¿Mejor que ir a terapia?

Hoy en día gastamos dinero en muchas cosas materiales argumentando que son positivas para nuestro futuro pero ¿qué hay de nuestro desarrollo personal?

7 JUN 2010 · Lectura: min.
Invertir en terapia psicológica supone una mejora de la calidad de vida

La terapia es una buena inversión para sentirnos mejor en un futuro no muy lejano y para superar parte de nuestros problemas.

Nos bombardean a diario con publicidad agresiva y novedosa. Lo último: la marca de un coche presenta la consulta de un psicólogo (psicoanalista mejor, por aquello del diván) con las preguntas: ¿deprimido? ¿busca ayuda? De pronto el coche irrumpe en la consulta arrasándolo todo y termina con: mejor que ir a terapia...

En resumidas, ponga un coche en su vida y sus problemas desaparecerán. ¿Qué tendrá que ver el consumo y la imagen con la necesidad de introspección y de encontrar un camino de felicidad en tu vida?

Bueno sí, hay algo en común entre los dos: la inversión económica. A menudo, cuando una persona llega a la consulta comenta que venir una vez a la semana durante meses le supone mucho dinero.

Es aceptable pero hay una buena respuesta: la terapia es una inversión en tu propia vida. Es invertir dinero, tiempo y energía para ser más consciente de tus miedos, dudas, inseguridades o bloqueos y así ir entendiendo cómo se han ido formando esos problemas a lo largo de tu vida.

La terapia posibilita que se vaya conociendo mejor y desarrolle nuevas formas de resolver dificultades. Además aprenderá a escucharse y vivir su día a día más a gusto consigo misma y sin tanto sufrimiento estéril. Esto sí es una inversión de futuro ¿no?

Escrito por

Miriam Magallon

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal