y la formación de su personalidad, hasta tal punto de que la autoestima que tendrán en su edad adulta está ligada de manera importante a sus primeros cinco años de vida.

Dario Cvencek y Andrew Meltzoff publicaban, a comienzos de este año, en la revista Journal of Experimental Social Psychology, las primeras conclusiones de un proyecto de investigación que medía la autoestima en 234 niños de 5 años de edad de Seattle. Dicho artículo constata que a esa edad los menores ya cuentan con una valoración sobre sí mismos muy destacada. Estos resultados proceden de un trabajo en el que se ha empleado el Test de Asociación Implícita en edad Preescolar (PSIAT), una variante del empleado por Greenwald, que ha permitido conocer cuáles eran los valores y actitudes de estos niños.

De este modo, teniendo en cuenta la edad de los sujetos de la muestra, se emplearon pequeños distintivos en forma de bandera con los cuales los menores identificaban estos objetos con términos como «tuyo» y «no es tuyo». A través de la pantalla de un ordenador, los pequeños debían asociar la palabra «bueno» —feliz, divertido, bonito o bueno—, y «malo» —loco, desagradable o malo— con las banderas. Según los autores, se trataba de valorar el volumen de relaciones que establecían entre la palabra «bueno» y su distintivo.

Los resultados han planteado que a la edad de 5 años los pequeños presentan más valores positivos sobre ellos mismos que negativos, en función de la mayor asociación que establecían con el término «bueno».

Todo ello se relacionó con la identidad de género de cada niño y con su preferencia de género dentro de un mismo grupo, lo que permitió conocer que aquellos menores que presentaban una gran autoestima e identidad de género preferían a los de su mismo sexo en el seno del grupo.

La concepción que tienen los niños de sí mismos procede de casa

Este trabajo ha demostrado además que los valores que sobre el bien y el mal tienen los niños a esta edad temprana, así como la concepción que tienen sobre sí mismos, proceden del entorno familiar y configurará gran parte de su personalidad adulta. Parece evidente que la relación entre los pequeños y los miembros de su familia forja su autoestima, aunque los investigadores aún tienen que valorar qué factores son los que influyen en la creación de la misma.

Parece, por tanto, que la autoestima que ya presentan los niños a los cinco años les conferirá la concepción que tendrán sobre sí mismos y sobre su identidad en la etapa adulta, tanto de género como de grupo, configurando lo que serán sus rasgos de pertenencia al grupo, y por tanto, su conciencia social.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Raquel Rodríguez

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima