Acceso centros Añade tu centro gratis

Me siento un fracasado, un fracaso o inadaptado: como nos influyen las expectativas sociales

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Te ha pasado alguna vez que te has sentido un fracasado? ¿Has sentido que no cumples con lo que se espera de ti o deberías haber conseguido o ser? ¿Te has sentido inadaptado o poco digno?

10 JUL 2018 · Última modificación: 15 JUL 2018 · Lectura: min.
Me siento un fracasado, un fracaso o inadaptado: como nos influyen las expectativas sociales

¿Te ha pasado alguna vez que te has sentido un fracasado? ¿Has sentido que no cumples con lo que se espera de ti o deberías haber conseguido o ser? ¿Te has sentido inadaptado o poco digno? Y es que en nuestra cultura se espera que consigamos ciertos logros, seamos o nos comportemos de determinada manera, presionándonos continuamente: campañas de marketing, aprendizaje, o simplemente mediante la crítica, a veces incesante, de nuestros conocidos, familiares, u otras personas. En el post de hoy hablaré sobre aquellas expectativas que solemos utilizar para evaluarnos a nosotros mismos y los demás. Muchas veces usados para determinar si una persona es de valor o no (y que quizás conviene revisar).

Esta serie de expectativas culturales te pueden llegar a hacer mucho daño si crees que son necesarias poseerlas. Especialmente si las entiendes como características que dan valor a una persona. Esto puede provocar una hostilidad hacia ti mismo y los demás, especialmente si crees que debe ser así. Aquí tienes un ejemplo: Si tú crees que las personas deben ser trabajadoras, tendrás cierta aversión a aquellas que muestren un comportamiento holgazán. Y seguramente tu tampoco te permitas a ti mismo holgazanear e incluso descansar. ¡Pudiendo incluso poner en peligro tu salud o fustigándose por no poder mantener el ritmo!Lamentablemente nuestra sociedad refuerza una serie interminable de expectativas sociales, muchas veces no muy sanas y de consumo. ¡Incluso algunas pueden que sean imposibles de cumplir! Lo que nos puede ocasionar muchas veces malestar y sufrimiento. Siempre es un buen trabajo una reflexión de aquellas que son útiles, aquellas que no, cuales te conviene flexibilizar, cambiar o directamente abandonar. Aquí tienes una pequeña lista:

  • Tener un cuerpo escultural (90-60-90 para mujeres, con un pelo perfecto y abdominales marcaditos para los hombres)
  • Tener éxito en el trabajo, escalar puestos en la vida, ser una persona productiva, tener un rumbo definido en la vida.
  • Ser independiente en todos los aspectos de la vida.
  • Tener hijos y descendencia, tener una pareja estable que siempre este pendiente de mis necesidades.
  • Ser siempre puntual.
  • Sentirme cómodo al hablar en público y desenvolverme firme y seguro en cualquier situación social.
  • Ser el mejor amante que mi pareja pueda tener.
  • Tener muchos amigos en las redes sociales.
  • Estar completamente sano.
  • Poner siempre a los demás primero.
  • Tener coche y vivienda propia.
  • Ser capaz de compatibilizar mi carrera y mi familia, manteniéndolos a todos felices, cuidando de mis padres mayores y manteniendo mi casa ordenada; todo siempre con una sonrisa en la cara.

Y estos son sólo algunas, la lista es interminable. ¿Hay alguna que os gustaría que la sociedad promulgase y no lo hace? ¿Cuál es la expectativa que más problemas te da? ¿Hay alguna que crees que tendría que erradicarse? Puedes dejar tu opinión en los comentarios.

¡Nos leemos!

Escrito por

José Luis Miranda Psicólogo Psicoterapeuta

Ver perfil
Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Irene Cabo terol

    El daño que hacen estas expectativas a las personas que sufren de ansiedad y depresión, personas perfeccionista y poco flexibles, personas inseguras y que creen firmemente en la opinió de los demà antes que en la suya...

últimos artículos sobre autoestima