Mi hijo escribe al revés

Si su hijo escribe al revés, se está produciendo la llamada “escritura espejo”.

4 JUN 2020 · Lectura: min.
Mi hijo escribe al revés

¿Qué es la escritura espejo?

Este término se utiliza cuando el niño escribe sobre el papel en la dirección opuesta a la que es usada por la mayoría, de tal manera que el resultado es una imagen espejo de la escritura habitual. Es decir, cuando los caracteres (números y letras) están invertidos.

El origen de la escritura espejo ha sido un misterio durante mucho tiempo, de hecho se hicieron varios estudios sobre este fenómeno sobre todo a lo largo del siglo XX, en los que predominaba que, aquellos niños que escribían en espejo eran zurdos. También es importante remarcar que casi todos los estudios realizados se hicieron con niños que escribían con la izquierda.

La visión actual lleva a otras conclusiones distintas, ya que, no siempre se produce en niños zurdos.

Además, se ha demostrado que este tipo de escritura suele ocurrir sobre todo en países cuyos idiomas principales se escriben con caracteres latinos (escritos de la izquierda a la derecha) y suelen invertir caracteres como la b, d, p, q o números como 1, 2, 3, 7 y 9, entre otros.

Actualmente, parece que las principales conclusiones sobre este fenómeno son la lateralidad del cerebro no definida o bien cruzada, que puede ser cuando el niño es zurdo o ambidiestro.

¿Mi hijo tiene un problema?

De entrada no debemos aventurarnos a pensar que es un problema, ya que, el cerebro elimina la orientación (izquierda o derecha) cuando registra imágenes, por lo que los niños aprenden de memoria la forma de los caracteres, pero no su orientación izquierda o derecha.

Este tipo de escritura es bastante común en los primeros años de aprendizaje de lecto-escritura, por lo que no es correcto considerar a un niño como disléxico o con un problema de discalculia por este hecho, ya que, los niños entre 4 y 7 años suelen invertir de forma natural algunos caracteres.

Tal como indican la mayoría de conclusiones actuales, apuntan a una falta de lateralidad, ya que, esta se inicia entre los 3 y 5 años y se termina de desarrollar hacia los 10 o 12 años.

Por lo que, para poder determinar si se trata de un problema se deberá realizar un análisis detallado, no solo de la lateralidad de la mano sino también del ojo, oído y pie para poder comprender que está ocurriendo.

¿Cómo puedo solucionarlo?

Para empezar, no debemos sorprendernos ni alarmarnos si vemos que nuestro hijo tiene este tipo de escritura, de forma que no le resulte una situación traumática, ya que, tal como hemos dicho, suele ser un tipo de escritura bastante común sobre todo en los primeros años de desarrollo.

Y luego, podemos reeducar la escritura corrigiéndola a través de diferentes actividades:

  • Ejercicios de relajación, psicomotricidad de percepción visual, coordinación viso-motora, orientación espacio-temporal, etc.
  • Realización de trazos rectos, curvos, líneas quebradas, onduladas, bucles grandes y pequeños, giros con desplazamiento a la derecha, realización de dibujos, etc.
  • Practicar la forma y direccionalidad de las grafías en el cuaderno presentando ayudas visuales como flechas, punteado, etc.
  • Realizar ejercicios “reparadores” como trabalenguas escritos con la grafía que les resulta problemática.
Escrito por

Psicóloga Eva Escribano

Ver perfil
Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Laura Gorrin Suare

    Mi hija tiene escritura de espejo con los números 3,5 y 6 sobre todo. También con "letras con barriga" (b, d,) aunque también la s que suele hacerla como un 2. Tiene 6 años, es diestra. Mi suegra también lo fue de pequeña, ¿podría ser algo hereditario? ¿Tengo que preocuparme? Gracias de antemano

últimos artículos sobre terapias familiares