Acceso centros Añade tu centro gratis

Mi hijo es transgénero

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Qué significa ser transgénero? ¿Qué hacer cuando tu hijo/a te dice que se siente del otro sexo?

26 JUN 2020 · Lectura: min.
Mi hijo es transgénero

Posiblemente alguna de las personas que lean este titular lo primero que se pregunten es que significa ser transgénero, pues bien es sencillo de explicar, se refiere a que la persona se identifica con un sexo distinto del que genéticamente y físicamente tiene.

Diferencias con otras situaciones

Si mi hijo me dice esto no se refiere a que sea gay, ni lesbiana si se siente mujer, o heterosexual, no es eso, sino que se refiere a que se siente como mujer pese a haber nacido como un hombre y viceversa. Tampoco es lo mismo que un hombre que practique el travestismo, es decir que disfrute de ser en momentos puntuales del sexo contrario al que ha nacido. Aquí tenemos un chico que se siente plenamente mujer, y se identifica como tal siempre y en todos los sentidos. Lo mismo podemos tener una chica que no es solo que sea masculina, sino que se siente total y plenamente hombre, pese a no tener los genitales correspondientes y tener pechos abultados, que serán incomodos para un hombre.

Qué hacer

Es importante en estos casos el papel de la familia y del entorno. No se trata de convencer a la persona, normalmente menores entre 10 y 20 años, de que están equivocados y que solo son sus manías o sus formas de ver el mundo un poco extrañas respecto de la media. Estas personas saben y sienten que es lo que quieren, y no podemos decirles que son “raros” o “especiales” porque no es así. Hay que respetar que hay una realidad genética que se equivoco a la hora de cruzar sus aparatos genitales con su mente, cometiendo un error, y colocando a la persona en un cuerpo que ahora le resulta extraño.

Efectos psicológicos

Esto, que podríamos llamar de alguna forma disformia, no es una patología, sino una realidad. La persona que lo esta pasando requiere cambios en su cuerpo que estén acorde con como se sienten. Para entender la presión emocional y psicológica que esto supone, solo tenemos que imaginarnos cada uno de nosotros como seria si una día nos levantamos con el sexo contrario al que tenemos, con el que nos sentimos cómodos, y no solo en una fotografía del FaceApp, que puede resultar muy divertido y nos reímos un rato, sino en un estado permanente, en que no te permiten identificarte con aquello que tu sientes que eres.

El entorno social

Fuente máxima de problemas para estas personas será el entorno social, la presión de los que no aceptan que uno pueda vivir como le de la gana, y que se empeñan en decidir cual debe de ser tu orientación, o incluso como debes de sentirte.

Todos tenemos la típica abuela o madre que te decía aquello de “no sé como este plato de comida no te gusta si esta buenísimo”. Esto nos molestaba, pero no dejaba de ser un intento de imposición sobre algo “inocuo”, que nos afecta mínimamente emocional o psicológicamente, por mucho que se repitiera cada vez que repetía el mismo plato. Pero si esto es referido a tu propio ser, a como te siente, esto es terrible.

Tengamos en cuenta que debemos de respetar al otro lo máximo posible, sea como quiera el ser y no como creamos que debe de ser.

Escrito por

Jaume Guinot Linkedin

Psicólogo nº colegiado: 17674

Su trabajo como psicólogo incluye también el trabajo de sexólogo y de hipnoterapeuta. Entre otros temas, se ha ido especializando en temas de adolescentes, parejas y adicciones. En los temas de sexología trabaja las dificultades o disfunciones sexuales. Dentro de la hipnosis actúa sobre la adicción al tabaco o adelgazar, pero también control de impulsos y ansiedad.

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre identidad sexual